Nace ‘Corazón de Mujer’, un movimiento para reducir la mortalidad cardiovascular en mujeres

Cada 6 minutos en Europa y cada 60 segundos en Estados Unidos muere una mujer por enfermedad cardiovascular

movimiento-Corazón-de-mujer

..P.M.S.
La Dra. Leticia Fernández-Friera, socia fundadora y directora de la Unidad de Cardio-Mujer en Atria Clinic, ha impulsado en España el movimiento ‘Corazón de Mujer’, con el objetivo de incidir en la importancia de conocer los riesgos asociados a las enfermedades cardiovasculares y crear hábitos de vida saludables para intentar reducir la mortalidad asociada a las patologías cardiacas en mujeres. Está inspirado en el exitoso ‘Go Red For Women’, creado por la Asociación Americana del Corazón en 2004 y que ha conseguido, junto a otras pequeñas campañas de menor envergadura, una reducción de la mortalidad cardiovascular en Estados Unidos superior al 30%.

El movimiento ‘Corazón de mujer’ busca concienciar sobre la importancia de la prevención y el diagnóstico precoz de las enfermedades cardiovasculares en la mujer

Las patologías cardiacas son la principal causa de muerte en la población femenina, por encima del cáncer de mama y de pulmón. En 2020, fueron responsables del 26,2% de los fallecimientos en todo el mundo, frente al 18,6% del cáncer. Cada 6 minutos en Europa y cada 60 segundos en Estados Unidos muere una mujer por enfermedad cardiovascular. En España, el año 2020 perdieron la vida más mujeres que hombres por enfermedades cardiovasculares (264,7 muertes por cada 100.000 habitantes frente a 241,1).

«Existe una baja percepción de riesgo de la enfermedad cardiovascular en mujeres. Van más tarde al hospital y no identifican los síntomas. La mortalidad asociada al primer infarto en mujeres es hasta un 20% mayor que en hombres», ha señalado la Dra. Leticia Fernández-Friera. En este sentido, ha destacado la importancia de conocer los factores de riesgo específicos de la mujer. «Es fundamental la creación de unidades específicas para la mujer, que conozcan como funciona su corazón. Si ponemos el foco en las unidades especificas podemos prevenir el 80% de eventos cardiovasculares antes de que se produzcan».

El movimiento ‘Corazón de Mujer’ comienza sus pasos en España de la mano de una de sus primeras impulsoras, la Dra. Malissa Wood, profesora de la Facultad de Medicina de Harvard, cardióloga clínica del Cardiac Ultrasound Laboratory en el Massachusetts General Hospital de Boston y codirectora del Programa Corrigan Women’s Heart Health en el Massachusetts General Hospital Heart Center.

Dra. Fernández-Friera: «Existe una baja percepción de riesgo de la enfermedad cardiovascular en mujeres. Van más tarde al hospital y no identifican los síntomas»

«Gracias a estas campañas se han conseguido mejoras en el reconocimiento de los riesgos de la enfermedad cardiovascular en mujeres, crear subvenciones para apoyar el estudio de las enfermedades cardíacas, reforzar el apoyo necesario para mejorar la salud cardiovascular femenina y diseñar programas para alentar a las mujeres jóvenes a desarrollar carreras STEM», ha señalado la Dra. Wood. Estos son los objetivos principales del movimiento en España, junto a la «creación de nuevas herramientas para la evaluación de riesgo (como la ecografía vascular), la divulgación de directrices para su manejo y el impulso de la investigación específica por sexo», ha precisado la Dra. Fernández-Friera.

Las diferencias basadas en el sexo en la enfermedad cardiovascular han sido tradicionalmente poco apreciadas y comprendidas. Así, las mujeres se encuentran poco representadas en la investigación, los ensayos clínicos y las publicaciones. Además, en estas patologías, todavía no se reconoce a la mujer en su particularidad ni se trata lo suficiente, y se enfrentan a disparidades en el diagnóstico y tratamiento. «El riesgo en las mujeres a menudo se subestima debido a la percepción errónea de que están protegidas contra las enfermedades cardíacas. Este poco reconocimiento, junto a las diferencias en la presentación clínica femenina, conduce a estrategias de tratamiento menos agresivas y una menor representación de mujeres en los ensayos clínicos», ha explicado la Dra. Fernández-Friera.

