Desvelan que un microbio bucal está implicado en la periodontitis

periodontitis

..Redacción.
Investigadores dirigidos por la Universidad de Osaka (Japón) han desvelado que el microbio bucal ‘Fusobacterium nucleatum‘ (‘F. nucleatum‘) está implicado en el desarrollo de la periodontitis. La enfermedad de las encías se caracteriza por la inflamación de las mismas y puede provocar daños en ellas y la pérdida de dientes. Un importante microbio implicado en la periodontitis es un patógeno conocido como ‘Porphyromonas gingivalis‘ (‘P. gingivalis‘).

En el microbioma oral se produce un proceso denominado alimentación cruzada metabólica. Las bacterias secretan productos, a menudo como desechos nutricionales, que son consumidos por otras bacterias, lo que favorece la supervivencia de estas. Este grupo de investigación demostró anteriormente que ‘F. nucleatum‘, un componente común del microbioma oral tanto en estados sanos como de enfermedad, participa en una relación de alimentación cruzada con otra bacteria oral.

Sin embargo, aún no se habían determinado los mecanismos subyacentes a la participación de ‘F. nucleatum‘ en la progresión de la periodontitis. Esto llevó al equipo de investigación a examinar más a fondo las interacciones de ‘F. nucleatum‘ y otras bacterias orales. «Para entender mejor cómo las interacciones metabólicas de ‘F. nucleatum’ pueden contribuir al desarrollo de la enfermedad de las encías, analizamos los cocultivos de ‘F. nucleatum’ con otras bacterias comensales que se encuentran en la boca». Así lo explica Akito Sakanaka, autor principal del estudio, cuyo trabajo se ha publicado en la revista científica mSystems.

«Estas poliaminas crean entonces condiciones favorables que permiten que el patógeno periodontal ‘P. gingivalis’ crezca y se extienda, promoviendo así el desarrollo de la periodontitis»

Los comensales son microbios que residen en la superficie del cuerpo y dentro de la cavidad bucal y el tracto digestivo sin causar daño. Los investigadores descubrieron que el cocultivo de ‘F. nucleatum’ con otras bacterias comensales daba lugar a un aumento de la disponibilidad de ciertos aminoácidos que ‘F. nucleatum’ utilizaba para producir poliaminas como la putrescina y la cadaverina.

«Descubrimos que ‘F. nucleatum’ produce poliaminas como la putrescina y la cadaverina a través de la alimentación cruzada metabólica con otras bacterias comensales. Estas poliaminas crean entonces condiciones favorables que permiten que el patógeno periodontal ‘P. gingivalis’ crezca y se extienda, promoviendo así el desarrollo de la periodontitis», apunta Masae Kuboniwa, otro de los autores de la investigación.

El análisis de muestras de placa de sujetos humanos mostró que la presencia de ‘P. gingivalis‘ coincidía con la presencia de la información genética necesaria para la producción de putrescina que se encuentra en ‘F. nucleatum‘ y otras bacterias comensales. Estos resultados sugieren que ‘F. nucleatum‘ integra una red metabólica dentro del microbioma oral que puede promover el desarrollo de la enfermedad periodontal.

Estos resultados sugieren que ‘F. nucleatum’ integra una red metabólica dentro del microbioma oral que puede promover el desarrollo de la enfermedad periodontal

«En otras palabras, el descuido del cepillado dental puede proporcionar amplias oportunidades de alimentación cruzada en las que las bacterias orales comienzan a intercambiar espontáneamente metabolitos a través de ‘F. nucleatum’. Esto, en última instancia, conduce a un aumento de los patógenos periodontales», comenta Atsuo Amano, otro de los autores del trabajo. «Teniendo en cuenta que ‘F. nucleatum’ también está fuertemente vinculado a afecciones sistémicas graves como el cáncer colorrectal, es necesario seguir trabajando para centrar las propiedades metabólicas de ‘F. nucleatum’ dentro de las comunidades polimicrobianas. Esto podría abrir nuevas oportunidades terapéuticas para las enfermedades mediadas por ‘F. nucleatum’».

No está claro por qué las poliaminas inducen cambios drásticos en el comportamiento de ‘P. gingivalis‘. Se necesita mucho más trabajo para descubrir los mecanismos moleculares que subyacen a las consecuencias de las poliaminas en la fisiología de ‘P. gingivalis‘.

Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Especiales

Atención primaria

Sanidad privada

iSanidadental

Anuario

Accede a iSanidad

Síguenos en