Controlar la viruela del mono sin estigma y sin discriminación, objetivo de la guía que los epidemiólogos han lanzado

epidemiologos-viruela-mono

..Redacción.
La Sociedad Española de Epidemiología (SEE) ha lanzado un documento de apoyo para el abordaje del control de las enfermedades transmisibles desde una perspectiva de género y diversidad afectivo-sexual. Los epidemiólogos inciden en la comunicación de riesgos que evite discriminar y estigmatizar determinados colectivos con el fin de mejorar el control de la viruela del mono y de otras enfermedades.

La guía se dirige a profesionales que participan en actividades de detección precoz, vigilancia y control de la enfermedad y promoción de la salud

La guía se dirige a profesionales que participan en actividades de detección precoz, vigilancia y control de la enfermedad y promoción de la salud. Surge a raíz de lo ocurrido en las últimas semanas con la viruela del mono. Para los epidemiólogos, la terminología utilizada en los documentos que han desarrollado las instituciones de vigilancia y control del brote «podría mejorar». Se refieren a los términos que hacen referencia al modo de contagio o a la población afectada. La SEE trata de aplicar la perspectiva afectiva y sexual para «evitar cometer errores del pasado».

La sociedad científica explica que la información epidemiológica disponible en España en los últimos años pone en relieve la situación de vulnerabilidad de los hombres que tienen sexo con hombres a la infección por algunas enfermedades transmisibles. La evidencia muestra que la discriminación y homofobia que sufre esta población la hace más vulnerable a distintos problemas de salud.

La guía de los epidemiólogos surge a raíz del brote de viruela del mono y aplica perspectiva afectiva y sexual para «evitar cometer errores del pasado» 

«Esto es debido a la estigmatización por cuestiones relacionadas con la orientación sexual y/o identidad de género», afirman. Esta estigmatización es una barrera en el acceso a los servicios de salud, explican. «Produce retrasos en la detección y el tratamiento de la enfermedad, y dificulta su control, creando inequidades en la salud», añaden.

En total son seis las recomendaciones que realizan en esta guía. Entre ellas, recomiendan utilizar el lenguaje de forma apropiada y elaborar mensajes con información precisa, completa y actualizada; adaptar las estrategias comunicativas en cada caso para llegar de manera efectiva a la población diana, facilitando los datos suficientes y de manera comprensible, y sin perder de vista a las personas con un menor nivel de alfabetización en salud.

Los epidemiólogos recomiendan utilizar el lenguaje de forma apropiada y elaborar mensajes con información precisa, completa y actualizada sobre la viruela del mono

También resulta fundamental generar confianza entre la población, pese a la incertidumbre que aún existe con respecto a la viruela del mono. «Las características del brote actual no se corresponden con las conocidas anteriormente, lo que incluye su presentación clínica, así como las vías de transmisión y la población afectada», explican.

La SEE propone que las estrategias de prevención se planteen de manera coordinada entre instituciones, personas expertas, ONG y organizaciones de la sociedad civil. Además, apuestan por la participación de las poblaciones que toman parte, en todos los niveles. En este sentido, señalan la experiencia en el abordaje del VIH y las ITS puede facilitar este proceso.

La guía apelan al «derecho a disfrutar de una vida sexual plena y satisfactoria» protegiendo «la propia salud y la de las parejas sexuales»

En el plano sexual, en la guía apelan al «derecho a disfrutar de una vida sexual plena y satisfactoria, lo que conlleva proteger la propia salud y la de las parejas sexuales«. Para ello, hablan de la necesidad del conocimiento del estado de salud de cada uno y de consesuar las prácticas más seguras.

La sociedad científica cree que eventos multitudinarios «son buenas oportunidades» para llevar a cabo actividades de divulgación y participación para grupos de población específicos con mensajes de salud pública. Destacan también que es importante conocer las dinámicas sociales de las comunidades implicadas. De la misma forma que creen que se debe «promover la adaptación cultural» de los servicios de salud. Los epidemiólogos van más allá y apuntan a los «entornos sociopolíticos hostiles» y a la «presunción de heterosexualidad universal» como factores que «aumentan la situación de vulnerabilidad de los hombres que tienen sexo con hombres».

Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Especiales

Atención primaria

Sanidad privada

iSanidadental

Anuario

Accede a iSanidad

Síguenos en