Manuel Pérez: «Es una oportunidad única tener en Sevilla un Congreso Nacional y un Congreso Internacional de Farmacia»

Presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Sevilla y presidente del Comité Científico del 22 Congreso Nacional Farmacéutico

..Pablo Malo Segura.
..Cristina Cebrián (vídeo).
Sevilla se va a convertir del 18 al 22 de septiembre en la capital mundial de la farmacia acogiendo de forma conjunta en la misma sede el 80º Congreso Internacional de la Federación Internacional Farmacéutica (FIP) y el 22º Congreso Nacional Farmacéutico, organizado por el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (Cgcof), que reunirán a cerca de 5.000 profesionales farmacéuticos de todo el mundo. Manuel Pérez, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Sevilla y presidente del Comité Científico del 22 Congreso Nacional Farmacéutico, conversa con iSanidad sobre los detalles del evento y aborda algunos de los aspectos más relevantes en la actualidad para los farmacéuticos.

El Congreso Nacional Farmacéutico se celebra del 20 al 22 de Septiembre de 2022 en Sevilla. ¿Cuáles son los temas más destacados del programa científico?
El programa científico es tan amplio que habría que ver si queda algún tema sin tratar. Se van a abordar temas desde todos los puntos de vista de la profesión farmacéutica en las diferentes ramas profesionales. Es un programa muy completo que va a tratar todos los temas de actualidad y de futuro.

¿Qué puede aportar este encuentro al profesional farmacéutico que asista?
Es un encuentro muy esperado. Este congreso se presentó el año 2018 después del Congreso de Burgos con la intención de celebrarlo en Sevilla en el año 2020, pero la pandemia nos obligó a aplazarlo primero hasta el año 2021 y luego hasta el 2022. En este momento, los temas profesionales no tienen nada que ver con los del 2020. Se abordarán temas actuales aprovechando la experiencia de los farmacéuticos durante la pandemia, con todas las actuaciones que han desarrollado en las farmacias españolas de las distintas regiones.

«El Congreso es un motivo de orgullo para la profesión farmacéutica que nos permite mostrar al mundo todo lo que hemos hecho»

Estamos ante un congreso que va a ser distinto desde todos los puntos de vista y que ha despertado bastante expectación. El Congreso es un motivo de orgullo para la profesión que nos permite mostrar al mundo todo lo que hemos hecho. En definitiva, supone una oportunidad única para varias generaciones de tener a la vez en Sevilla un Congreso Nacional y un Congreso Internacional de Farmacia.

¿Cuáles son las expectativas de asistencia para ambos congresos?
En el Congreso Nacional la asistencia ya ha superado el millar de inscripciones. Además, se presentarán más de 300 comunicaciones tipo póster, lo que supone un hito importante. Para el Congreso Internacional de la Federación Internacional Farmacéutica (FIP) esperamos que superen los 3.000 asistentes con casi total seguridad.

¿Cómo se va a abordar en el Congreso el papel de la farmacia en relación al paciente crónico complejo?
El paciente crónico complejo es un reto tanto para la farmacia como para la sociedad en general. Hay muchas personas mayores crónicas viviendo solas que quieren estar en su hogar y no en residencias, pero hay que tener en cuenta que el 98% de la población tiene una farmacia al lado de su domicilio. Por ello, el papel del farmacéutico con el enfermo crónico es esencial. Durante la pandemia el farmacéutico fue muy importante en el control de estos pacientes, llevando los medicamentos a su domicilio o avisando a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado si les echábamos de menos en la farmacia para comprobar su estado de salud. El farmacéutico va a ser en el futuro el pilar fundamental de los pacientes crónicos.

«El farmacéutico va a ser en el futuro el pilar fundamental de los pacientes crónicos»

¿Cuáles han sido las lecciones aprendidas durante la pandemia para el sector?
Durante la pandemia el farmacéutico ha aprendido a hacer de todo y se ha revalorizado ante la sociedad. El farmacéutico ha tenido que dar respuesta a muchas cuestiones que incluso la propia Administración no era capaz de dar respuesta. Además, se ha preparado para atender a los pacientes en patologías y en situaciones en las que este no podía acudir al médico.

El farmacéutico también se ha formado y ha desarrollado su actividad en la entrega de medicamentos hospitalarios a los pacientes porque se pretendía que el paciente no se acercara a los centros hospitalarios para evitar contagios y liberar de trabajo a los profesionales sanitarios. Todo lo que se ha desarrollado en la farmacia a lo largo de la pandemia se tiene que volver a utilizar ahora en beneficio del sistema, pero sobre todo en beneficio del paciente. Tenemos que ponerle al paciente en el centro del sistema sanitario como siempre se dice y nunca se hace.

«Durante la pandemia el farmacéutico se ha revalorizado ante la sociedad. Todo lo que se ha desarrollado se tiene que volver a utilizar ahora en beneficio del sistema y del paciente»

¿Qué papel debe tener el farmacéutico en la salud pública?
El farmacéutico ya tiene un papel importante en la salud pública. Tenemos muchos compañeros que están trabajando en salud pública con veterinarios y otros profesionales sanitarios desarrollando una labor magnífica. En cuanto a la salud pública desde la farmacia comunitaria, el farmacéutico debe actuar en prevención, diagnóstico precoz y campañas de concienciación ciudadana y educación sanitaria. Hay que tener en cuenta que el 98% de la población tiene un farmacéutico al lado de su domicilio. La farmacia es la profesión sanitaria que está más arraigada en la población y en la que más confían los ciudadanos.

«El farmacéutico debe actuar en prevención, diagnóstico precoz y campañas de concienciación ciudadana y educación sanitaria»

Nosotros hicimos una encuesta hace cuatro años en Sevilla que dio como resultado que el farmacéutico medio está en la misma farmacia de media 35 años. En la farmacia el farmacéutico está pesando a los hijos de los niños que pesó cuando llegó. Eso genera una confianza en el farmacéutico que casi ningún otro profesional lo tiene. Por ejemplo, el médico cambia casi constantemente, en el centro sanitario también te cambian a otros profesionales, pero vas a la farmacia y siempre está ahí el mismo farmacéutico.

«Si investigamos en resultados en salud estaremos invirtiendo dinero en medicamentos, y por tanto, en salud»

¿Cómo se puede incrementar el rol de la oficina de farmacia en la investigación?
La investigación sobre cumplimiento terapéutico o efectos secundarios de medicamentos es fundamental tanto para la administración pública como para la industria farmacéutica y el profesional farmacéutico. Es fundamental investigar en resultados en salud, si no lo hacemos estaremos gastando dinero en medicamentos. En cambio, si investigamos en resultados en salud estaremos invirtiendo dinero en medicamentos y, por tanto, en la salud de los ciudadanos.

Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Economía

Accede a iSanidad

Síguenos en