Dra. Mateos: «Más del 80% de pacientes con mieloma se quedan sin enfermedad un mes después de recibir la CAR-T»

Hematóloga del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca y presidenta electa de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH)

mieloma-CAR-T

..Pablo Malo Segura.
La Dra. María Victoria Mateos, hematóloga del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca y presidenta electa de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), es una de las impulsoras de las terapias CAR-T, que pone en práctica en el Hospital de Salamanca. Además, forma parte del Grupo Español de Mieloma (GEM) de Pethema. Recientemente, ha recibido en Los Ángeles el prestigioso premio Bart Barlogie Award, otorgado por la Sociedad Internacional de Mieloma durante la celebración de su encuentro anual. En una entrevista con iSanidad la Dra. Mateos considera que el principal desafío en mieloma es la curación y destaca que las terapias de linfocitos T-CAR han supuesto una revolución. «Más del 80% de los pacientes responden y se quedan sin enfermedad prácticamente después del primer mes de recibir la terapia CAR-T», señala.

La Dra. Mateos considera que el principal desafío en mieloma es la curación y destaca que las terapias de linfocitos T-CAR han supuesto una revolución

¿Qué supone haber sido reconocida como la mejor investigadora clínica en mieloma del mundo?
Creo que el calificativo es un poco excesivo. La Sociedad Internacional del Mieloma celebra cada año una reunión donde entrega este premio a un hematólogo por sus contribuciones a avances en la investigación clínica en mieloma. Para mí, este premio supone un halago y un reconocimiento a la labor desarrollada junto a toda la gente que trabaja conmigo tanto en el Hospital de Salamanca como en el Grupo Español de Mieloma donde hay muchos hematólogos implicados. El premio corresponde también a ellos porque sin su colaboración la investigación no saldría adelante.

¿Qué posición ocupa España en la investigación en cáncer y particularmente en hematología?
España es pionera en investigación clínica en cáncer, hematología y mieloma, ocupando un puesto muy alto a nivel mundial. En España, los pacientes afortunadamente son muy generosos y participan mucho en la investigación clínica. Además, los requisitos para poner en marcha un ensayo clínico en España son muy favorables y habitualmente los ensayos clínicos pueden empezar de una manera muy rápida. Estos dos aspectos han permitido que España sea un país referente para traer investigación clínica desde las fases tempranas en el cáncer, en hematología y, más concretamente, en el mieloma.

«España es pionera en investigación clínica en cáncer, hematología y mieloma, ocupando un puesto muy alto a nivel mundial»

¿Cuál es la incidencia del mieloma en España?
En nuestro país se diagnostican 4 o 5 casos por cada 100.000 habitantes al año, lo que significa que cada año tenemos aproximadamente unos 2.000-2.500 casos nuevos. La incidencia es constante, pero cada vez hay un mayor número de pacientes con mieloma como resultado del aumento en la supervivencia global de los pacientes.

¿Hasta qué punto las terapias CAR-T han revolucionado el tratamiento del mieloma? ¿Hay equidad en el acceso?
Las terapias CAR-T en mieloma aún están en proceso de investigación, aunque ya hay dos aprobadas oficialmente para mieloma que no están disponibles todavía en España. Las terapias de linfocitos T-CAR han supuesto una gran revolución en mieloma. Hemos tratado a pacientes que no tenían otra opción terapéutica y que ya habían recibido todos los tratamientos disponibles. Hemos visto que más del 80% de los pacientes responden y se quedan sin enfermedad prácticamente después del primer mes de recibir la terapia CAR-T. Además, el tratamiento con los linfocitos T-CAR es simplemente una infusión y no hay tratamiento posterior. Los resultados son muy positivos y muy esperanzadores a medida que los vamos utilizando en líneas precoces de la enfermedad.

