La Comisión de Sanidad de la CEOE advierte de los problemas estructurales que no resuelve la Ley de Equidad

Comisión-Sanidad

..Redacción.
La Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales de la CEOE, formada por los grupos de trabajo de dependencia, farmacia y sanidad, ha presentado las «Cifras, retos y oportunidades del sector sanitario español tras el Covid», una radiografía de la actual situación del sector empresarial sanitario; así como de los problemas que afectan a cada uno de estos subsectores del ámbito de la salud, incluida la Ley de Equidad, Universalidad y Cohesión del Sistema Nacional de Salud, actualmente en tramitación parlamentaria.

El coordinador de la Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales de CEOE y secretario general de la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), Luis Mendicuti, ha sido el encargado de exponer las cifras que constatan la magnitud de un sector empresarial que representa el 9,5% del PIB. Este sector emplea a más de 1,2 millones de personas y cuya facturación conjunta supera los 109.000 millones de euros.

El sector empresarial sanitario español representa el 9,5% del PIB y emplea a más de 1,2 millones de personas 

Junto a los datos globales que constatan el peso del tejido empresarial sanitario en el conjunto del SNS y de la economía española. Asimismo, se han desglosado a su vez las cifras de coyuntura correspondientes a los tres subsectores que conforman esta Comisión: dependencia, farmacia y provisión sanitaria.

Por su parte, Carlos Rus, presidente de la Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales de CEOE y presidente de ASPE, ha puesto el acento en las preocupaciones y retos comunes de este grupo de trabajo, como la colaboración público-privada, la situación de los profesionales sanitarios, la investigación y la fiscalidad. «Nuestro papel como empresariado del sector sanitario y sociosanitario pasa por el compromiso en avanzar hacia un SNS más competente y eficaz para el conjunto de sus usuarios, que haga un uso responsable de los recursos existentes y camine hacia una calidad asistencial de excelencia y accesible para toda la población, sin distinción entre territorios», ha destacado Rus.

El trabajo ha abordado, a su vez, aspectos determinantes como el impulso al desarrollo de programas I+D+I que contribuyan a consolidar la implantación de nuevas tecnologías en el sector de la Salud; o la elaboración de códigos de buenas prácticas que sirvan de referencia en la relación de pacientes, profesionales, proveedores de salud y aseguradoras. «El modelo de futuro debe centrarse en la persona, en sus necesidades y en la incorporación de nuevas herramientas tecnológicas e innovación sanitaria», ha matizado Carlos Rus.

«Hay que avanzar hacia un SNS más competente y eficaz, una calidad asistencial accesible para toda la población», destaca Rus

Así, se han mencionado aspectos de gran interés para estos sectores como la falta de un pacto de estado en políticas de tercera edad; la coordinación sociosanitaria; el acceso a medicamentos innovadores; la escasez de profesionales sanitarios o las listas de espera.

Para Luis de Palacio, vicepresidente de la Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales de CEOE y presidente de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE): «Hace falta una política de cartera de farmacia y productos sanitarios mejor, donde el acceso a los medicamentos no se limite sólo al precio financiado». En este sentido, ha añadido que «hay que contemplar el valor estratégico; la sostenibilidad de la propia cadena de suministro; y criterios de proximidad y facilidad para el acceso». A su juicio: «Esta política depende del dialogo de los distintos agentes con la Administración. De hecho, las perspectivas actuales son buenas para lograr el necesario entendimiento», ha concluido.

Por su parte, y en representación del sector de dependencia, Natalia Roldán, vicepresidenta de la Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales de CEOE y presidenta de la Asociación de Empresas de Servicios para la Dependencia (Aeste), ha señalado que «se necesita un gran pacto de estado que garantice a las personas mayores unos servicios de calidad. Estos servicios deben basarse en la libre elección por parte de los mayores, y deben estar financiados por el Estado y las CCAA», ha señalado.

Palacio y Roldán han puesto el acento en las preocupaciones sectoriales de los ámbitos de farmacia y dependencia

La Comisión ha expresado su preocupación por la repercusión de un asunto de suma actualidad como la Ley de Equidad, Universalidad y Cohesión del SNS. Según ha subrayado Rus existe una serie de factores estratégicos en el sistema sanitario que no encuentran respuesta en el actual proyecto de Ley de Equidad tal y como está planteado: «la escasez de profesionales, la ausencia de interoperabilidad que permita una historia clínica digital eficiente, la saturación del sistema debido a la demanda oculta generada durante el Covid, las diferencias territoriales sobre aspectos tan esenciales como la cartera básica de servicios y aquellas que ofrecen servicios específicos adicionales, o el colapso de la atención primaria son vértices que, sin solución, no permiten pensar en una sanidad más justa, universal y cohesionada».

Para el presidente de la Comisión es necesario «trabajar por un fortalecimiento común que favorezca la optimización de la gestión sanitaria”. Para ello, según ha argumentado, «es primordial la toma de decisiones en base a resultados en salud y satisfacción de los pacientes y del colectivo de profesionales encargado de atenderles, no en premisas ideológicas”.

Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Especiales

Atención primaria

Sanidad privada

iSanidadental

Anuario

Accede a iSanidad

Síguenos en