Inicio ASP Entre los médicos españoles hay muchos Cristianos Ronaldos, ellos también se merecen...

Entre los médicos españoles hay muchos Cristianos Ronaldos, ellos también se merecen “más cariño”

Compartir
..Luis de Haro. Director general de iSanidad.
Cristiano Ronaldo se va a la Juventus de Turín, es una de las noticias del verano, abandona el Real Madrid y la liga española. Los motivos no parecen estar claros del todo, pero se presume algo parecido al hastío, la “falta de cariño” del presidente y del club, los problemas con Hacienda…
Cristiano Ronaldo es un “figura”, uno de los mejores jugadores de la historia en todo el planeta fútbol, su espacio será difícil de rellenar. Entre los aficionados genera odio y admiración a partes iguales, pero es evidente que es un “superprofesional”, lo dicen sus goles, lo dice su rendimiento, lo dice su profesionalidad, su entrega y todo lo que le rodea profesionalmente.
También en la sanidad española, pública y privada, hay médicos que son grandes profesionales, de talla mundial, incluso galáctica, que se “dejan la piel” por sus pacientes, también se podría estudiar su rendimiento, su profesionalidad, su entrega y todo lo que les rodea profesionalmente.

También en la sanidad española hay médicos que son grandes profesionales, de talla mundial, incluso galáctica

Sin embargo, no se van, se quedan, a pesar de las dificultades. Los grandes problemas como las listas de espera, la congelación de sueldos, la falta de reconocimiento profesional, la frialdad de la administración, incluso el hastío personal o la rigidez del sistema, no les impiden ser abnegados en su tarea, firmes y constantes, dándole brillo a una sanidad que, no nos equivoquemos, va “haciendo aguas” poco a poco.

Los grandes problemas como las listas de espera, la congelación de sueldos, la falta de reconocimiento profesional, la frialdad de la administración, incluso el hastío personal o la rigidez del sistema, no les impiden quedarse

Cristiano Ronaldo puede marcharse del Real Madrid a la Juventus de Turín y uno, dos o tres jugadores ocuparán su lugar. Sin embargo, a estos grandes médicos que tenemos en España nadie les puede sustituir. La tarea del sistema sanitario es cuidarles, darles cariño, reconocer su trabajo y esfuerzo y pedirles que formen a las nuevas generaciones.