Inicio ASP GMV, entre los top 10 de la radioterapia intraoperatoria

GMV, entre los top 10 de la radioterapia intraoperatoria

GMV radioterapia intraoperatoria

..Redacción.
Según el último estudio de mercado realizado a nivel mundial por la consultora Apex Market Research, la multinacional tecnológica GMV se encuentra entre los Top 10 de la radioterapia intraoperatoria (RIO), destacando en la categoría de empresa innovadora. Las compañías con esta clasificación se corresponden con aquellos proveedores que han demostrado innovaciones sustanciales en sus productos en comparación con sus competidores.

GMV ha sido destacada por Apex dentro de la clasificación de empresa innovadora, gracias a Radiance, y se encuentra entre los top 10 de la radioterapia intraoperatoria

La radioterapia intraoperatoria es una técnica de alta precisión en la cual se administra una fracción única y elevada de radioterapia durante un acto quirúrgico, sobre el lecho tumoral/residuo microscópico, o sobre el tumor macroscópico, en caso de tumores irresecables. Con ella se visualiza de forma directa el lecho a irradiar, quedando fuera del campo de irradiación los tejidos sanos circundantes.

La creciente incidencia del cáncer, los avances tecnológicos y las ventajas que ofrecen las aplicaciones de la radioterapia intraoperatoria, son los principales factores que están impulsando el crecimiento del mercado global. La consultora prevé en su estudio que la radioterapia intraoperatoria alcanzará los 67,8 millones de dólares en 2024, creciendo a una tasa anual del 7% de 2019 a 2024. GMV se encuentra entre los líderes mundiales gracias a su planificador de radioterapia intraoperatoria denominado Radiance y a sus alianzas comerciales con otros líderes del mercado como son Carl Zeiss, Meditec AG (Alemania) e IntraOp Medical Corporation (USA).

El mercado mundial de radioterapia intraoperatoria alcanzará los 67,8 millones de dólares en 2024, con una previsión de crecimiento del 7% de 2019 a 2024

Radiance es el único planificador radioquirúrgico del mercado
Radiance mejora la seguridad del tratamiento radioterápico intraoperatorio (RIO). Facilita al especialista el análisis completo del paciente y la toma de decisiones previa a la intervención quirúrgica. Lo hace identificando el tratamiento óptimo para cada uno de ellos, medicina personalizada y traslacional.

Su innovador software ofrece todos los datos necesarios para documentar la intervención. Calcula los parámetros exactos necesarios para aplicar la radioterapia en el propio quirófano, antes del acto quirúrgico. Proporciona imágenes de alta calidad multiplanar (MPR) y visión tridimensional (3D) del paciente, permitiendo la visualización simulada del resultado del tratamiento.

Asimismo, al optimizar el tratamiento, hacerlo más eficiente, efectivo, seguro y específico, contribuye a la sostenibilidad del sistema sanitario. Por un lado, porque la radiación se hace directamente en el propio quirófano, posresección del tumor, asegurándose la precisión del resultado. Por otro, porque no se han de realizar posteriores sesiones de radioterapia. Hoy en día, tres de cada 10 pacientes que requieren radioterapia no la reciben, bien por falta de equipos o por la dispersión geográfica. Existen casos de pacientes que tienen que hacer 200 kilómetros cada día para recibir un tratamiento de radioterapia. Esta situación se podría aliviar aplicando la radioterapia intraoperatoria en el momento de la intervención.

Radiance reduce el riesgo de recurrencia en diversos tipos de tumores y su valor paliativo es importante en otros tipos de cánceres difícilmente curables

Además, la técnica seguida por Radiance reduce el riesgo de recurrencia en diversos tipos de tumores (por ejemplo tumores cerebrales, cáncer de recto, sarcomas o cáncer de mama), y su valor paliativo es importante en otros tipos de cánceres difícilmente curables, como puede ser el cáncer de páncreas o en casos de recurrencia del proceso oncológico.

La radioterapia intraoperatoria tiene diversos beneficios, entre los que se encuentra el ahorro al paciente de desplazamientos al hospital durante el tiempo que dure el tratamiento, normalmente de tres a cinco semanas dependiendo del tipo de tumor. Esto incide en una mejora tanto física como psicológica y de calidad de vida del individuo. El paciente se beneficia así de una menor frecuentación hospitalaria; de menos sesiones de tratamiento con radioterapia externa en algunos casos (por ejemplo cánceres de mama precoces, con factores de pronóstico favorables), y a su vez se consigue minimizar los efectos secundarios sobre tejidos sanos circundantes. La más reciente publicación de los resultados a largo plazo (12 años de seguimiento) del ensayo clínico Targit, muestra una menor tasa de mortalidad por enfermedades no relacionadas con el tumor tratado.

Radiance está presente en diferentes entidades españolas como el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín (Las Palmas) o el Hospital Provincial (Castellón). Así como el Hospital de La Luz (Madrid), el Hospital Gregorio Marañón (Madrid), el Hospital Central de Asturias o el Hospital Virgen de la Arrixaca.

Noticias complementarias