Inicio ASP Especialistas en epoc proponen priorizar el listado de pacientes frágiles y más...

Especialistas en epoc proponen priorizar el listado de pacientes frágiles y más inestables para reactivar su control asistencial

epoc-pacientes

..Redacción.
El impacto de la pandemia de Covid-19 ha cambiado el paradigma de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (epoc), ya que la mayoría de los pacientes han experimentado un retroceso en el seguimiento de su enfermedad, ante las dificultades por mantener sus visitas en los centros de salud de forma presencial. Además, han experimentado síntomas más intensos de ahogo y fatiga y han encontrado más limitaciones que nunca a la hora de realizar tareas cotidianas.

Desde la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) explican que el confinamiento provocó un empeoramiento de la salud mental del paciente con epoc. “También hay que destacar que la depresión incrementa hasta en un 50% el riesgo de exacerbaciones en estos pacientes; lo que hace que esta enfermedad entre en una espiral de inestabilidad clínica”, apunta el Dr. Lisardo García, coordinador regional de Andalucía de Semergen.

La mayoría de los pacientes con epoc han experimentado un retroceso en el seguimiento de su enfermedad, ante las dificultades por mantener sus visitas en los centros de salud de forma presencial

Asimismo, los pacientes con epoc han experimentado un empeoramiento en la falta de aire y la calidad de vida y sueño. “Según una encuesta de Neumomadrid y la Asociación de Pacientes con epoc (Apepoc), un 83% de los pacientes se han sentido en estos dos años deprimidos y sin ganas de hacer nada.Esto ha influido en una pérdida de adherencia, menos actividad física, peor alimentación y en muchos casos vuelta al tabaquismo”, destaca Nicole Hass, portavoz de Apepoc.

Medidas para reactivar el control del paciente con epoc
Ante esta situación, desde Boehringer Ingelheim apoyan distintas medidas asistenciales impulsadas por Semergen y se adhieren a las peticiones de Apepoc. Todo ello con el objetivo de reactivar el seguimiento de estos pacientes para controlar mejor su enfermedad. En concreto, la primera medida propuesta es recuperar al paciente respiratorio crónico (asma / epoc) para su control. En concreto, señalan que deberá citarse presencialmente a estos pacientes cuando vayan acudiendo a la consulta por otros motivos. También podrá utilizarse la anamnesis sobre la estabilidad e impacto para determinar control en epoc, además de la auscultación cardiopulmonar.

En segundo lugar, es fundamental priorizar el listado de pacientes con epoc frágiles, con alto riesgo y más inestables. Desde Semergen informan que se implementará el uso de la escala de disnea mMRC. También se revisará el patrón de exacerbaciones en cada visita y ajuste de la terapia broncodilatadora, según recomendaciones de las guías Gold y GesEPOC. Por último, consideran imprescindible la colaboración del personal de enfermería y el abordaje multidisciplinar para el manejo de estos pacientes tras la pandemia.

Dr. Bruch: “Los neumólogos intercambian su conocimiento con atención primaria generando guías, protocolos de actuación prácticos que repercuten directamente en un mejor manejo de la enfermedad”

Los neumólogos intercambian su conocimiento con atención primaria generando guías, protocolos de actuación prácticos que repercuten directamente en un mejor manejo de la enfermedad. Y, por tanto, en una mayor calidad de vida para el paciente. Además, los profesionales sanitarios están cada vez más formados en epoc; incluidas las oficinas de farmacia que, junto con los profesionales de enfermería, realizan una gran labor educativa a diario con los pacientes para que hagan buen uso de su inhalador. Hacen lo posible para exista una buena adherencia por parte de los pacientes y puedan mejorar su calidad de vida”, comenta el Dr. Guillem Bruch, director de Medicina e I+D de Boehringer Ingelheim España.

El reto del infradiagnóstico
En cuanto a los pacientes que no están diagnosticados, el temor durante la pandemia y el miedo al contagio ha hecho aumentar más estos casos, que históricamente se sitúan en un 74,6%.

Una explicación a este infradiagnóstico puede estar en que esta persona está acostumbrada a vivir con su disnea, tos y expectoración. Solo acude al médico de atención primaria cuando tiene una exacerbación o cambia el color del esputo. Es fumador y lo que le sucede lo asume como una consecuencia de esta adicción. Además, aunque el paciente con EPOC fallece principalmente por otras causas (problemas cardíacos), la pérdida progresiva de su función pulmonar junto con la aparición de agudizaciones incrementa de forma importante el riesgo de muerte en estos pacientes”, afirma el Dr. García.

Por su parte, el Dr. Bruch, señala cómo desde Boehringer Ingelheim se está trabajando de la mano de sociedades científicas y asociaciones de pacientes para lograr una mayor concienciación social e intentar mejorar la calidad de vida de estos pacientes. “Por un lado con la visión clínica pensando en los profesionales sanitarios que trabajan a diario por mejorar la vida de las personas con epoc. Y, por otro, de la mano de las organizaciones de pacientes y con una perspectiva educativa, ayudando a los pacientes tanto a gestionar su enfermedad, como a adoptar unos hábitos de vida saludables y dar importancia al aspecto emocional que conlleva la enfermedad”, concluye.

Noticias complementarias