Inicio ASP Juan Pablo Núñez: «En Uniteco la mayor apuesta está en tecnología y...

Juan Pablo Núñez: «En Uniteco la mayor apuesta está en tecnología y capital humano»

..Redacción.
..40 Jóvenes Profesionales.
Juan Pablo Núñez es corredor de seguros y cuenta con un Máster de Dirección General en IESE Business School. Tras una dilatada trayectoria en la compañía, desarrolla actualmente sus funciones como CEO de Uniteco Profesional, correduría líder en seguros para el sector sanitario. Aunque reconoce que la situación actual es muy complicada para la fuerza profesional de la salud en nuestro país, quiere hacer saber que «en Uniteco siempre nos hemos preocupado y nos preocuparemos por ellos. La máxima ocupación de Uniteco es que puedan ejercer su profesión tranquilos». 

¿Cómo era el día a día del CEO de Uniteco, una compañía que tiene en su ADN defender al médico, en plena pandemia?
El día a día fue indescriptible. Pasamos de unas 3.000 llamadas a superar las 30.000. El desconocimiento sobre el Covid-19 existía no solo a nivel clínico, también nivel legal. El sector asegurador entró en shock, que no en pánico. Las decisiones que tomé, y que en toda mi organización adoptaron de manera individual, fueron determinantes.

Juan Pablo Núñez: «Los últimos años han supuesto un gran cambio en el mercado asegurador, y la responsabilidad civil no podía ser menos»

La primera medida que tomamos, que hubiera sido imposible sin la ayuda de todos los empleados, fue estar al teléfono en jornadas maratonianas para escuchar a las decenas de miles de médicos y profesionales que nos llamaban angustiados, llorando, desesperados, solos… fueran, o no, clientes. Tocaba ser el hombro en el que encontraran consuelo en todos ellos, comunicándoles que hicieran todo lo que pudieran, que no se preocuparan por temas legales, que aquí estábamos y que, al igual que ellos estaban dándolo todo, nosotros también.

La segunda fue aprobar partidas presupuestarias enormes con las que simplificar todos los trámites que pudieran hacernos perder tiempo. También, incorporamos a nuestros servicios un equipo de psicólogos, expertos en estrés postraumático y en guerras, para ponerlos a disposición de los sanitarios. Las discusiones y negociaciones con las compañías para que no cerraran la capacidad, ni excluyeran, fue enorme. Aunque nada comparado con lo que estaban sufriendo los médicos. Al final, el sector sanitario nos recompensó: más del 98% de nuestros clientes nos volvieron a elegir para su póliza de RC.

¿Se están viendo cambios en la necesidad de protección de los médicos por culpa del Covid-19?, ¿hay cada vez más conciencia de la importancia de las reclamaciones a los médicos?
Por supuesto. En estos dos años hemos visto que el Covid-19 ha generado grandes cambios y necesidad de adaptación en prácticamente todos los ámbitos de nuestra vida, y éste no podía ser menos. Fundamentalmente, hemos apreciado un cambio de tendencia por especialidad. Neumología, medicina interna, medicina intensiva o geriatría, que no eran especialidades con elevada tasa de incidencia, han tenido un crecimiento anormal.

Sobre la concienciación acerca de las reclamaciones, creo que cada vez hay más especialmente entre los buenos médicos. Quien hace avanzar la medicina sabe que no puede conseguirse sin asumir riesgos, y esto ha ayudado mucho a que, poco a poco, deje de ser un tema tabú hablar de las reclamaciones que reciben los facultativos.

Juan Pablo Núñez: «No es normal, ni justo, que miles de profesionales concatenen con cientos de contratos de días o semanas»

¿Están cambiando las cantidades que se reclaman y el número de reclamaciones? ¿Todos los profesionales recibirán reclamaciones a lo largo de su vida profesional?
Sí, y a un ritmo más elevado de lo que debería. Por eso, es fundamental trabajar en poner barreras de entrada a estas reclamaciones. Hoy en día, cualquier médico recibirá entre 3 y 11 reclamaciones aproximadamente en su vida laboral, según especialidad. Pero viendo la tendencia, en 40 años estarán por encima de 13 siniestros.

