SEPA lanza un protocolo para la detección precoz desde la consulta dental del riesgo de diabetes o hipertensión arterial

Supone una innovación mundial para las clínicas dentales, contándose con un documento de recomendaciones avalado por importantes sociedades científico-médicas españolas

diabetes-hipertensión-consulta-dental

..Redacción.
La Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) y su Fundación han lanzado un protocolo con recomendaciones para la detección precoz desde la consulta dental del riesgo de padecer diabetes o hipertensión arterial, consensuadas y avaladas por la Sociedad Española de Cardiología (SEC), la Sociedad Española de Diabetes (SED) y la Sociedad Española de Hipertensión (SEH-LELHA).

El documento de protocolo, así como las infografías ilustrativas, se ponen gratuitamente a disposición de las más de 23.000 clínicas dentales

Se trata del primer paso de la iniciativa Promosalud, que pretende facilitar la aplicación en la consulta dental de recomendaciones muy sencillas orientadas a la promoción de la salud bucal y general, detectando factores de riesgo sistémicos en los pacientes odontológicos. Este documento se pone a disposición de todas las clínicas dentales que lo deseen, a través de la web de la Fundación SEPA y la de la propia sociedad científica. «Solo tendrán que registrarse y se les remitirá tanto este protocolo como una infografía de apoyo que explica cómo implementarlo en la consulta dental», ha señalado el Dr. José Nart, presidente de SEPA.

El Dr. Miguel Carasol, coordinador de Promosalud, ha indicado que es un protocolo «muy sencillo, poco invasivo, que requiere poco tiempo de los profesionales y que es realmente económico de implementar». El objetivo de la iniciativa es contribuir a la prevención de estas enfermedades sistémicas y sus importantes complicaciones. En la fase inicial, «pretendemos que las consultas dentales registren la presión arterial de sus pacientes con perfiles de riesgo, para tratar de identificar casos de hipertensión oculta», ha añadido el Dr. Nart. Actualmente, más de un 40% de las personas con hipertensión desconocen que lo son. Se calcula que en España hay unos 15 millones de adultos con la presión arterial elevada.

Es el primer paso de Promosalud, iniciativa que pretende potenciar el rol de la clínica dental como centro promotor de salud general y bucal

Además, en nuestro país hay más de 5 millones de personas con diabetes. De ellas, más del 45% desconoce padecer esta patología, según los datos de prevalencia del estudio di@bet.es. «Con ocho preguntas muy sencillas, o el registro de la hemoglobina glicosilada por punción en un dedo, se consigue sospechar la existencia de diabetes», ha precisado el Dr. Miguel Carasol. Por ello, se fija como objetivo a corto plazo «conseguir que las consultas dentales puedan implicarse en el cribado de casos de diabetes no diagnosticada, efectuando estas sencillas pruebas a personas de riesgo y derivando a su médico de referencia los casos sospechosos para que éste establezca el diagnóstico».

Para esta primera fase de la iniciativa se aplica la experiencia acumulada con el estudio DiabetRisk, que ha evidenciado el potencial de la consulta dental para detectar diabetes no diagnosticada, así como las recomendaciones de las guías internacionales de mayor prestigio para el cribado de presión arterial elevada en la población.

Dr. Miguel Carasol: «En menos de diez minutos, y con un coste ínfimo, se puede contribuir a la detección precoz de diabetes o hipertensión»

El orden clínico sugerido de aplicación del protocolo es el siguiente: registro de la presión arterial; toma del pulso radial para sospechar la existencia de una posible arritmia cardiaca; y completar el test Findrisk (8 preguntas sencillas para valorar el riesgo de padecer diabetes en los próximos 10 años). Si esta prueba iguala o supera los 12 puntos, se registra la hemoglobina glicada mediante una sencilla punción capilar. Con los datos obtenidos, se rellena un informe muy simple para el médico del paciente, a base de checks. El médico valora el cribado y completa el informe, con el resultado de las pruebas diagnósticas que considere oportunas. Finalmente, el paciente retorna el informe de interconsulta al dentista, que registra los resultados en su historia clínica.

«En menos de diez minutos, y con un coste ínfimo, se puede contribuir a la detección precoz de diabetes o hipertensión», ha subrayado el Dr. Miguel Carasol, que también es el coordinador de la Alianza por la Salud General y Periodontal. Para hacer esto posible, el periodoncista ha informado que desde SEPA han creado unos informes de interconsulta muy sencillos para el médico general o especialista, que deberán ser los encargados de establecer el diagnóstico correcto de cada paciente que le hemos remitido. «La relación bilateral dentista-médico es esencial, y lo que realmente confiere entidad práctica a Promosalud», ha resaltado.

Dr. José Nart: «Esta novedosa iniciativa facilita el establecimiento y mantenimiento de una relación bilateral más fluida y constante con la medicina»

Repercusión en la práctica clínica
La colaboración de SEPA con el Consejo General de Dentistas, y su posible divulgación a través de los colegios profesionales y otras entidades, puede hacer que un porcentaje no desdeñable de las 22.000 clínicas dentales se adhieran a este proyecto en mayor o menor medida. «Aunque no sabemos el número de personas que se podrían beneficiar de Promosalud, estamos trabajando para difundirlo de forma adecuada y registrar ese número, que deseamos sea muy elevado», ha manifestado el Dr. Carasol. «Se pretende evaluar qué porcentaje de pacientes ha obtenido con estas recomendaciones un diagnóstico de su patología desconocida, que es nuestro objetivo preventivo principal».

El éxito de este proyecto se fundamenta en la colaboración de las clínicas dentales, algo que desde SEPA se da por descontado. «Los pacientes valoran de forma muy favorable el hecho de que su clínica dental se preocupe por su salud general, no solo por la bucodental. De esta manera, se genera una relación de confianza mayor y, además, los pacientes consideran que sus dentistas están más formados y, por tanto, son mejores profesionales», ha recalcado la Dra. Paula Matesanz, vicepresidenta de SEPA. Para el Dr. Nart, otra ventaja adicional que surge a partir de esta novedosa iniciativa en el campo de la odontología es que «facilita el establecimiento y mantenimiento de una relación bilateral más fluida y constante con la medicina».

Dra. Paula Matesanz: «Los pacientes valoran de forma muy favorable el hecho de que su clínica dental se preocupe por su salud general, no solo por la bucodental»

Por su parte, el Dr. José Nart, ha comentado que «la misión principal de las consultas dentales es la prevención y tratamiento de la patología bucodental, pero también podemos aportar mucho en la promoción de la salud general». En este sentido, el Dr. Carasol ha indicado que «los dentistas pueden registrar parámetros de cribado que deben interpretar y corroborar los médicos correspondientes».

«Cada vez hay más evidencias sobre la relación que guarda la salud bucal con la salud general, siendo especialmente llamativa y estrecha la vinculación de la periodontitis con enfermedades tales como la diabetes o algunos importantes trastornos cardiovasculares», ha recordado el Dr. Miguel Carasol. La consulta dental es un espacio sanitario que recibe la visita del 55% de la población, al menos una vez al año. «Esto confiere a la asistencia odontológica el potencial para mejorar la calidad de vida de la población mediante la promoción de la salud bucal y general, contribuyendo así al objetivo 3 de Salud y Bienestar promulgado por Naciones Unidas dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados en la Agenda 2030», ha concluido la Dra. Matesanz.

Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Especiales

Atención primaria

Sanidad privada

iSanidadental

Anuario

Accede a iSanidad

Síguenos en