Inicio ASP ¿Qué debe hacer el médico de atención primaria ante un posible caso...

¿Qué debe hacer el médico de atención primaria ante un posible caso de viruela del mono?

Dra. Gutiérrez Lora explica el papel de la atención primaria en la viruela del mono
Foto: Íñigo Sierra

..Gema Maldonado.
Cuando los centros de atención primaria siguen lidiando con la pandemia de Covid-19, los test de antígenos y las PCR, llega una nueva alerta sanitaria a las consultas: la viruela del mono. Pero, ¿qué debe hacer un médico de familia ante un caso sospechos? Lo cierto es que la mayoría de casos registrados hasta ahora son leves y no precisan ingreso, por lo que su manejo recae en atención primaria, según ha explicado la Dra. María Cristina Gutiérrez Lora en el XXVIII Congreso Nacional de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

Dra. Gutiérrez Lora: «Somos los primeros que vemos estos casos, por lo que tenemos que establecer la sospecha clínica y hacer un diagnóstico diferencial»

«Somos los primeros que vemos estos casos, por lo que tenemos que establecer la sospecha clínica y hacer un diagnóstico diferencial«, señaló la ponente, miembro del Grupo de Enfermedades Infecciosas de SEMG. Y este es un no de los puntos que genera más dudas entre los médicos, ya que se trata de una enfermedad «que no hemos visto nunca» y que «es exantemática maculopapulosa», una característica que comparte con muchas otras enfermedades.

Las vesículas pueden confundirse con las que provoca la varicela. «Pero en la viruela símica todas tienen el mismo grado de evolución, a diferencia de la varicela», ha puntualizado. Otras enfermedades como la foliculitis, el herpes simple, la sarna nodular o la enfermedad de boca, mano, pie, además de un largo etcétera, pueden confundirse con la viruela símica. «Pero cada una tiene su elemento diferencial», ha puntualizado.

Se trata de una enfermedad «que no hemos visto nunca y que es exantemática maculopapulosa», una característica que comparte con muchas otras enfermedades

Como herramienta útil para los médicos de familia ha señalado el informe para el diagnóstico diferencial de la enfermedad elaborado por la propia SEMG en conjunto con la Sociedad Española de Microbiología y Enfermedades Infecciosas (SEIMC). «Es importante acordarnos de las linfadenopatías dolorosas como el elemento diferencial de la viruela del mono», ha añadido.

A los criterios clínicos que presente el paciente, se suman los criterios epidemiológicos, como saber si ha estado de viaje en África en los últimos 21 días, qué comió o cuáles han sido sus hábitos sexuales en las últimas semanas. Con todo esto, el médico de familia puede tomar muestras del paciente siguiendo el protocolo del Ministerio de Sanidad, mediante exudado de las lesiones o muestra orofaríngea. «Siempre con doble guante, mascarilla FFP2 y protección ocular», ha recordado.

Las complicaciones más frecuentes de la viruela del mono son la sobreinfección bacteriana, la bronconeumonía, la encefalitis y la afectación ocular

La viruela es un agente biológico encuadrado en el grupo 3 dentro de la clasificación de niveles de bioseguridad. El envío de las muestras también está sujeto a características específicas de seguridad. Además, el médico de familia está obligado a declarar el caso a la Consejería de Sanidad.

Más allá de los síntomas de la enfermedad que ya se han descrito, los médicos de familia pueden encontrarse con algunas complicaciones. Según ha explicado la doctora, las más frecuentes son la sobreinfección bacteriana, la bronconeumonía, la encefalitis y la afectación ocular.

Dra. Gutiérrez Lora: «Nuestro papel es tratar de cortar las cadenas de contagio»

La segunda tarea clave de la medicina de familia y comunitaria en esta alerta sanitaria es el seguimiento de los contactos estrechos. «Nuestro papel es la detección precoz y el aislamiento de los casos para tratar de cortar las cadenas de transmisión», ha dicho la Dra. Gutiérrez Lora, «hay que hacer un seguimiento de los contactos desde el inicio de síntomas».

La vacuna Imvanex frente a la viruela está disponible de manera muy limitada en España y solo se aplica a los contactos estrechos con alto riesgo de complicaciones. El antiviral Tecovirimat está disponible para los casos que tienen riesgo de complicarse gravemente. Por último, ha recordado que «como médicos del siglo XXI, vamos a tener que acostumbrarnos a alertas sanitarias como la del Covid-19 o de la viruela símica«.

Noticias complementarias