Inicio ASP La importancia de protocolizar procesos en odontología, una profesión al alza

La importancia de protocolizar procesos en odontología, una profesión al alza

En los últimos 11 años se ha producido el aumento de casi el 50% de profesionales de la odontología en nuestro país

protocolizar-procesos-odontología

..Redacción.
Cualquier trabajo en el que participan varias especialidades requiere de una planificación con el fin de optimizar tanto el tiempo como los recursos. En concreto, en el ámbito dental estos aspectos se vuelven aún más relevantes. Así, resulta fundamental tener un control absoluto de todos los pasos que requiere un tratamiento, desde que se recibe al paciente por primera vez hasta que finaliza el proceso. El número de dentistas ha aumentado un 43% en los últimos 11 años. El Dr. Jorge Ferrús, implantólogo, periodoncista y cofundador de la Clínica Dental Ferrus & Bratos de Madrid, destaca la importancia de protocolizar procesos en odontología y detalla cómo se debe organizar una clínica dental.

Actores de un tratamiento odontológico
De cara al paciente, en un tratamiento dental hay pruebas dentales que son necesarias realizar con el fin de obtener un diagnóstico preciso, junto a un plan adecuado y un resultado acorde a sus necesidades y exigencias estéticas. «Los profesionales de la odontología sabemos que hay mucho detrás de cada proceso dental, no solo a nivel de experiencia y técnica, sino de protocolos y cadenas de trabajo», señala el Dr. Ferrús.

Dada la necesidad de diferenciación y fidelización, es imprescindible establecer unos procesos y cadenas de trabajo correctamente planteados

Doctores, auxiliares, personal de recepción, protésicos de laboratorio y proveedores externos, cada uno tiene una función que desempeñar y es esencial que aparezcan bien reflejadas para que nadie se «pierda» en el proceso. «Para que el flujo de trabajo sea el adecuado y conseguir optimizar los tiempos, disponemos de diferentes organigramas que nos permiten estudiar cada una de las comunicaciones entre especialidades para agilizar procesos y mejorar la calidad del servicio», indica.

Fragmento del flujo de trabajo entre el laboratorio y los gabinetes en función del tratamiento dental.

Siguiendo con la planificación, el Dr. Ferrús apunta que un aspecto esencial es el tiempo. «Saber cuánto tiempo va a demorar la confección de un tratamiento, como por ejemplo una corona de zirconio, y cuántas citas van a ser necesarias resulta fundamental en una clínica», asegura.

Beneficios para el paciente y la clínica dental
El Dr. Ferrús destaca los puntos más ventajosos tanto para la clínica dental como para los pacientes. Una adecuada planificación, profesionales especializados y casos de éxito son necesarios para que se perciba la «diferenciación» de la clínica dental. Además, aportan una mayor reputación y confianza, al mismo tiempo que ayudan a optimizar los tiempos. Esta es una ventaja para el personal que desempeña su labor profesional en la clínica que tiene un mejor ambiente de trabajo. Realizar una buena planificación ayuda a la organización y control del equipo y evita experiencias negativas entre profesionales y con los pacientes.

Con una adecuada protocolización de todos los actores que participan en un tratamiento dental, se observan beneficios para el paciente y la propia clínica

En cuanto al paciente, se siente bien atendido y el tratamiento tiene mucho mejores resultados. «Cuando sabemos en cada momento el punto exacto del tratamiento, podemos predecir mucho mejor el resultado y disminuir el margen de error», subraya el Dr. Ferrús. Además, indica al tener claros los pasos a seguir hace que se cumplan los tiempos de espera e incluso se acorten, «consiguiendo un trabajo más efectivo». Finalmente, comenta que la calidad del servicio tiene un impacto positivo en los pacientes, que vuelven a la clínica donde han tenido una buena experiencia.

Noticias complementarias