Inicio ASP Dra. Esther Holgado: «No se están cubriendo las necesidades de los pacientes...

Dra. Esther Holgado: «No se están cubriendo las necesidades de los pacientes porque el sistema está colapsado, en todas sus maneras»

Dra.-Esther-Holgado

..Redacción.
40 Jóvenes Profesionales.
La Dra. Esther Holgado es jefa del Servicio de Oncología Médica en el Hospital La Luz. Está especializada en el tratamiento de cáncer de mama y de tumores torácicos y del sistema nervioso central (SNC). Además de contar con una dilatada experiencia profesional  en diversos hospitales, es autora de varias publicaciones sobre inmuno-oncología y participa en el desarrollo de numerosas investigaciones clínicas. Para la Dra. Esther holgado, es urgente el desarrollo de un plan de acción que cuente con la participación de diversos actores y nos permita garantizar a largo plazo la viabilidad de un sistema de salud que a día de hoy «está colapsado y no está cubriendo las necesidades de los pacientes». 

El sistema sanitario está colapsado y no está cubriendo las necesidades actuales de los pacientes 

¿Cómo ha sido el día a día de una oncóloga durante la pandemia? ¿Ha cambiado la relación con los pacientes?
El día a día ha sido durísimo porque, primero, muchos de los especialistas, incluidos los oncólogos, tuvimos que irnos a la zona Covid para echar una mano con la vorágine que hubo de pacientes con Covid-19. Esto ya dejó a los servicios de oncología bastante mermados. luego, bastantes compañeros fueron contagiándose y eso hizo que los servicios estuvieran todavía más mermados.

Lo que ha ocurrido en oncología es que, en muchos servicios, hemos tenido que ser multifunción. Como sabéis, en oncología estamos muy especializados y a raíz de la pandemia hemos tenido que cubrir a otros compañeros y ver que pacientes con patologías oncológicas que no eran de nuestra especialidad. Igualmente, ha sido complicado para los pacientes porque, sobre todo al principio, estaban muy asustados y no querían venir al hospital. Además, los que venían se encontraban con los hospitales colapsados, los servicios de radiología saturados, etc. También hemos tenido que realizar consultas telefónicas, que en oncología no es sencillo, porque suelen ser pacientes frágiles, a los que tienes que dar malas noticias o a los que es necesario explorar. Ha sido una situación muy complicada.

¿Actualmente se ha vuelto a la normalidad o todavía se están viviendo las consecuencias de esta situación?
Actualmente se ha vuelto prácticamente a la normalidad en cuanto a la logística, aunque todavía hay compañeros que se siguen contagiando y hay que cubrir las bajas con personal disponible, que ya tiene una enorme carga de trabajo.

Según la Dra. Esther Holgado, lo maravilloso de la especialidad de oncología es que tenemos mucha parte de psicología y de contacto con el paciente.

En cuanto a los pacientes, la consecuencia más graves, de la que llevamos advirtiendo desde el inicio de la pandemia, ha sido el retraso en el diagnóstico y seguimiento de los pacientes oncológicos. Estamos viendo pacientes que han tardado mucho en acudir a consulta o que no se han hecho las revisiones cuando les tocaban, y nos encontramos con tumores en estadios más avanzados que requieren un tratamiento más complicado. Esta es la realidad que nos estamos encontrando en el día a día.

¿Cómo debe actuar el médico ante un mal diagnóstico o un paciente que recae?
Lo maravilloso de la especialidad de oncología es que no solo somos científicos, sino que tenemos mucha parte de psicología y de contacto con el paciente. Eso para los que nos gustan los pacientes es algo maravilloso. Personalmente, yo siempre les digo a los pacientes que nunca jamás miento en la consulta y que tampoco tengo posturas paternalistas de protección. Cuando un paciente recae se lo tienes que explicar, pero también es cierto que hay muchas maneras de darle información.

La información hay que darla siempre con certeza, pero también con empatía, hablando con el paciente y escuchándole para saber cuáles son sus preocupaciones, asegurarnos de que entiende cuál es el tratamiento y las expectativas, etc. Ninguno tenemos una bola de cristal y no sabemos cómo se va a comportar cada uno, pero, si un paciente recae sobre una enfermedad que es incurable, hay que decírselo. Afortunadamente, con los nuevos tratamientos, cada vez más pacientes viven con enfermedades oncológicas más tiempo y con mejor calidad de vida.

Con los nuevos tratamientos, cada vez más pacientes viven con enfermedades oncológicas más tiempo y con mejor calidad de vida

¿Está respondiendo el sistema a las necesidades que tienen los pacientes en la actualidad? ¿Cuál es la de la necesidad más importante que no se está cubriendo?
No se están cubriendo las necesidades de los pacientes porque el sistema está colapsado, en todas sus maneras. Es un sistema total y absolutamente colapsado, con listas de espera para pruebas radiológicas y unos tiempos que en patología oncológica no te puedes permitir.

A nivel económico, el sistema es insostenible tal y como está planteado y una de las consecuencias es que se está frenando la autorización de muchos tratamientos nuevos por motivos económicos. Ahora tenemos tratamientos más caros que, además, hacen que nuestros pacientes vivan más tiempo, y eso alguien lo tiene que pagar. Además, estamos deficitarios de médicos, de recursos de espacios… Por lo tanto, mi conclusión es que el sistema hace lo que puede, pero en absoluto está cubriendo las necesidades de los pacientes.

Dra. Esther Holgado: «Dentro de 10 años me veo atendiendo a pacientes, que es lo que más me gusta en este mundo»

¿Cómo se imagina el SNS en el futuro? ¿Qué cosas se pueden aprovechar y cuáles habría que cambiar?
La parte positiva de nuestro sistema sanitario es que da cobertura a todo el mundo y eso es algo que debe valorarse muy positivamente. El problema es que también es insostenible. La medicina no es gratis, y no solo que no es gratis, sino que cada vez es más cara. Habría que hacer un plan de acción para ver cómo se va a cubrir este incremento de los costes en los tratamientos. El problema es que no se está haciendo. Los gobiernos cambian cada cuatro años y cada uno va dejando a los problemas al que viene detrás. Y el tiempo pasa y nos encontramos con tratamientos cada vez más caros, con tecnología cada vez más cara y con los médicos cada vez más saturados. Un claro ejemplo es lo que está pasando ahora en atención primaria. Si no se toman medidas drásticas en un futuro próximo faltará personal sanitario y los tratamientos serán impagables.

¿El rediseño que necesita el sistema es una cuestión de política, de los profesionales, de los economistas?
En esta cuestión tenemos que arrimar todos el hombro, porque la sanidad es de todos. Los políticos tienen mucho que hacer, muchísimo, desde luego mucho más de lo que hacen, porque al final son los que tienen la sartén por el mango.

Por supuesto, las reformas se deben hacer escuchando a los economistas y escuchando a los profesionales. Para eso existen también las sociedades médicas. Concretamente, desde la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) se viene advirtiendo desde hace tiempo del colapso del sistema y de la necesidad de tomar medidas para hacer viable el sistema.

Noticias complementarias