El daño pulmonar persiste un año después de sufrir neumonía por Covid, según un estudio

El Hospital Clínico San Carlos ha realizado un estudio en una cohorte clínica de más de 300 adultos que sobrevivieron a la infección por SARS-CoV-2 de la primera ola

Daño-Pulmonar

..Redacción.
El daño pulmonar persiste un año después de haber padecido neumonía por Covid-19. Así lo ha puesto de relieve un estudio realizado por el Servicio de Neumología del Hospital Clínico San Carlos que investiga las secuelas pulmonares a largo plazo que sufren los supervivientes de la enfermedad. Se trata del estudio Lung Injury Covid-19, realizado en una cohorte clínica de más de 300 adultos que sobrevivieron a la infección por SARS-CoV-2 de la primera ola, y que fueron atendidos en el mismo hospital. El estudio ha sido publicado recientemente en la revista científica Open Forum Infectious Diseases.

Hasta la fecha, pocos informes habían descrito las secuelas en los supervivientes del coronavirus. “Lung Injury Covid-19 es el primero que investiga los efectos a largo plazo sobre los cambios en los síntomas, la función pulmonar y la radiología torácica en pacientes con infección grave e infección leve-moderada un año después de la infección”, describe la Dra. Miriam Calle, responsable del Servicio de Neumología del Hospital Clínico San Carlos. Asimismo, han participado en la investigación profesionales de los Servicios de Medicina Intensiva y Medicina Preventiva de este hospital.

Casi un tercio de los pacientes con neumonía grave por Covid-19 presentaban deterioro de la difusión pulmonar y anomalías en las imágenes radiológicas del tórax

Resultados
Los resultados de este trabajo confirman que los síntomas se prolongan más de lo que se pensaba. A los 12 meses de la infección, la mayoría de los pacientes refieren síntomas, en particular debilidad muscular y disnea, y casi un tercio de los pacientes con neumonía grave por Covid-19 presentaban deterioro de la difusión pulmonar y anomalías en las imágenes radiológicas del tórax tras pasar 12 meses de la infección. Un año después de la infección por el SARS-CoV-2, en el estudio se constata la resolución de los síntomas respiratorios en el 37,9% de los pacientes que sufrieron en la neumonía grave/crítica frente al 27,3% en la neumonía moderada.

«Los resultados subrayan la importancia de un seguimiento neumológico sistemático tras el Covid-19»

En este sentido, las pruebas de función pulmonar realizadas a los 12 meses de seguimiento detectaron alteraciones funcionales en el 31,4% de los pacientes con curso grave de la Covid-19 y en el 27,7% de los pacientes no graves. Asimismo, se detectaron anomalías en las imágenes radiológicas de tórax en la infección grave/crítica frente a la infección no grave (29% frente a 8,8%). «Los resultados subrayan la importancia de un seguimiento neumológico sistemático tras el Covid-19 por ser frecuentes las secuelas pulmonares crónicas de los pacientes que han experimentado esta patología», apunta la neumóloga.

Tal y como recuerda, al igual que otras enfermedades respiratorias, el Covid-19 puede tener importantes efectos negativos en los pulmones. «Conforme continuamos aprendiendo más sobre esta enfermedad, empezamos a entender mejor cómo afecta a los órganos del sistema respiratorio, incluso luego de que las personas se recuperan», concluye la Dra. Calle.

Noticias complementarias:

Opinión

Multimedia

Economía

Accede a iSanidad

Síguenos en