Inicio ASP Dr. Javier Millán (Semes): Es incongruente que la especialidad de Urgencias en...

Dr. Javier Millán (Semes): Es incongruente que la especialidad de Urgencias en enfermería y medicina solo exista en ámbito militar

..Redacción.
El Dr. Javier Millán es jefe de Servicio de Urgencias de la Fe de Valencia. Además, es presidente de Semes en la Comunidad Valenciana y responsable de Relaciones Institucionales de la Junta Directiva Nacional de Semes. Con motivo del Día internacional de la Enfermera ha atendido a iSanidad para hablar de la especialidad de Urgencias en enfermería. El Dr. Javier Millán ha asegurado durante la entrevista que es necesario que el sistema sanitario se adapte a las necesidades que tienen los ciudadanos. “Esto pasa, sin duda, entre otras muchas cosas por la creación de la especialidad de enfermería y medicina de urgencias y emergencias”, asegura.

¿Qué es una enfermera de urgencias y por qué debería estar especializada?
El papel de la enfermera de urgencias es fundamental. Debe tener un perfil específico porque tienen que tener una gran capacidad de decisión. Tiene que tomar decisiones en momentos críticos y en entornos, a veces, complicados como son los accidentes con múltiples víctimas. Lo mismo pasa en el medio hospitalario en procesos tiempo dependientes. Además, tienen que tener una gran capacidad para trabajar en equipo, capacidad de liderazgo.

Dr. Javier Millán: “Una enfermera de Urgencias tiene que tomar decisiones en momentos críticos y en entornos, a veces, complicados”

La atención al paciente que vemos en los servicios de urgencias y emergencias requiere una perfecta coordinación entre todos los profesionales sanitarios. Y desde luego, capacidad para soportar, en ocasiones, elevados niveles de tensión o estrés. Vivimos en los servicios de urgencias y emergencias situaciones con una gran carga emocional para pacientes, familiares y a la que no somos ajenos, desde luego, los propios profesionales.

¿Por qué debería estar reconocida su especialización?
El reconocimiento ya lo tienen incluso en nuestro país. La especialidad de enfermería de urgencias y emergencias en operaciones existen en el ámbito militar desde el año 2019. Va un poco pareja a las especialidades médicas. En nuestro país, todas las especialidades de enfermería vía EIR tienen una formación específica, la mayoría dos años y van ligadas a las especialidades médicas.

La especialidad de Enfermería de Urgencias y emergencias en operaciones existe en el ámbito militar desde el año 2019

La especialidad primaria de Medicina de Urgencias y Emergencias existe ya en 29 países europeos y más de 100 en todo el mundo, en España existe también en el ámbito militar desde el año 2015. Ya existen en España 41 enfermeros especialistas y residentes de Enfermería de Urgencias y Emergencias en operaciones y tienen un cuerpo doctrinal propio. ¿Cuál es esta formación? Fundamental en los planes de cuidados y la atención al paciente con procesos tiempo-dependientes y manejo del paciente crítico. También en accidentes a múltiples víctimas y catástrofes donde además es fundamental el triaje rápido.

Son situaciones con una enorme carga emocional donde la organización y la coordinación es fundamental. También, en los centros de coordinación a través de la gestión de los diferentes recursos en el ámbito extrahospitalario, desde la atención a pacientes con accidentes de tráfico, politraumatizados de todo tipo, pacientes con síndrome coronario. El papel de la enfermera en urgencias y emergencias desde luego es, para nosotros, fundamental y relevante.

¿Cómo es la coordinación en los equipos asistenciales entre médicos y enfermeras?
Debemos trabajar en estrecha relación. Es decir, la formación de la enfermera es fundamental, igual que la del médico porque es una garantía de calidad para nuestros profesionales, sobre todo en esos momentos y en esas situaciones críticas, es una garantía de equidad. Trabajamos en estrecha coordinación cada uno con sus competencias y con sus roles. Pero, por ejemplo, en el medio extrahospitalario, donde trabajan en equipo un técnico, con un médico y con una enfermera de emergencias, cada uno tiene los roles y los papeles muy bien definidos y tiene que funcionar todo perfectamente engranado para que la atención sea una atención de calidad. Lo mismo ocurre en los servicios de urgencias donde la evolución tecnológica y la evolución de la atención en medicina y en enfermería ha sido espectacular en los últimos años.

La formación de la enfermera es fundamental, igual que la del médico porque es una garantía de calidad

Tenemos múltiples técnicas y procedimientos como la ventilación mecánica no invasiva, la oxigenoterapia de alto flujo, monitorización o procedimientos y técnicas de todo tipo en el manejo de pacientes crítico. Y por lo tanto, eso requiere una formación reglada y una formación homogénea.

¿Hay enfermeras que trabajan en urgencias que no son especialistas urgencias?
Sí, claro. En nuestro país, ninguna de las enfermeras que trabaja en urgencias tiene la especialidad de urgencias. Porque no está reconocida, en el ámbito civil. Como he dicho, está reconocido en el ámbito militar y existe la Enfermera de Urgencias y Emergencias. Pero ocurre lo mismo que con la especialidad de medicina. Está reconocida en 29 países de Europa, pero no está reconocida en nuestro país, en eso vamos por detrás. Pues de la misma manera, la especialidad de medicina de urgencias y emergencias no está reconocida desgraciadamente en nuestro país aunque tienen un cuerpo doctrinal y un ámbito de competencias muy bien definido.

