Inicio ASP «¿Quién va a querer trabajar en salud pública?»: preocupación ante los MIR...

«¿Quién va a querer trabajar en salud pública?»: preocupación ante los MIR que no están tomando posesión de sus plazas

gobierno-plan-accio-salud-mental

..Gema Maldonado.
Han pasado tres días desde que los nuevos MIR comenzaran a incorporarse a sus plazas, pero el runrún ya corre entre los médicos de medicina preventiva y salud pública: si ya hay pocas plazas MIR para formar especialistas en este área y han quedado plazas vacantes en la adjudicación, resulta «preocupante» que algunos de los que sí eligieron esta opción finalmente no estén tomando posesión de sus plazas.

En Andalucía al menos cuatro opositores no han tomado posesión de su plaza MIR de preventiva y salud pública. En Castilla y León solo una de las cinco plazas ha sido ocupada

En Andalucía, al menos cuatro opositores no se han incorporado a sus plazas de preventiva y salud pública, en Castilla y León, que este año ofertaba cinco plazas, solo una ha sido ocupada, otra persona no ha llegado a firmar el contrato y otras tres plazas no llegaron a adjudicarse. Castilla La Mancha oferta siete plazas, pero dos quedan desiertas: una de las residentes ha decido no tomar posesión y otra plaza quedó vacante en la adjudicación. 

«Desde el año pasado estamos viendo que pasa esto», señala a iSanidad el Dr. Juan José Criado Álvarez, jefe de estudios de la Unidad Docente de Medicina Preventiva de Castilla La Mancha, «este año una residente me ha avisado que no se incorpora y el año pasado fueron tres. Y no soy el único, está ocurriendo a nivel nacional», advierte.

Dr. Criado: «Este año una residente me ha avisado que no se incorpora y el año pasado fueron tres. Y no soy el único, está ocurriendo a nivel nacional»

Dr. Conde, sobre plazas MIR en salud pública y medicina preventivaDesde la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública y Gestión Sanitaria (SEMPSGPS) explican que aún es un poco pronto para tener los datos de incorporación a las plazas MIR de la especialidad en todas las comunidades, pero ya el pasado lunes empezaron a «conocer casos» y se han planteado «ir evaluando la situación para conocer el trasfondo de las no incorporaciones y de las plazas no elegidas. Nos preocupan las causas que lo están provocando», cuenta en conversación telefónica el Dr. Alejandro Conde, vocal de Médicos MIR de la sociedad científica.

Si las no incorporaciones a las plazas están sorprendiendo en esta sociedad, aún más lo hizo que quedaran ocho plazas sin adjudicar de las 110 que ofertaban las unidades docentes en toda España. «Hacía mucho que no ocurría una situación así y nos ha llamado mucho la atención», explica el Dr. Conde. Los casos en los que no tomaban posesión de su plaza, «se han dado antes», afirma, pero «no con tanta frecuencia como ahora. Normalmente era gente que con números más altos que escogían los últimos días y se lo repiensan antes de firmar el contrato».

Dr. Conde: «Vamos a evaluar la situación para conocer el trasfondo de las no incorporaciones y de las plazas no elegidas. Nos preocupan las causas»

Estas decisiones tienen consecuencias en el Sistema Nacional de Salud (SNS). En la unidad docente del Dr. Criado, que engloba toda la comunidad castellano-manchega, se encontrarán en cuatro años con cuatro especialistas menos: tres que no tomaron posesión el año pasado más la no incorporación de este año.

La falta de médicos de medicina preventiva y salud pública ha hecho que esta especialidad sea considerada prioritaria en Castilla La Mancha. Esto supone que a todos los que terminan la especialidad en esta comunidad se les ofrece dos años de contrato como facultativos«Esto es un descalabro para la profesión, en la que tenemos mucho trabajo y pocos efectivos, tanto en salud pública como en los hospitales. Nos va a suponer no tener recambios«, lamenta el jefe de estudios. Los servicios más deficitarios son los de salud pública, a los que accedieron hace algunas décadas médicos que no pudieron optar a la formación MIR. «Ahí vamos a tener un problema grande» advierte el Dr. Criado.

«Esto es un descalabro para la profesión, en la que tenemos mucho trabajo y pocos efectivos, tanto en salud pública como en los hospitales»

Dr. Criado, jefe de estudios de la Unidad Docente de Medicina Preventiva y Salud Pública de Castilla La Mancha¿Por qué los médicos no quieren ser preventivistas y salubristas?
Son varias las causas que pueden estar detrás de las plazas desiertas, ya sea porque nadie las eligió o porque deciden no incorporarse. Para el Dr. Criado, el sistema de elección telemático y sin opción de tiempo real es una de las principales. «Este sistema de adjudicación es un descalabro» afirma, «haces una lista de 400 opciones y luego a ver qué te toca. Antes, en el mismo instante ibas cambiando tu elección según las plazas que veías que iban quedando y también podías conciliar tu familia. El Ministerio tiene que cambiar el sistema porque no está funcionando y volver al presencial».

Pero más allá del sistema, hay razones por las que los médicos no eligen esta especialidad entre sus primeras opciones. Por una parte, los recién graduados salen sin saber muy bién a qué se dedican los colegas que ejercen en esta especialidad. «Es algo desconocido para ellos, no saben el amplio campo de trabajo que tenemos», señala el Dr. Criado.

«El Ministerio tiene que cambiar el sistema de elección de plazas porque no está funcionando. Haces una lista de 400 opciones y luego a ver qué te toca»

Por otra, es una de las que menos prestigio tiene en la profesión. «A todos los médicos les gusta ir por el hospital con el fonendo al cuello y la preventiva es una labor poco visible; la atención a pacientes es muy limitada, el trabajo supone muchas veces estar solo en un servicio, en un hospital o en una gerencia y solo aparecemos cuando hay problemas«, añade. La visibilidad que les ha dado la pandemia, tampoco ha redundado en un mayor interés, «seguimos igual que antes», lamenta el jefe de estudios.

Condiciones laborales y económicas
Desde la sociedad científica creen que las condiciones laborales y económica de estos especialistas «la convierten una especialidad poco atractiva», señala el vocal de Médicos MIR de la sociedad de preventiva y salud pública. Uno de los aspectos menos agradecidos es la falta de reconocimiento de la especialidad para acceder a puestos de salud pública en la Administración.

Según explica el Dr. Conde, en muchas comunidades autónomas los puestos en Salud Pública se cubren sin necesidad de tener la especialidad. Sus salarios son reducidos y se les reconoce poco

Según explica el Dr. Conde, en muchas comunidades autónomas los puestos en Salud Pública se cubren sin necesidad de tener la especialidad, «incluso, hay veces que no es necesario el grado de medicina». Los salarios del personal funcionario de estos servicios corresponden a cualquier grado o antigua licenciatura, «por lo que estás cobrando como si no tuvieras especialidad», explica. Estos salarios son en torno a un 20% más bajos que los que cobra un facultativo estatutario, aclara el Dr. Criado.

«El preventivista en un hospital cobra igual que un cardiólogo o un médico rehabilitador, pero no tiene guardias, y si las tiene son localizadas y menos remuneradas. Tampoco tiene muchas opciones en la sanidad privada. Y los que optan por acceder a puestos de funcionario en salud pública cobran ese 20% menos. ¿Quién va a querer ir a trabajar a salud pública? Hay que estar muy loco o hay que ser un inconsciente como me dijo mi jefe cuando yo mismo dejé la asistencia para venir a salud pública cuando empezó la pandemia», zanja el jefe de estudios.

Noticias complementarias