«Hemos tratado a pacientes que no tenían otra opción terapéutica y que ya habían recibido todos los tratamientos disponibles. Los resultados de las CAR-T en mieloma son muy positivos y esperanzadores en líneas precoces de la enfermedad»

¿Hay equidad en el acceso?
En mieloma las CAR-T todavía están en fase de investigación. El proceso del CAR-T es un tratamiento que solamente se puede aplicar en centros acreditados para poder poner el CAR-T. Cuando empezó el tratamiento con los linfocitos T-CAR para otras enfermedades, se podía aplicar en unos pocos hospitales españoles. Recientemente, el Ministerio de Sanidad ha ampliado el número. Por lo tanto, es un proceso que va a estar disponible prácticamente para cualquier paciente que lo necesita.

El médico que vea al paciente tiene que referirlo a otro hospital para que reciba el tratamiento, pero con esta ampliación del número de centros es muy raro que un hospital no tenga de manera cercana a otro hospital adonde referir al paciente. Desde el punto de vista del acceso al hospital para poner el CAR-T, la equidad se ha implementado con la nueva apertura de centros que ha activado el Ministerio. En cuanto a la equidad de otro tipo en mieloma, hay que esperar a ver cuáles son las condiciones de financiación que ponen en España, que esperemos que estén disponibles a finales de este año o principios del 2023.

«Desde el punto de vista del acceso al hospital para poner el CAR-T, la equidad se ha implementado con la nueva apertura de centros que ha activado el Ministerio»

¿Cuáles son los desafíos actuales en la investigación y el abordaje del mieloma? ¿Es posible plantearse a corto o medio plazo la curación?
El gran desafío que tenemos en mieloma es la curación. A lo largo de los últimos años hemos ido desarrollando todos los ingredientes necesarios para poder curar la enfermedad. Conocemos mucho más cómo es la biología de la enfermedad, somos capaces de diferenciar pacientes que no tengan características de mal pronóstico de aquellos que presentan algún factor de riesgo que le confiera un peor pronóstico y, además, tenemos una gran cantidad de nuevos fármacos que podemos utilizar y combinar, así como herramientas muy sensibles para medir la presencia o la ausencia de enfermedad.

En los próximos años vamos a empezar a hacer investigación clínica para curar en principio al paciente que sea curable, al paciente de nuevo diagnóstico que presente unas características de la enfermedad que no sean de mal pronóstico y tenga un buen estado general para poder recibir todos los tratamientos. En estos pacientes, estamos en la vía adecuada para poder curarlos, aunque vamos a necesitar años de seguimiento para poder confirmarlo. Tenemos las herramientas necesarias y creo que es el gran desafío que tenemos actualmente.

«A lo largo de los últimos años hemos ido desarrollando todos los ingredientes necesarios para poder curar la enfermedad»

¿Es necesario implementar la biopsia líquida en la práctica clínica en cáncer hematológico?
En el caso del mieloma tenemos algunos marcadores que podemos evaluar en la sangre periférica con muchísima sensibilidad y, por supuesto, se puede seguir ampliando la investigación para intentar detectar el DNA de las células plasmáticas o material genético de la célula plasmática. Esto era mucho más urgente y necesario en los tumores sólidos, ya que en la mayoría de los tumores hematológicos tenemos marcadores para poderlos seguir en la sangre periférica, aunque es algo en lo que se está trabajando.

Actualmente, es presidenta electa de la SEHH y en octubre ocupará el cargo tras el Congreso. ¿Qué retos afronta como presidenta para su mandato?
Como presidenta de la SEHH intentaré mantener la senda que se ha seguido hasta ahora para dar servicio a todos los hematólogos de España, representarlos donde me corresponda e intentar velar por la educación, la investigación y, fundamentalmente, por la asistencia de los pacientes hematológicos en España para que sea lo más adecuada posible e igual en todos los sitios de España.

Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Especiales

Atención primaria

Sanidad privada

iSanidadental

Anuario

Accede a iSanidad

Síguenos en