Inicio ASP Las otras consecuencias del Covid-19: subieron las muertes por eventos cardiacos agudos...

Las otras consecuencias del Covid-19: subieron las muertes por eventos cardiacos agudos y la atención urgente se retrasó 69 minutos

covid-19-eventos-cardiacos

..G.M.
En dos años de pandemia de Covid-19 las muertes de personas ingresadas por eventos cardiacos agudos aumentaron un 17% y los hospitales cifran en un 22% la caída de ataques cardiacos graves. En todo el mundo cayeron las operaciones del corazón un 34% y se implantaron la mitad de dispositivos electrónicos como los marcapasos. Además, las personas que sufrían un ataque cardiaco grave esperaban un promedio de 69 minutos más en recibir asistencia médica. Son los «daños colaterales» del Covid-19 que analiza un metaanálisis publicado este martes en la revista European Heart Journal (EHJ).

Las muertes en personas hospitalizadas por eventos cardiacos graves aumentaron un 17% en dos años de pandemia de Covid-19

En realidad, los investigadores señalan que no es que disminuyeran los ataques al corazón y las insuficiencias cardiacas, sino que, sencillamente, los pacientes no acudían al hospital para recibir ayuda. Los hospitales estaban colapsados y no podían ofrecer el mejor tratamiento y de la forma más rápida a los pacientes que sí llegaban. Incluso, en algunos países, no podían admitirlos en los hospitales.

El estudio describe una «disminución global sustancial» de los ingresos hospitalarios de personas con enfermedades cardiovasculares. Las personas que asistieron al hospital con una forma menos grave de ataque cardíaco fueron un 34% menos que antes de la pandemia. De forma más acusada, ocurrió en los países con ingresos medios y bajos. En Pero también se dieron en países con mayores ingresos; un estudio en la fase inicial de la pandemia en Reino Unido reveló que las personas que moría en el hogar por eventos coronarios agudos fue de un 31%, siete puntos por encima de la cifra esperada.

Un metaanálisis describe «el daño colateral» del Covid-19 en la atención a pacientes con problemas cardiacos

Estos resultados son fruto del trabajo de un grupo internacional de investigadores, coordinados en la Universidad de Leeds (Inglaterra). Han analizado 189 artículos de 48 países, entre ellos España, que incluyen datos desde enero de 2019 hasta diciembre de 2021. Los investigadores advierten que los datos de países de ingresos bajos y medios «son escasos» y sus hallazgos «minimizan el verdadero impacto» de la interrupción de los servicios cardíacos por el Covid-19 en estos países.

El estudio ofrece la primera evaluación global sobre cómo hicieron frente a la pandemia los servicios cardiovasculares. La revisión sistemática de estos estudios ofrece datos sobre menos hospitalizaciones, menos procedimientos y consultas, al tiempo que muestra mayores tasas de mortalidad entre las personas hospitalizadas y en las no hospitalizadas.

Durante la pandemia se implantaron la mitad de marcapasos y otros dispositivos electrónicos

Pero los investigadores advierten de que esta crisis de problemas de corazón sin atender aún no está superada. Según los autores, «el daño cardiovascular colateral por diagnósticos perdidos y tratamientos retrasados continuará acumulándose a menos que se implementen rápidamente estrategias de mitigación«. Piden una acción inmediata de las administraciones sanitarias.

El Dr. Chris Gale, autor principal del estudio, cree que «las repercusiones de la pandemia de Covid-19 en la atención y los resultados cardiovasculares estarán con nosotros durante mucho tiempo todavía». El investigador afirma que «hay pocas dudas de que seguirá habiendo muertes y enfermedades que, de otro modo, no habrían ocurrido».

Dr. Gale: «Las repercusiones de la pandemia de Covid-19 en la atención y los resultados cardiovasculares estarán con nosotros durante mucho tiempo todavía»

El Dr. Ramesh Nadarajah, investigador de la Fundación Británica del Corazón en la Universidad de Leeds y autor principal del artículo, señala que el documento «proporciona evidencia» de que los sistemas de salud «deben reforzarse para que puedan apoyar y tratar a las personas cuyas condiciones cardíacas inevitablemente empeorarán debido a la pandemia».

Noticias complementarias