Inicio ASP Dr. Aleix Prat (Solti): “Además de fármacos innovadores, las pacientes con cáncer...

Dr. Aleix Prat (Solti): “Además de fármacos innovadores, las pacientes con cáncer de mama metastásico necesitan innovación diagnóstica”

Presidente de SOLTI y jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínic de Barcelona

Innovación-diagnóstica

..Cristina Cebrián.
La llegada de terapias innovadoras que consiguen alargar la vida de los pacientes con cáncer de mama metastásico (CMM) está mejorando el abordaje de esta patología. Aun así, hay otros aspectos que también deben ir de la mano de esa innovación. Uno de ellos es la incorporación de la innovación diagnóstica, tal y como explica para iSanidad en colaboración con la Alianza Daiichi Sankyo | AstraZeneca el Dr. Aleix Prat, presidente de Solti, grupo académico de investigación en cáncer de mama.

El uso de diagnósticos biológicos, moleculares y genéticos permite dividir la enfermedad en subgrupos para los que pueden desarrollarse terapias específicas. De manera que, al igual que ya se han dado casos de éxito de cronificación en cáncer de mama metastásico HER2 positivo, con la innovación diagnóstica, los pacientes con subtipos de este cáncer podrían beneficiarse de terapias específicas para ellos.

¿Qué necesidades existen actualmente en torno al CMM para pacientes y para los profesionales sanitarios?
Hay muchísimas necesidades. El motivo es que la incidencia y, sobre todo, la prevalencia del cáncer de mama metastásico aumenta ‘por momentos’ y se necesitan diagnósticos más acertados, tanto en sangre como en el tumor. También se necesitan más tratamientos disponibles. Por otro lado, hay que tener en cuenta las necesidades de las pacientes derivadas de los tratamientos, de las complicaciones del cáncer y de todos los aspectos relacionados con su calidad de vida.

Hay que tener en cuenta las necesidades de las pacientes derivadas de los tratamientos, de las complicaciones del cáncer y de todos los aspectos relacionados con su calidad de vida

Para dar respuesta a todo esto se necesita más personal, no solo oncólogos médicos sino también otros especialistas como oncólogos radioterápicos, radiólogos, farmacéuticos y enfermeras de práctica avanzada, que tienen un papel muy importante en el día a día de estas pacientes. Por tanto, para dar cabida a todo esto hay que poner más recursos, más instalaciones, hospitalización y cuidados paliativos.

Muchos pacientes se quejan de las dificultades de acceso a nuevos fármacos en España, ¿qué soluciones se pueden dar a esta situación?
La llegada de nuevos tratamientos y un mejor diagnóstico biológico están empezando a dar resultados muy positivos y deben llegar lo antes posible a los pacientes. Por ejemplo, en cáncer de mama metastásico HER2 positivo empezamos a ver casos de éxito de cronificación de la enfermedad.

En los últimos años, también estamos viendo un aumento de la supervivencia con la llegada de nuevos tratamientos, aunque es cierto que todavía queda mucho por hacer. De hecho, el CMM sigue siendo una de las principales causas de muerte por cáncer en mujeres. Esperamos que las incorporaciones de nuevos fármacos para todos los subtipos del cáncer de mama metastásico vayan en una dirección positiva.

¿Por qué es importante que los oncólogos animen a sus pacientes a participar en ensayos clínicos?
No hay ninguna duda de que la incorporación de la innovación, tanto diagnóstica como terapéutica, se da gracias a la investigación. Y concretamente a la investigación clínica, que es la que nos demuestra si un tratamiento concreto o un diagnóstico específico aportan beneficios a las pacientes con cáncer de mama metastásico. Sin esa evidencia, no podemos avanzar.

Somos un país con una elevada tasa de participación en ensayos clínicos. Pero queda mucho por hacer, sobre todo, porque cada vez subdividimos más el cáncer de mama metastásico

Por ello, es clave que oncólogos y pacientes conozcan estos estudios y participen en ellos. Afortunadamente somos un país con una elevada tasa de participación en ensayos clínicos. Pero queda mucho por hacer, sobre todo, porque cada vez subdividimos más la enfermedad. El cáncer de mama metastásico ya no comprende solo los tres grupos biológicos, hablamos de muchos más. Por tanto, si queremos hacer estudios en estos subgrupos de pacientes que a lo mejor representan solo un 5% de los casos de cáncer de mama metastásico, solo lo haremos si aunamos fuerzas y todos participamos en estos ensayos clínicos.

También es importante remarcar que esta investigación está liderada, además de por la industria farmacéutica, por los grupos cooperativos sin ánimo de lucro, como SOLTI. En este sentido, los oncólogos participan, diseñan estudios clínicos que intentan responder preguntas a veces muy académicas con poco interés comercial, pero que siguen siendo preguntas clínicas tremendamente relevantes. Por tanto, la investigación clínica, tanto desde el ámbito privado como académico, tiene cabida, es necesaria y se debería potenciar. 

Con la llegada de nuevos tratamientos, ¿ve posible llegar a cronificar esta patología? ¿Qué más hace falta para lograr este objetivo?
En España tenemos un problema grave en cuanto al acceso a innovación diagnóstica y terapéutica, tanto en cáncer en general como en cáncer de mama metastásico. Por tanto, hay que poner énfasis en este tema y buscar medidas para que no se demoren nuevos métodos de diagnóstico y fármacos de alto valor y así puedan integrarse lo más pronto posible, sabiendo que también tienen que ser evaluados para demostrar su validez. Las actuales demoras en cuanto a fármacos de alto valor terapéutico son inaceptables.

En España tenemos un problema grave en cuanto al acceso a innovación diagnóstica y terapéutica, tanto en cáncer en general como en cáncer de mama metastásico

El cáncer de mama metastásico es, a día de hoy, una enfermedad incurable. ¿Se logrará, en un futuro cercano, conseguir tratamientos específicos para las metástasis de mama según las alteraciones genéticas de los tumores?
No hay ninguna duda de que, además de los fármacos innovadores, también va a ser clave la incorporación de innovación diagnóstica. En esta área se encuentran los diagnósticos biológicos, moleculares y genéticos que subdividen la enfermedad en diferentes grupos que son biológicamente relevantes y, al mismo tiempo, pueden beneficiarse de terapias específicas que solo funcionen para ese subgrupo de pacientes.

Sin duda, hay que seguir en esa dirección. Ya tenemos casos de éxito y, al tiempo que se innova en terapias, es clave innovar en diagnóstico. Así podremos cronificar esta enfermedad, alargar la vida de las pacientes y, algún día, incluso curarla.

Noticias complementarias