Convocada la quinta edición de las becas Gilead para proyectos de microeliminación en hepatitis C y epidemiología en hepatitis D

El presupuesto de este año aumenta un 40% hasta los 350.000 euros, 300.000 para hepatitis C (VHC) y 50.000 para proyectos de epidemiología en hepatitis D (VHD), con un máximo de 30.000 euros por proyecto

hepatitis-A

..Redacción.
Gilead Sciences ha lanzado, en colaboración con la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH), la quinta edición de sus becas Gilead para proyectos de microeliminación en hepatitis C, que este año presenta como novedad la inclusión de un fondo adicional para proyectos de epidemiología en hepatitis D. Las becas estarán dotadas con 350.000 euros, 300.000 para proyectos de VHC y 50.000 para proyectos de VHD, con un máximo de 30.000 euros por proyecto.

En las cuatro ediciones anteriores, la colaboración de Gilead y AEEH ha permitido la financiación de 32 proyectos con unas ayudas totales de 765.000 euros. Seis de estos proyectos se desarrollaron en 2018, siete en 2019, nueve en 2020 y diez en 2021. Las becas concedidas han promovido y dotado de recursos a ocho proyectos de microeliminación dirigidos a población general; otros ocho a población psiquiátrica; seis a usuarios de drogas por vía parenteral; cuatro a población vulnerable/sin hogar; dos a población inmigrante; y uno a las poblaciones de hombres que practican sexo con otros hombres, pacientes de urgencias, población reclusa y pacientes postcovid.

En sus cuatro ediciones anteriores, las becas Gilead han permitido la realización de 32 proyectos de microeliminación con una financiación de 765.000 euros

Además, todas estas becas están ampliamente distribuidas geográficamente por diferentes regiones y hospitales o instituciones sanitarias. Madrid ha sido la Comunidad en la que más proyectos se han desarrollado en el marco de este programa (nueve en total), seguida de cerca por Andalucía y Cataluña (ocho, cada una). En la Comunidad Valenciana se han desarrollado dos y en Galicia, Aragón y Castilla y León se han desarrollado uno en cada una.

La hepatitis C es un importante problema de salud pública por su incidencia, morbimortalidad y costes sanitarios. No existe ninguna vacuna frente a la hepatitis C. Sin embargo, se cuenta con un tratamiento basado en antivirales de acción directa que cura la enfermedad en casi el 100% de los casos. La estrategia mundial del sector de la salud contra las hepatitis víricas, definida en mayo de 2016 por la OMS con el objetivo último de eliminar las hepatitis víricas como problema de salud pública, estableció como metas mundiales para 2030 la reducción de las nuevas infecciones por virus de las hepatitis en un 90% y la mortalidad por las enfermedades que causan en un 65%.

Gracias a estos proyectos se han desarrollado experiencias exitosas de evaluación en poblaciones con factores de riesgo o en situación de riesgo

España, referente internacional en el tratamiento de la hepatitis C
Tanto en el cumplimiento de estos objetivos establecidos por la OMS como en el desarrollo de las estrategias recomendadas para lograrlos, España es un referente internacional. En este sentido, es el país del mundo que más pacientes por millón de población ha tratado y curado: más de 152.000 en total. Esto nos ha convertido en el segundo candidato a eliminar esta enfermedad, solo por detrás de Islandia.

Con estas cifras, el objetivo de la eliminación está mucho más cerca y puede ser una realidad en nuestro país antes de 2030. No obstante, para ello sería preciso identificar, diagnosticar y empezar a tratar a las personas que tienen hepatitis C y no lo saben y hacerlo además en los estadios iniciales para evitar que la enfermedad evolucione y su abordaje sea más complicado, además de evitar la trasmisión y nuevos contagios. Muchas de esas personas pertenecen a grupos de población específicos y en situaciones de riesgo, y en ocasiones de colectivos vulnerables con dificultades de acceso al sistema. Así, los programas de microeliminación para los que se conceden estas becas resultan fundamentales para avanzar en el objetivo de acabar con este problema de salud pública.

España es el país del mundo que más pacientes con hepatitis C por millón de población ha tratado y curado

«La microeliminación de la hepatitis C en grupos vulnerables y focos primarios, principalmente inmigrantes, usuarios de drogas, internados en centros penitenciarios y hombres que practican sexo con hombres, es, a día de hoy, un pilar fundamental en la estrategia de eliminación, como recoge la propia Estrategia de Cribado del Ministerio de Sanidad y avalan los consensos y guías de la AEEH, de ahí la importancia y utilidad de estas becas de Gilead, que esperemos incentive la involucración de los hepatólogos y sus equipos en el desarrollo de proyectos innovadores que permitan avanzar en el objetivo de la eliminación», ha afirmado el Dr. José Luis Calleja Panero, presidente de la AEEH.

Por otra parte, la hepatitis delta crónica es una enfermedad potencialmente mortal que solo afecta a personas con el virus de la hepatitis B (VHB). La coinfección con el VHD conduce a una enfermedad hepática más grave que el VHB por sí solo. Asimismo, se asocia con una progresión más rápida a la fibrosis y cirrosis hepática y un mayor riesgo de cáncer de hígado y muerte.

La microeliminación de la hepatitis C en grupos vulnerables y focos primarios es un pilar fundamental en la estrategia de eliminación

Se estima que al menos 12 millones de pacientes en todo el mundo están coinfectados con VHD y muchos no son diagnosticados como consecuencia, en parte, del conocimiento limitado de la enfermedad y la histórica falta de tratamientos efectivos. Esto hace que sea menos probable que los médicos realicen pruebas para detectar la enfermedad, existiendo una necesidad médica no cubierta y siendo necesarios proyectos de investigación en esta área. «La generación de conocimiento científico, su difusión y aplicación a la actividad asistencial es un elemento clave para lograr la mejora de las condiciones de vida de los pacientes», ha señalado Marisa Álvarez, executive director, medical affairs de Gilead en España.

«Estas becas son una muestra del compromiso de Gilead con el apoyo continuo a los investigadores y pacientes. Por ello, hemos incluido este año la hepatitis D (VHD) como nueva línea de investigación para la inscripción de proyectos y hemos incrementado un 40% la cuantía de las becas en esta quinta edición, de 250.000 a 350.000 €, con la esperanza de que se desarrollen proyectos de investigación y microeliminación que sirvan de ayuda para el control, y posterior eliminación, de estas enfermedades», ha concluido.

 Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Economía

Accede a iSanidad

Síguenos en