Inicio ASP Dra. Méndez: “Hay niños con Covid persistente que llevan meses sin poder...

Dra. Méndez: “Hay niños con Covid persistente que llevan meses sin poder ir al colegio”

unidad-covid-persistente-niños-dra-maria-mendez

..Gema Maldonado.
Los niños no han sido las principales víctimas del virus SARS-CoV-2, se han contagiado menos y, en general, han pasado el Covid-19 de forma más leve que la población adulta, sin embargo, el Covid persistente, reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como patología el pasado mes de septiembre, también está presente en niños que han pasado la infección.

Fatiga, dificultad para respirar, debilidad y cefaleas son los síntomas más comunes en estos pacientes pediátricos. Algunos de ellos están viendo “afectada de forma muy importante” su vida, según explica a iSanidad la Dra. María Méndez, jefa del Servicio de Pediatría del Hospital Germans Trias i Pujol. Es la responsable de la Unidad funcional de Covid persistente Pediátrica de este centro sanitario, puesta en marcha el pasado 15 de diciembre. En estos tres meses ya ha atendido a entre 40 y 50 niños de toda Cataluña y otros 20 esperan ser evaluados. Asociaciones de pacientes reclaman investigación, atención y reconocimiento para esta nueva enfermedad sobre la que aún hay muchas incógnitas, y de la que habla la Dra. Méndez desde el ámbito pediátrico.

La Unidad Pediátrica de Covid persistente ya ha atendido a entre 40 y 50 niños de toda Cataluña y otros 20 esperan ser evaluados

Llevamos algunos meses escuchando a pacientes y médicos hablar de esta nueva patología en adultos, ¿en qué medida está afectando el Covid persistente a los niños?
En algunos casos está afectando de forma muy importante. A niños y adolescentes les está pasando lo mismo que a los adultos que sufren Covid persistente, con los mismos síntomas, pero con el agravante de que ellos están en un periodo de desarrollo físico, académico, puberal y social. Y esto les puede afectar de forma aún más grave que a los adultos. Hay niños que llevan meses sin poder ir al colegio. Otros, pueden ir unas horas al día, pero no su jornada completa.

Por eso es importante dar visibilidad a esta patología, porque estos niños pueden tener bastantes problemas escolares por la falta de asistencia a clase y porque les cuesta mucho concentrarse. Ahora, por ejemplo, necesitan más tiempo que antes para hacer los deberes. Es importante que esta situación se conozca para que, además de sentirse físicamente mal, no tenga encima el estrés de no llegar a la expectativa de lo que hacían antes.

“Empezamos a recibir niños en consultas de cardiología porque tenían taquicardia, en neumología por fatiga, en neurología por cefaleas, etc.”

¿Qué síntomas empezaron a ver en las consultas pediátricas para pensar en Covid persistente en niños?
La sintomatología que presentan es muy heterogénea e incluye síntomas neurológicos, respiratorios, digestivos, psicológicos, alteraciones del sueño y dificultades escolares. Empezamos a recibir niños en consultas de cardiología porque tenían taquicardia, en neumología por fatiga, en neurología por cefaleas, etc.  Los especialistas vimos que los niños tenían los mismos problemas que los adultos con Covid persistente y decidimos crear la unidad.

¿Por qué algunos niños tienen estos síntomas?, ¿puede que el virus o partes del virus sigan presentes de forma indetectable?
Hay muchas hipótesis y ninguna está totalmente confirmada. Probablemente la causa sea multifactorial. La persistencia del virus es difícil de demostrar, sí que hay un estudio que había visto partículas virales en el intestino de pacientes, pero tampoco sabemos si esas partículas son viables, si están vivas o no. También se piensa que puede haber algún condicionante genético que predisponga a responder de una manera anómala contra el virus o puede que sea una respuesta alterada de la inmunidad. Son muchas las hipótesis y pocas las respuestas todavía.

“Ninguno de ellos ha tenido que estar hospitalizado ni ha tenido una forma grave de Covid. Incluso, alguno de ellos ha pasado la infección de forma asintomática”

unidad-covid-persistente-niños-equipo

¿Los niños con Covid persistente han padecido la forma grave de la enfermedad provocada por el SARS-CoV-2?
No, ninguno de ellos ha tenido que estar hospitalizado ni ha tenido una forma grave de Covid. Incluso, alguno de ellos ha pasado la infección de forma asintomática. Tienen una PCR positiva que se hizo por estudio de contactos. En otros casos, por los síntomas que presentan se les hace una serología al cabo de unos meses y resulta positiva.

