Inicio Actualidad La EMA recomienda administrar ya la cuarta dosis en mayores de 60...

La EMA recomienda administrar ya la cuarta dosis en mayores de 60 y vulnerables y seguir con una quinta en otoño

cuarta-dosis-vacuna-covid-19
Foto: Markus Hibbeler/dpa - Archivo

..Redacción.
Comenzar ya con la aplicación de la cuarta dosis de la vacuna de Covid-19 en mayores de 60 años y personas vulnerables y continuar con una quinta dosis en otoño, esa es la recomendación del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) y la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) este lunes.

En abril, la EMA y el ECDC recomendaron que las personas mayores de 80 años recibieran una segunda dosis de refuerzo. Ambas agencias también señalaron en ese momento que si había un «resurgimiento significativo» de las infecciones, las personas de entre 60 y 79 años y las personas vulnerables de cualquier edad también deberían recibir una cuarta dosis.

«Es importante que las autoridades de salud pública consideren ahora a estos grupos para una segunda dosis de refuerzo», que supondría la cuarta

«Dado que actualmente se está produciendo una nueva oleada en Europa, es importante que las autoridades de salud pública consideren ahora a estos grupos para una segunda dosis de refuerzo. Esta nueva recomendación se produce en un contexto de aumento de las tasas de notificación de Covid-19 y de las tasas de ingresos y ocupación de hospitales y unidades de cuidados intensivos en varios países», explican los dos organismos a través de un comunicado que recoge Europa Press.

El ECDC y la EMA argumentan que los mayores de 60 y los vulnerables «siguen teniendo el mayor riesgo de padecer enfermedad grave». «Los modelos matemáticos sugieren claros beneficios de una segunda dosis de refuerzo para proteger a las personas mayores de 60 años», agregan al respecto.

Ambos organismos no recomiendan la cuarta dosis ahora para sanitarios y trabajadores sociosanitarios

En cambio, no apoyan que se administre la cuarta dosis a trabajadores sanitarios o personas que trabajan en centros de cuidados como residencias de ancianos. Señala que «solo ofrece beneficios limitados debido a la escasa y rápidamente decreciente protección contra la infección y la transmisión». Además, afirman que «por el momento no hay pruebas epidemiológicas claras» que apoyen la administración de una segunda dosis de refuerzo en menores de 60 años, a menos que tengan vulnerabilidades médicas«.

Empezar ya antes de que lleguen las nuevas vacunas
El ECDC y la EMA también apuestan por comenzar ya con la administración de la cuarta dosis. Antes de que lleguen las nuevas vacunas adaptadas a la variante Ómicron a partir de septiembre, tal y como se prevé. «Es importante utilizar las vacunas actualmente disponibles ahora y no esperar a que las vacunas adaptadas a Ómicron estén disponibles«, esgrimen.

«Es importante utilizar las vacunas actualmente disponibles ahora y no esperar a que las vacunas adaptadas a Ómicron estén disponibles»

Al hilo, recuerdan que esta cuarta dosis podría administrarse «al menos cuatro meses después de la anterior, centrándose en las personas que recibieron un refuerzo previo hace más de 6 meses». «Esto sería especialmente relevante e impactante en los países en los que la oleada de BA.4/5 está comenzando o aún no ha alcanzado su punto máximo«, añaden.

Además, apuestan por realizar otra campaña de vacunación. Esto supondría una quinta dosis «a principios de otoño». Pero «siempre que haya transcurrido el tiempo suficiente desde la administración de la dosis de refuerzo anterior».

Apuestan por realizar otra campaña de vacunación. Esto supondría una quinta dosis «a principios de otoño»

«En previsión de la próxima oleada en las temporadas de otoño e invierno, los países deberían planificar el despliegue de nuevas dosis de refuerzo que se administrarán a los grupos de población con riesgo de enfermedad grave (por ejemplo, los mayores de 60 años y las personas médicamente vulnerables) a principios de otoño, siempre que haya transcurrido el tiempo suficiente desde la administración de la dosis de refuerzo anterior, posiblemente combinando campañas de vacunación contra el Covid-19 y la gripe», detallan.

Sería en la campaña de otoño-invierno cuando el ECDC y la EMA creen que también habría que vacunar a los trabajadores sanitarios. También sería ocasión de vacunar a las personas que trabajan en residencias «si las vacunas adaptadas a Ómicron muestran una mayor neutralización frente a las nuevas subvariantes, lo que indica una posible mayor protección contra la infección y la transmisión».

Noticias complementarias