La prevención es la única forma de frenar esta tendencia, por eso la formación en derecho sanitario es fundamental. Tener claro cómo elaborar y tratar la historia clínica, los consentimientos informados… algo tan sencillo, pero a la vez tan importante como eso, puede reducir drásticamente la entrada de reclamaciones.

¿Estas reclamaciones pueden afectar al patrimonio o la carrera de un médico? ¿Qué tiene que pedirle un profesional sanitario a su seguro de responsabilidad civil?
Sin una buena protección, las reclamaciones pueden afectar directamente al patrimonio del médico. Sobre todo si, por ejemplo, la indemnización interpuesta supera el capital contratado en el seguro o éste no lo cubriera. De igual manera, una reclamación puede apartar a los profesionales, temporal o definitivamente de sus carreras. Un seguro no deja de ser un acto de fe, es decir, un cliente paga por anticipado un dinero únicamente con la esperanza de que, si tiene un problema que afecte al seguro por el que está pagando, la compañía aseguradora pagará.

Cualquier médico recibirá entre tres y 11 reclamaciones aproximadamente en su vida laboral

La palabra seguro viene del latín securus que significa tranquilo, seguro, aquello que está alejado de cuidados y preocupaciones, lo que proporciona pues tranquilidad. Esa tranquilidad es lo que un profesional, independientemente de su ámbito de trabajo, necesita para poder mantener un equilibrio entre 2 aspectos del día a día de
cualquier persona: el plano profesional y el plano personal (familia, amigos, etc.).

El sector asegurador, históricamente, no ha sido uno de los más valorados entre los españoles. De hecho, si miramos la situación del sector hace 15 años y comparándola con la situación actual, podemos ver una reducción drástica de los actores. Esto ha redundado en profesionalidad y especialización que, a su vez, afecta finalmente en  una mayor calidad del servicio ofrecido y termina siendo tranquilidad para el asegurado.

Adicionalmente, hay determinados aspectos a tener en cuenta que pueden aumentar esa tranquilidad. Por ejemplo, la cesión de nuestros riesgos a profesionales especializados e independientes de la aseguradora final. Así,  el cliente no tiene que preocuparse, si se diese el caso, de tener que litigar con la aseguradora. Esta función se deja, por ejemplo, a un mediador, y así el asegurado pueda seguir centrado en lo que de verdad importa: su trabajo y su vida personal.

Según Juan Pablo Núñez, los seguros deben ajustarse a las nuevas necesidades y tecnologías

¿Cuál debe ser el futuro del seguro de responsabilidad civil? ¿Cuándo y cómo debe llegar?
Un futuro más especializado, más tecnológico y en el que todos los actores tengamos la información, debida y necesaria, para poder adecuar nuestras necesidades a la mejor opción. Los últimos años han supuesto un gran cambio en el mercado asegurador y la responsabilidad civil no podía ser menos. La necesidad de avances tecnológicos cada vez apremia más, porque la pandemia ha acelerado esta carrera. Y de la misma forma, los seguros deben ajustarse a las nuevas necesidades que hemos ido viendo de cara a la protección de los profesionales.

¿Cómo ve su situación profesional y la de Uniteco dentro de 10 años?
Mi situación personal no la veo muy diferente en 10 años, salvo que mis hijos ya estarán en la universidad. Uniteco, en 10 años, estoy seguro y convencido de que seguirá liderando el aseguramiento del sector sanitario en España y en Ecuador. Dentro de una década, estaremos en varios países más y el crecimiento inorgánico será una normalidad.

¿Qué se le puede pedir a las administraciones para que ayuden a que el médico se pueda centrar exclusivamente en su trabajo, sin miedos a reclamaciones?
Aquí prefiero pronunciarme a titulo personal y no como CEO. Una de las cosas más importantes es el tema laboral. No es normal, ni justo, que miles de estos profesionales concatenen cientos de contratos de días o semanas. Solucionar este problema haría mucho por tranquilizar a todo el sector y aumentar el gasto en sanidad es clave.

Noticias complementarias