En el caso de la población adulta, el estudio de SEMG y Long Covid Acts indicaba que ocho de cada 10 afectados son mujeres. ¿Se repite este patrón en los niños?
En la población pediátrica estamos viendo que sí es más frecuente en mujeres, pero no con tanta diferencia. En nuestro caso, de momento, tenemos un 60% de mujeres y un 40% de varones. Por qué afecta más a las mujeres es otra de las incógnitas, igual que el Covid grave se da más en hombres, el Covid persistente afecta más a las mujeres. Probablemente debe haber implicado algún componente hormonal, probablemente.

¿Qué tipo de atención y seguimiento se les da a los niños que acuden a la unidad?
Se intenta hacer una valoración muy individualizada porque los síntomas son muy diversos. Se hacen las exploraciones básicas: hacemos análisis de sangre para descartar otras causas de sus síntomas, pruebas funcionales respiratorias, electrocardiograma y a veces ecografía cardiaca si es necesario.

Intentamos hacer una valoración muy individualizada porque los síntomas son muy diversos: exploraciones básicas, una valoración para establecer un programa de rehabilitación física y neurocognitiva y una valoración psicológica”

Después se hace lo más importante: los rehabilitadores hacen una valoración para poder poner en marcha un programa de rehabilitación personalizado con el que intentar mejorar tanto la dificultad para respirar como la fatiga y los dolores musculares. Además, se realiza una exploración neurocognitiva para ver las afectaciones a este nivel y poder empezar un programa de neurorrehabilitación cognitiva; ejercicios para mejorar la capacidad de memoria y la disfunción ejecutiva que tienen alterada, así como la velocidad de procesamiento.

La unidad la conforman pediatras expertos en infecciones, en neumología, cardiología, neurología, médicos rehabilitadores, fisioterapeutas, psicólogos, psiquiatras y dietistas. Es muy integral, aunque no todos los niños necesitan todos los especialistas.

¿Se ha generado ya algo de literatura científica sobre Covid persistente en niños?
Todavía no hay estudios en niños. Existe una prepublicación italiana que habla de una serie de 120 niños y  lo único publicado hasta ahora es un estudio de cinco casos en niños afectados en Suecia. Pero las principales guías médicas ya comentan que los mismos síntomas de Covid persistente que tienen los adultos pueden tenerlos los niños.

“Muchos de estos niños tienen un cuadro depresivo añadido que ha sido posterior a encontrarse mal”

Los pacientes adultos de Covid persistente lamentan que en algunos casos sus médicos achacaban su sintomatología a problemas psicológicos derivados de la pandemia. Al ver toda esta sintomatología en niños, ¿también se creía eso?
Cualquier adolescente o niño que se encuentre mal de forma prolongada, como es este caso, puede tener una repercusión emocional y puede acabar teniendo un cuadro depresivo o ansioso. Pero es secundario, no primario. Estos niños se encuentran realmente mal.

En nuestra unidad en todos estos niños hay una valoración psicológica porque hay que abordar el problema de forma multidisciplinar. Precisamente, lo que están viendo los psiquiatras cuando evalúan a estos niños es que muchos de ellos tienen un cuadro depresivo añadido que ha sido posterior a encontrarse mal. Y es una de las cosas que hay que abordar porque si no lo mejoramos, todo lo demás no va a mejorar.

“Cualquier adolescente o niño que se encuentre mal de forma prolongada, como es este caso, puede tener una repercusión emocional”

Es una enfermedad que se ha descrito recientemente, hasta septiembre no teníamos conocimiento de que existiera. Hablamos de pacientes que han acudido al médico con síntomas muy diversos a los que se les hacía pruebas complementarias con resultados normales. El médico no les veía nada.

Estos pacientes interpretan que quizá los médicos no creen que tengan esos síntomas, y esto también produce ansiedad y un sentimiento de tristeza. Piensan: ‘encima que me encuentro mal, no me entienden y no me acaban de creer’. Todo esto está cambiando porque ahora hay mucho más conocimiento, los médicos de familia y los pediatras conocen la existencia de este cuadro. Es diferente decirle a un paciente ‘no sé qué tienes’ a decirle ‘tienes un Covid persistente y vamos a ver cómo mejoramos esto’.

Noticias complementarias:

Compartir