Dr. Javier Millán: “La Especialidad de Urgencias y Emergencias en medicina está reconocida en 29 países de Europa, pero no está reconocida en España, vamos por detrás”

De hecho, el Consejo General de Enfermería ha solicitado el desarrollo de esta especialidad, en diferentes ocasiones a lo largo de los ultimos años, al Ministerio. Igual que la creación de la especialidad de la Enfermera en Cuidados Críticos.

¿Cómo ayudaría que estuviesen reconocidas tanto enfermería como medicina en ambos casos?
El reconocimiento sería fundamental para tener una formación homogénea, reglada, que siga las recomendaciones internacionales, de los países europeos. En Europa, la Unión Europea de médicos especialistas, aprobó junto con la Sociedad Europea de Medicina de Urgencias y Emergencias, un plan de estudios que está implantado en la inmensa mayoría, por no decir la totalidad de los países europeos, menos España, Portugal y Chipre. Entonces, es garantía la especialidad de una formación homogénea, reglada, que sin duda va a mejorar la calidad de la atención a nuestros pacientes. Además de una garantía para una adecuada gestión de los recursos humanos. Y esto, evidentemente es lo que intentamos transmitir a las autoridades competentes y al resto de la sociedad

El plan de estudios implantado en la inmensa mayoría de países europeos, menos España, Portugal y Chipre, mejora la calidad de la atención a pacientes

Cuando uno de nosotros acude a un servicio de urgencias por un servicio de salud, probablemente en uno de los peores momentos de su vida lo que quiere es que le atienda el mejor profesional posible, y esto pasa por una formación, insisto, reglada y homogénea y necesariamente por la especialidad. Las enfermeras especialistas, vía EIR, matronas en obstetricia y ginecología, tienen un periodo de formación de dos años, específica en esta materia. Cualquiera de las mujeres que atienden por un problema relacionado con el parto o con dinámica de parto, quieren que las atienda una enfermera formada específicamente para ello.

Es lo mismo en Urgencias. Existen numerosos procedimientos, técnicas, procesos en los que es necesaria una formación específica. Y esto solo se consigue a través de planes de formación reglados. En estos momentos, la enfermera que quiere formarse en urgencias y emergencias tiene que hacer después del grado de enfermería o bien un Máster o bien un título de experto o bien diferentes cursos de formación continua y continuada porque le gusta. Pero no existe una formación homogénea y reglada en nuestro país.

¿Hay un reconocimiento especial tanto de la profesión médica como enfermera de urgencias en la sociedad?
En la sociedad en general sí. Yo creo que la sociedad valora enormemente el trabajo que realizan las enfermeras y enfermeros de nuestros servicios. Igual que valoran el trabajo que realizan compañeros, los médicos por supuesto, pero también otros profesionales, celadores, Tcaes… Yo creo que la sociedad sí que lo reconoce, pero creo que la sociedad también demanda, en estos momentos y en el siglo XXI, debemos demandar profesionales con una formación de calidad a la altura que existe en otros países de nuestro entorno. Y hemos vivido unos años, que además han puesto de manifiesto diferentes carencias en el sistema sanitario.

Los servicios de urgencias y emergencias, tanto el personal de enfermería ha sido fundamental a la atención de los pacientes durante la pandemia, como por supuesto el personal médico. Hemos sido un poco la red de seguridad del sistema. Y yo creo que es necesario seguir avanzando y dar pasos en esta dirección. Es necesario una reforma del sistema sanitario, que incluya, desde luego, esto.

Después de haber sido recibidos por la presidenta del Congreso ¿está más cerca del reconocimiento de la especialidad?
A mi me gustaría pensar que sí. Desde luego, a mi no me cabe pensar que nadie que ocupe un puesto de responsabilidad y que ningún ciudadano esté en contra, insisto, únicamente de una formación reglada, homogénea y de calidad a la altura de las recomendaciones de nuestros países vecinos o como establecen las sociedades internacionales o recomienda la propia OMS. Yo creo que nadie puede estar en contra.

“Me gustaría pensar que estamos más cerca del reconocmiento de la especialidad de urgencias”

¿Estamos más cerca? Quiero pensar que sí porque quiero pensar que, como profesional sanitario y como ciudadano, nuestros representantes políticos, desde luego, también están a la altura. También van a necesitar en algún momento de su vida ser atendidos en un servicio de urgencias o emergencias, y cuando ese momento llegue, querremos tener a nuestro lado un profesional formado, ilusionado que sea capaz de ayudarnos en esos momentos.

La petición expresa de Semes, tanto a la ministra de Sanidad como al presidente del Gobierno, que son los que tienen la capacidad para legislar en esta dirección, que sean sensibles a las necesidades de la población y de una vez por todas establezcan los cauces legales para tener a profesionales con esa formación adecuada que se merecen nuestros ciudadanos.

Noticias complementarias