Anatomía ocular: membranas de cubierta y segmentos oculares

anatomía-ocular

..Victoria Guillén.
La Dra. Marta Romero Domínguez, médico adjunto del Servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, ha dado a conocer en Doryos, una plataforma digital de conocimiento médico hecha por y para médicos, la anatomía ocular: las principales características morfológicas de las membranas de cubierta del globo ocular y sus relaciones topográficas.

Según ha explicado la especialista, el globo ocular está constituido por tres membranas de cubierta: esclera, úvea y retina. En primer lugar, se presenta la capa más externa, que es la esclera. «Se trata de una estructura que envuelve el globo ocular y está formada por unas fibras elásticas, que van a darle una cierta rigidez y soporte, protegiéndolo. Asimismo, es el lugar donde se van a insertar los músculos extraoculares alrededor del ojo. También es el lugar donde se produce la entrada de las estructuras vasculares y nerviosas», ha especificado la Dra. Romero Domínguez.

La córnea constituye la lente más potente de nuestro dioptrio ocular

La esclera se continúa, anteriormente, con la córnea, una estructura transparente, avascular, que tiene una gran enervación sensitiva y constituye la lente más potente de nuestro dioptrio ocular. La zona de transición entre ambas se denomina limbo esclerocorneal. «La siguiente capa que encontramos es el tejido uveal. Esta es la capa intermedia de nuestro globo ocular y se presenta como un tejido vascular y una zona muy pigmentada. Además, absorbe la luz parasitaria para evitar una reflexión inadecuada en el globo ocular», ha apuntado la especialista.

Ese tejido uveal se divide en tres partes. En primer lugar, se encuentra el iris, una estructura formada por fibras musculares lisas y un estoma; a este le sigue el cuerpo ciliar, que tiene la capacidad de enfocar los cuerpos cercanos. La tercera estructura que forma el tejido uveal es la úvea posterior. Esta está formada por un gran plexo vascular, con arterias y venas.

«El cristalino es una lente biconvexa de 17 dioptrías, trasparente, avascular y sin inervación. Así, en el interior presenta un epitelio encargado de que se produzca el crecimiento del mismo. Por otra parte, la capa más interna es la retina, el tejido nervioso por excelencia. Esta está compuesta por epitelio pigmentario de la retina y la retina neurosensorial, donde vamos a tener todos los fotorreceptores, células bipolares y ganglionares», ha aclarado la Dra. Romero Domínguez.

El segmento ocular posterior está ocupado por el gel vítreo y formado en su mayoría por agua, colágeno y ácido hialurónico

Así, tal y como ha explicado la especialista de Quirónsalud Madrid, nuestro globo ocular se divide en dos segmentos: el segmento ocular anterior, el cual está ocupado por un humor acuoso y constituido por una cámara anterior y posterior comunicadas entre sí por la pupila, y el segmento ocular posterior, ocupado por el gel vítreo y formado en su mayoría por agua, colágeno y ácido hialurónico. El cristalino se ubica en el segmento anterior ocular, en la cámara posterior, localizado por detrás del iris y por delante del gel vítreo.

Doryos
Doryos es una plataforma digital de conocimiento médico hecha por y para médicos. De todas las especialidades, desde un estudiante a un médico senior con diferentes formatos siempre audiovisuales, ágiles y atractivos. Liderado por médicos, impulsado por las instituciones del sector y con un comité editorial que vela por la calidad de los contenidos.

Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Especiales

Atención primaria

Sanidad privada

iSanidadental

Anuario

Accede a iSanidad

Síguenos en