La mortalidad asociada a un primer infarto en mujeres es hasta un 20% mayor que en hombres

Para la Dra. Wood, en términos de prevención cardiovascular, «el escenario ideal sería aquel en el que se incorpora la educación en hábitos de vida cardiosaludables desde el colegio, antes de los 18 años, en el que los médicos de atención primaria se implican más y mejor en el reconocimiento de los factores de riesgo femeninos y en el que la mujer es capaz de identificar sus propios síntomas asociados a esta enfermedad». También se ha referido a la necesidad de contar con unidades específicas de mujer, en clínicas especializadas, «capaces de identificar, diagnosticar, tratar y prevenir las enfermedades cardiovasculares que afectan al sexo femenino, al tiempo que contribuyen a la investigación y desarrollan nuevas herramientas y tratamientos para mejorar el diagnóstico».

Salud cardiovascular en la mujer: importancia de conocer los factores de riesgo
Por su parte, la Dra. Fernández-Friera ha afirmado que «es crucial un enfoque contemporáneo que se centre en la ‘mujer sana’ para la identificación y el tratamiento temprano de las mujeres con riesgo de enfermedades cardiovasculares». Los factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular están aumentando por el cambio en el estilo de vida de las mujeres y su baja percepción de los mismos. Estos no solo incluyen los clásicos (tabaquismo, obesidad, sedentarismo, hipertensión) sino que» las mujeres suman también otros como la hipertensión en el embarazo, la diabetes gestacional o la menopausia precoz», ha resaltado.

Las unidades especializadas en mujer, centradas en identificar mujeres en riesgo, son cruciales para el tratamiento temprano y mejor pronóstico de estas patologías

Las mujeres tampoco están bien representadas en las escalas de riesgo internacionales y, por lo tanto, se dificulta su diagnóstico y tratamiento. «Además, se conocen poco sus síntomas referenciales además del típico dolor en el brazo y el pecho como son dolor en la mandíbula, decaimiento, molestias en la espalda, dificultad para respirar. Por si fuera poco, acuden más tarde al especialista, lo que se asocia a una mortalidad mayor respecto a los hombres (mueren un 20% más tras un infarto) y no reciben el mismo tratamiento (las tasas de adherencia a los programas de rehabilitación cardiaca son un 30% inferiores)», ha detallado.

Por ello, las dos cardiólogas, han subrayado que «las mujeres deberían de priorizar su salud y conocer los factores de riesgo asociados a las enfermedades cardiovasculares. Así, se podrían llegar a prevenir hasta un 80% de estas patologías».

La prevención puede evitar hasta un 80% de los eventos cardiovasculares

Colaboradores del movimiento ‘Corazón de Mujer’
El movimiento Corazón de Mujer cuenta ya con la colaboración de importantes empresas, profesionales de la salud y gente anónima. Una de ellas es Atria Clinic, cuyo objetivo es común, la prevención. «Apoyar movimientos como este no es una opción, sino una obligación en nuestro compromiso con los pacientes y la sociedad». Así lo ha indicado el Dr. Jorge Solís, cardiólogo y socio fundador de esta prestigiosa clínica en Madrid. En la misma línea, destaca la farmacéutica Organon, centrada en mejorar la salud integral de la mujer, que está desarrollando y apoyando activamente diferentes iniciativas enmarcadas en el impulso de la ‘Salud con Perspectiva’. También se han sumado a este movimiento la Clínica Dr. Durántez y Solán de Cabras.

Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Especiales

Atención primaria

Sanidad privada

iSanidadental

Anuario

Accede a iSanidad

Síguenos en