Inicio ASP La formación práctica, el mapa de riesgos y la información al paciente,...

La formación práctica, el mapa de riesgos y la información al paciente, claves de seguridad en las organizaciones sanitarias

mapa-riesgos-seguridad

..Redacción.
La calidad y la seguridad en la asistencia sanitaria depende de multitud de factores. Los expertos congregados en La VII Jornada de Calidad en torno a la Seguridad Integral en las organizaciones sanitarias coincidieron en la importancia de la formación práctica, la elaboración de un mapa de riesgos y la información al paciente. El encuentro estuvo organizado por ASPE con el apoyo de Gestiona y Suma Salud. El presidente de ASPE, Carlos Rus, ha destacado “la importancia que tiene la calidad en todos y cada uno de los eslabones que componen la asistencia sanitaria” y su especial relevancia “de cara a los ciudadanos”, que son quienes reciben la atención médica. 

Pedro Hernández, presidente de la Comisión de Calidad de ASPE, ha recordado que “estamos tratando con pacientes, personas que sufren, en situaciones difíciles, y tenemos que dar lo mejor de nosotros mismos para contribuir a su recuperación”. Por ello, en su opinión, la sanidad privada ha de esforzarse en mostrar “ese valor que hace que un paciente nos elija”.  

El mapa de riesgos, imprescindible en el proceso asistencial
La apuesta por la calidad tiene un impacto en el bienestar de los pacientes. Carlos Fernández Herreruela, presidente de la Asociación Española de Gestión de Riesgos Sanitarios (Aegris), ha asegurado que “con el aumento de la calidad y la seguridad del paciente los riesgos se disminuyen”. El experto ha identificado asimismo la cirugía general, la traumatología y la obstetricia como tres de los procesos críticos que implican más riesgos. Para Fernández Herreruela, “un mapa de riesgos obliga a los profesionales a trabajar juntos y esto crea equipo, los equipos crean seguridad. Esto se traduce en calidad, sin lugar a dudas”.

mapa-riesgos-seguridad

Fernández Herreruela: “un mapa de riesgos obliga a los profesionales a trabajar juntos y esto crea equipo, los equipos crean seguridad»

Respecto a la seguridad y mejora en la medicación, el Dr. Francisco de Asís López Guerrero, director de Calidad y jefe del servicio de Farmacia de Ribera Hospital de Molina, ha puesto el foco en la metodología AMFE (análisis modal de fallos y efectos) para la prevención de riesgos laborales. “Las organizaciones sanitarias son muy complejas, con muchos procesos y es muy fácil que haya errores. Trabajando sobre el proceso podremos tener una calidad asistencial muy alta”. En esta línea ha aludido al trabajo de un equipo médico multidisciplinar y ha mencionado el patrón LEAN. “Los trabajadores son los que hacen la calidad, que cada uno se convierta en un control de calidad y no deje pasar una cosa mal hecha permite una mejora continua”, ha destacado. 

Por su parte, el director médico de Hospital HLA Moncloa, el Dr. Carlos Zarco, también ha recalcado que en la seguridad de procesos intervienen muchos factores que no son asistenciales. “Mas allá de la seguridad del paciente, es la seguridad del proceso. Si por lo menos conoces bien el proceso puedes ver donde están tus errores e ir mejorando”, ha insistido, ya que “una actividad humana siempre conlleva riesgos”. De igual modo ha señalado la importancia de “elaborar un mapa de riesgos para saber dónde estás y donde tienes que actuar. A veces damos por hecho que es lo asistencial y no es así”, ha advertido. 

El Dr. Carlos Zarco, también ha recalcado que en la seguridad de procesos intervienen muchos factores y apuesta por un mapa de riesgos

En lo relativo a la seguridad en control y prevención de infecciones, Mauricio Losa, gerente de Innova Ocular, ha presentado los resultados del Indicador de lavado de manos en centros integrantes de la Comisión de Sanidad de ASPE. Un 82,8% hacía correctamente el protocolo de lavado de manos. Se trata de “resultados exitosos donde se demuestra que los profesionales están muy comprometidos con los protocolos de prevención de la infección”, ha subrayado Losa. Y es que para este experto en la mejora de los procesos, “formar y capacitar a los profesionales de manera práctica, con simulacros de casos reales de lo que puede suceder, es clave”.

