La coinfección por gripe A y VRS pueden conducir a virus híbridos capaces de evadir la inmunidad, según un estudio

virus-gripe-coinfecciones-virus-hibridos
Imagen: Centers for Disease Control and Prevention's Public Health Image Library

..Redacción.
Investigadores de de la Universidad de Glasgow han estudiado en el laboratorio el comportamiento del virus de la gripe A y del virus respiratorio sincitial (VRS) en una coinfección y han descubierto que pueden conducir a virus híbridos con capacidad potencial de evadir la inmunidad. El trabajo, del Centro de Investigación de Virus MRC de la universidad escocesa, se ha publicado en la revista Nature Microbiology. Los autores creen que sus hallazgos pueden ayudar a explicar por qué las coinfecciones pueden tener resultados significativamente peores en algunos pacientes.

Las coinfecciones por virus respiratorios suponen entre el 10% y el 30% del total de las infecciones respiratorias y son comunes entre los niños. Algunos estudios indican que las coinfecciones no alteran el resultado de la enfermedad. Pero otros indican un aumento del número de neumonías víricas.

Vieron partículas de virus híbridos que tenían elementos clave como la información genética del virus de la gripe A y del VRS

Los investigadores usaron muestras de células pulmonares humanas y probaron en el laboratorio cómo se comportaban el virus de la gripe A y el VRS cuando infectaban células al mismo tiempo. A través de tomografía criolectrónica y microscopía de superresolución los investigadores vieron partículas de virus híbridos que tenían elementos clave como la información genética de ambos virus.

Una de las partículas del virus híbrido pudo infectar nuevas células con influenza A utilizando el mecanismo de entrada del VRS. Esto le permitió evadir las respuestas inmunitarias naturales y desbloquear el acceso a las células que no tienen receptores para el virus de la gripe A. «Ha sido un descubrimiento inesperado pero muy emocionante que desafía lo que sabemos sobre cómo se forman las partículas virales dentro de una célula», ha declarado el profesor Pablo Murcia, uno de los autores de la investigación.

Una de las partículas del virus híbrido pudo infectar nuevas células con influenza A utilizando el mecanismo de entrada del VRS. Así pudo evadir las respuestas inmunitarias naturales

Los autores destacan que aún se desconoce si en una infección humana que se da de forma natural y no en el laboratorio, como este caso, hay probabilidades de que se generen particulos de virus híbrido. Pero sí consideran que la investigación ofrece información que se desconocía sobre las interacciones entre los virus respiratorios. Información que puede ayudar a explicar las razones por las que pacientes coinfectados están más graves.

Para resolver estas dudas, el profesor Murcia han señalado que las próximas investigaciones del equipo tratarán de averiguar si se pueden formar partículas híbridas en pacientes con coinfecciones «e identificar qué combinaciones de virus pueden generar partículas híbridas, aunque nuestra suposición de trabajo es que solo unos pocos virus respiratorios formarán virus híbridos».

«Los estudios de coinfección pueden ayudarnos a prepararnos para futuras pandemias»

Los investigadores creen que la coinfección viral también conduce a una variedad de resultados para los virus involucrados. A nivel celular, los virus pueden reaccionar entre sí durante la coinfección. Estudios previos que había hecho este grupo mostraron que algunos virus respiratorios desencadenan respuestas de los pacientes que bloquean la infección por otros virus. Creen que, en el futuro, más investigación debe centrarse en estudiar el proceso de coinfección del virus.

«Necesitamos comprender cómo ocurren estas infecciones dentro del contexto de cada una para obtener una imagen más completa de la biología de cada virus individual», explica la Dra. Joanne Haney, primera autora del artículo. «Los estudios de coinfección pueden ayudarnos a prepararnos para futuras pandemias al comprender cómo la introducción de un virus puede influir e interactuar con otros virus en circulación», señala.

Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Especiales

Atención primaria

Sanidad privada

iSanidadental

Anuario

Accede a iSanidad

Síguenos en