Inicio ASP La desaparición de la colaboración público-privada incrementará la lista de espera quirúrgica...

La desaparición de la colaboración público-privada incrementará la lista de espera quirúrgica en 75 días

colaboración-lista-espera

..Redacción.
La limitación de la colaboración público-privada saturaría aún más el sistema sanitario. Las listas de espera quirúrgica aumentarían en 75 días y la primera consulta en 58 días, según el informe  Aportación del sector privado al sistema sanitario de la Fundación Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), a raíz de la votación este miércoles del anteproyecto de Ley de Equidad, Universalidad y Cohesión en el Congreso de los Diputados.

Se trata de un incremento del 102% en cirugías y del 158% en primeras consultas. “Esta hipótesis podría ser considerada tremendista. Pero podría ser una realidad de atenderse las enmiendas de Unidas Podemos para dar apoyo a la Ley de Equidad, lo cual debería preocupar a administraciones y, por supuesto, a todos los ciudadanos», ha advertido Marta Villanueva, directora general de la Fundación IDIS.

El fin de la colaboración público-privada provocaría un incremento de la lista de espera quirúrgica del 102% 

Si la Ley Darias sale adelante con las enmiendas de Unidas Podemos, el principal socio del Gobierno de Pedro Sánchez, tendría también un impacto significativo en la ocupación hospiatalaria. Según el informe de IDIS, la ocupación pasaría del 70,6% actual al 85%.

Este incremento supondría un coste adicional de 1.200 millones de euros para el Sistema Nacional de Salud. Este dato se obtiene al estimar que la diferencia de coste a asumir por el sistema público podría situarse en un intervalo de un 25-35% superior respecto de los costes derivados de la colaboración privada-pública, dado que todos los pacientes atendidos en la actualidad en centros concertados deberían ser asumidos por centros públicos. Esta cifra podría superar los 2.700 millones de euros en caso de asumirse la totalidad de la actividad actualmente concertada por el sistema público. El informe parte de la suposición de que la prestación pública tiene un coste 25% superior para toda la actividad.

Los hospitales y centros públicos deberían asumir seis millones adicionales de estancias hospitalarias, 11 millones de consultas y alrededor de 800.000 pruebas diagnósticas

Si se prescindiera de los recursos de la sanidad privada, el sistema público debería afrontar una serie de inversiones para atender a toda la población. De este modo, los hospitales públicos deberían asumir seis millones adicionales de estancias hospitalarias, 11 millones de consultas y 800.000 pruebas diagnósticas.

Asimismo, el sector privado cuenta en la actualidad con 432 hospitales y 49.861 camas de hospitalización. De esta cifra, 271 hospitales y 36.777 camas tienen algún tipo de concierto. En 2020, los hospitales privados con conciertos sustitutorios llevaron a cabo cerca de 574.000 intervenciones quirúrgicas (15,9% del total); más de 10 millones de consultas (11,6% del total); atendieron cerca de 2,5 millones de urgencias (11,8% del total), y más de 550.000 altas hospitalarias (12,2%).

No debemos olvidar que los acuerdos de colaboración privada-pública en el sector sanitario son un mecanismo para mejorar el acceso, la provisión y la calidad de los servicios de salud y,  aportan beneficios al sector público en términos de reducción de costes y de riesgos;  para el sector privado, representan un incremento de la actividad y, para los ciudadanos, acceso a más y mejores servicios sin que ello implique mayor presión fiscal”, apunta Villanueva.

Noticias complementarias