Inicio ASP Un estudio apunta que el tratamiento con ticagrelor presenta un beneficio clínico...

Un estudio apunta que el tratamiento con ticagrelor presenta un beneficio clínico neto en pacientes con síndrome coronario agudo

Síndrome-coronario-agudo

..Redacción.
Hasta la fecha, diversos estudios observacionales han cuestionado el beneficio clínico neto del ticagrelor sobre el clopidogrel en el tratamiento de pacientes con síndrome coronario agudo (SCA). Sin embargo, el estudio «Comparación de la seguridad y la eficacia de ticagrelor frente a clopidogrel en pacientes con síndrome coronario agudo: Un análisis on-treatment de un registro multicéntrico», mostró resultados clínicos distintos. El estudio se ha publicado en la revista científica Frontiers in Cardiovascular Medicine.

El objetivo del estudio fue evaluar la seguridad y la eficacia de ticagrelor frente a clopidogrel teniendo en cuenta las diferentes tasas de adherencia 

Se trata de subanálisis del Registro CREA (Registro de Cruce Entre Antiplaquetarios en pacientes con SCA). Esta investigación ha tenido como objetivo evaluar la seguridad y la eficacia de ticagrelor frente a clopidogrel, en un entorno de «Mundo-Real». La mayoría de los mencionados trabajos que se han publicado hasta la fecha son estudios retrospectivos con bases de datos administrativas como fuente de información. Este hecho no permite poder analizar de forma detallada cualquier cambio o suspensión del tratamiento prescrito que se pueda producir tras el alta.

Los estudios previos solo tenían en cuenta el fármaco que se prescribió en el momento del alta, obviando la potencial adherencia al tratamiento. «Este hecho resulta importante en el caso particular de los inhibidores del receptor plaquetario P2Y12. Esto es debido a que ticagrelor, en comparación con clopidogrel, presenta algún efecto adverso característico como la disnea que, si no es adecuadamente comunicada al paciente, podría conllevar disrupciones del tratamiento, con el consiguiente riesgo de aparición de eventos trombóticos recurrentes», explica el Dr. Manuel Almendro Delia, cardiólogo de la Unidad de Cuidados Cardiovasculares Agudos (UCCA) de la Unidad Clínica de Cardiología y Cirugía Cardiovascular del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla, y principal investigador.

Se trata de un estudio de cohortes prospectivo y multicéntrico de pacientes con SCA dados de alta con ticagrelor o clopidogrel entre 2015 y 2019

Esta adherencia diferencial entre los de 5 i-P2Y12, «es necesario disponer de información muy detallada sobre las fechas de inicio, interrupción, reinstauración, o de finalización del tratamiento con i-P2Y12, la cual requiere ser recopilada de forma prospectiva, tal y como realizamos en el Registro CREA. Así, nos propusimos analizar la seguridad y eficacia de ticagrelor frente a clopidogrel, teniendo en cuenta las diferentes tasas de adherencia», detalla.

El trabajo publicado consiste en un estudio de cohortes prospectivo multicéntrico que se enmarca dentro del Registro ARIAM-Andalucía. Fue diseñado para ofrecer datos acerca de la prevalencia, predictores e impacto pronóstico del switching o cambio de tratamientos entre inhibidores del receptor plaquetario P2Y12. Estos se producen a lo largo del curso hospitalario y durante el posterior seguimiento extrahospitalario, en pacientes con síndrome coronario agudo (SCA) ingresados en Unidades de Críticos Cardiovascular de 6 Centros de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

El Dr. Almendro Delia afirma que la principal novedad del estudio radica en que «en un entorno de «Mundo-Real», hemos podido mostrar por primera vez que existe una disparidad en las tasas de adherencia al tratamiento antiplaquetario prescrito al alta hospitalaria, que requiere ser tenida en cuenta a la hora de analizar la seguridad y efectividad de los mismos en estudios observacionales».

Algunos estudios previos habían cuestionado el beneficio clínico neto del ticagrelor sobre el clopidogrel en el síndrome coronario agudo (SCA)

De los 2.550 pacientes seleccionados, 2.070 cumplían los criterios de inclusión. De estos, se dieron de alta con ticagrelordi a 1.035 y 1.035 con clopidogrel. Los pacientes tratados con ticagrelor eran más jóvenes y con pocas comorbilidades. Sin embargo, presentaban altas tasas de incumplimiento de la medicación, en comparación con los usuarios de clopidogrel. Tras un ajuste multivariable exhaustivo, los resultados mostraron que el ticagrelor no aumentó el riesgo de sangrados mayores en comparación con clopidogrel, que incluyeron la muerte por cualquier causa, el infarto de miocardio, el ictus y la revascularización repetida de la lesión diana, la muerte de causa cardiovascular y la trombosis de stent probable y definitiva. Todo ello se traduce en un beneficio clínico neto en comparación con clopidogrel .

«Si bien se observaron unas tasas ligeramente elevadas de sangrado mayor en pacientes ancianos y en aquellos con sangrado previo tratados con ticagrelor, en comparación con clopidogrel, dichas tasas se vieron compensadas con el beneficio en la reducción del riesgo de MACE«, explica el Dr. Almendro. «Se deben validar los resultados de forma externa en poblaciones de mayor riesgo hemorrágico. En estas poblaciones el balance riesgo/beneficio es vital a la hora de seleccionar el i-P2Y12 más adecuado», concluye.

Noticias complementarias