Inicio Actualidad Fundación Amancio Ortega, igualdad de oportunidades para todos en el acceso a...

Fundación Amancio Ortega, igualdad de oportunidades para todos en el acceso a los tratamientos de protonterapia

Fundación-Amancio-Ortega

..Redacción.
Especial Responsabilidad Social Corporativa 2022.
La Fundación Amancio Ortega y el Gobierno de España firmaron en octubre de 2021 un plan para la implantación de la protonterapia en el Sistema Nacional de Salud. Con este proyecto se pretende situar a España a la cabeza de Europa en este tipo de tratamientos donde, hasta la fecha, solo está disponible en centros privados de la Comunidad de Madrid.

La donación total acordada es de 280 millones de euros e incluye tanto los equipos como el software, el equipo de dosimetría, el equipo de cámaras y el servicio de formación del personal clínico. Para el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, «es una apuesta de futuro que pondrá a España al mismo nivel que Alemania en el uso de la protonterapia. Un paso de gigante que nos sitúa junto con otras grandes naciones en este tipo de tratamientos», indicó. Las comunidades autónomas donde se instalarán estas nuevas infraestructuras son País Vasco, Cataluña, Galicia, Andalucía, Comunidad Valenciana, Comunidad de Madrid e Islas Canarias. La protonterapia es la tecnología disponible más precisa y avanzada para luchar contra el cáncer mediante radioterapia. Así, este tratamiento está especialmente indicado para pacientes pediátricos y tumores de difícil acceso.

La protonterapia es la tecnología más precisa para tratar el cáncer 

El proyecto es del Ministerio
El proceso de implantación de los equipos corresponde al Ministerio y a las comunidades implicadas. Estas comunidades son las encargadas de su instalación, mantenimiento y gestión funcional y asistencial. El Ministerio de Sanidad es quien tramita la cesión de la propiedad de los equipos a las comunidades autónomas. Una vez entregados los equipos, tendrán un plazo de 12 meses para que entren en funcionamiento. Además, el plan implica que la inversión para la instalación y puesta en funcionamiento sea asumido por
parte de las comunidades.

También deben poner a disposición los recursos humanos necesarios para su puesta en funcionamiento, seguimiento, control y continuidad de los tratamientos. Por otro lado, deben promover la formación entre los profesionales para que adquieran los conocimientos prácticos necesarios para su funcionamiento. Asimismo, las comunidades tienen que asumir aquellos pacientes que procedan de otras comunidades autónomas. Las circunstancias y los tratamientos de estas personas tienen que ser iguales que las de los pacientes de sus propias comunidades, y por supuesto, cumplir con los plazos establecidos en el proyecto de implantación y puesta en funcionamiento de las unidades.

Igualdad de oportunidades
Amancio Ortega creó la Fundación teniendo como uno de sus objetivos principales contribuir a un modelo de sociedad con las mismas oportunidades para todos. Todas las actividades e inversiones «vienen precedidas de un trabajo de identificación, valoración y selección de proyectos». De hecho, asegura la Fundación que todos los programas que  desarrolla los hace en un marco temporal determinado. Las metas y objetivos son definidos previamente, y su ejecución viene acompañada de un estricto seguimiento y control de resultados.

Amancio Ortega creó la Fundación para contribuir a un modelo de sociedad con las mismas oportunidades para todos

En este sentido, la Fundación trabaja constantemente en la identificación de nuevas áreas en las que pueda ser útil. Realiza tanto proyectos propios como colaboraciones con otras instituciones, y tiene tres planteamientos que guían estas actividades: practicidad, beneficio inmediato y alcance al mayor número de personas posible.

Amplio historial de apoyo a la sanidad pública
Desde su creación en 2001, la Fundación ha entendido que la salud es un derecho fundamental, siendo la sanidad pública uno de los pilares básicos del estado del bienestar. En el año 2015 comenzó un programa de apoyo a la renovación del equipamiento tecnológico en los hospitales públicos, centrándose en el área de diagnóstico y tratamiento radioterápico del cáncer.

La Fundación Amancio Ortega financia los equipos, pero todo el proceso de implantación corresponde al Ministerio y a las CCAA

El programa comenzó en Galicia y Andalucía, en octubre de 2015 y mayo de 2016, respectivamente. En los primeros meses de 2017, se extendió al resto de las comunidades autónomas donde cada una de las consejerías de sanidad definió los equipamientos concretos a adquirir de acuerdo con sus propios planes estratégicos de
modernización y renovación tecnológica, y la adquisición se realizó mediante procedimientos administrativos públicos. La dotación global fue de más de 300 millones de euros para permitir la instalación de equipos de última generación con las máximas prestaciones disponibles.

Noticias complementarias