Los especialistas han coincidido en que hay que fomentar la cultura de la prevención para hacer cada vez análisis de riesgos más completos. Resulta clave en este sentido el papel de las administraciones y la voluntad política.

Prioridad a la prevención e información al paciente
Para abordar la seguridad jurídico-legal, Ofelia de Lorenzo, del bufete De Lorenzo Abogados, ha puesto el acento en dos aspectos prioritarios. De un lado: “La formación en derecho sanitario es absolutamente necesaria, conocer las obligaciones y los derechos de los pacientes para no cometer errores por desconocimiento”. Y, por otro, “el cambio de cultura, la transparencia, sentarse con el paciente y darle las explicaciones oportunas”.

Los especialistas han coincidido en que hay que fomentar la cultura de la prevención para hacer cada vez análisis de riesgos más completos

La responsable corporativa de Mantenimiento en Ribera Salud, María del Carmen Vivancos, ha explicado que la triple función del departamento de Mantenimiento “es vigilar que se cumplen las tareas, realizar una gestión documental y mantenerse actualizado en los cambios normativos que aplican a las instalaciones”.  Esto último, ha reconocido, “no es fácil, pero hay vías como mantenerse al día con las empresas industriales; las herramientas automáticas que hay que se utilizan a tal efecto (son una fuente muy válida de actualización de infraestructuras) y también las acreditaciones de calidad (ISO, Joint Commission)”. A través de ellas, “un auditor certifica que has cumplido, lo cual es una vía muy válida”.

Rubén García, director de Prevención Técnica en Aspy Prevención (Grupo Atrys) ha clasificado los riesgos en tres tipos: los evitables o problemas que tienen solución; los monitorizables, riesgos que, aunque estén controlados van a perdurar y requieren una monitorización periódica; y los no evitables, que solo dependen del factor humano el evitarlos. Y para estos últimos, señala, “la forma de controlarlos y evitarlos es la formación. El trabajador tiene que conocer los riesgos con los que trabaja”. A este respecto ha añadido que “cada vez más la salud psicosocial del trabajador y el envejecimiento de las plantillas son aspectos importantes”. 

Yolanda Herreros: “Calidad es todo: humanización, experiencia del paciente y seguridad de las infraestructuras

Para cerrar la mesa de debate, y respecto a los estándares de calidad, Yolanda Herreros ha afirmado que “calidad es todo: humanización, experiencia del paciente y seguridad de las infraestructuras”. En su opinión, “el problema de implantar normas nuevas es la resistencia al cambio pero el covid nos ha demostrado que estamos en un constante cambio y los sistemas de calidad lo que nos aportan es la mejora continua”.

Implicación de ASPE en el Plan Nacional de Resistencia a Antibióticos
La directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, María Jesús Lamas Díaz, ha detallado la Estrategia Nacional del PRAN (Plan Nacional Resistencia Antibióticos) para impulsar los Programas de Optimización del uso de los Antibióticos (PROA). “Hay más de 4.000 fallecidos al año por enfermedades multirresistentes en nuestro país”, ha advertido, por lo que “tenemos muchos motivos para pensar en planes nacionales, como responsables sanitarios y de gestión esto nos concierne”.

En el marco del enfoque OneHealth y con mención al primer PRAN que se puso en marcha en 2014-2018, Lamas ha agradecido la incorporación de ASPE a esta tercera edición. “Éramos conscientes que teníamos que abordar la parte privada y trabajar con ASPE ha sido un alivio, y la manera de llegar a un sistema, en definitiva”, ha añadido.

Noticias complementarias