Inicio ASP Recomendaciones de la EMA a los sanitarios que administran la vacuna o...

Recomendaciones de la EMA a los sanitarios que administran la vacuna o atienden posibles trombosis poco frecuentes

sanitarios-trombosis-vacuna-astrazeneca

..G.M.
Al tiempo que el Comité de Evaluación de Riesgos de Farmacovigilancia (PRAC) se pronunciaba en rueda de prensa sobre la investigación de los casos de trombosis en combinación con trombocitopenia y su vínculo con la administración de la vacuna frente al Covid-19 de AstraZeneca, la EMA publicaba en su web una serie de recomendaciones dirigidas a los profesionales sanitarios.

El organismo europeo explica que estos tipos «muy raros de trombosis» en sitios «inusuales», como los trombos en senos venosos cerebrales, se han notificado en la mayoría de los casos en mujeres mejores de 60 años. Además, casi todos han tenido lugar dentro de las dos semanas posteriores a la inyección de la primera dosis. Aún hay poca experiencia tras la segunda dosis puestos que es ahora cuando se están empezando a administrar. El intervalo entre la primera y la segunda dosis es de entre 10 y 12 semanas.

Los sanitarios deben informar a quienes reciben la vacuna de AstraZeneca de la necesidad de acudir al médico ante síntomas de trombosis

La EMA pide a los profesionales de la salud que informen a las personas que reciben esta vacuna de que busquen atención médica inmediata si desarrollan síntomas de coágulos de sangre. Estos síntomas son dificultad para respirar, dolor en el pecho, hinchazón de las piernas y dolor abdominal que no se va. También en caso de cefaleas intensas y persistentes, situaciones de visión borrosa y si aparecen petequias más allá del lugar del pinchazo pasados unos días.

La EMA indica que en este momento «no es posible identificar factores de riesgo específicos». Por eso recomienda a los sanitarios «estar alerta a los signos y síntomas de tromboembolismo y trombocitopenia para poder tratar rápidamente a las personas afectadas de acuerdo con las directrices disponibles».

El organismo pide a los sanitarios «estar alerta a los signos y síntomas» de trombosis y trombocitopenia y no utilizar la heparina por prevención

Se cree que la vacuna puede desencadenar una respuesta inmune que conduzca a este trastorno poco frecuente y similar a la trombocitopenia inducida por heparina. Por eso recomiendan a los profesionales sanitarios que si tienen un paciente con sospecha de trombos poco frecuentes como los descritos en los casos vinculados a la vacuna de AstraZeneca no utilicen heparina. Pero no hay un tratamiento para abordar este tipo de trombosis. Así lo han reconocido los miembros del Comité de Evaluación de Riesgos de Farmacovigilancia (PRAC). Los expertos de la EMA han recomendado otros anticoagulantes y tratamientos como inmunoglobinas, esteroides y plasmaféresis.

Por último, la EMA recuerda que los profesionales sanitarios implicados en la administración de la vacuna en la Unión Europea que recibirán una carta de seguridad (DHPC, por sus siglas en inglés) y pueden consultar la Guía de buenas prácticas en farmacovigilancia para comunicar posibles casos de efectos adversos de la vacuna y del resto de medicamentos. Sobre este punto, los miembros del PRAC hicieron hincapié este miércoles en la necesidad de una «buena comunicación de casos». Pusieron como ejemplo el caso de Alemania, donde la tasa de trombosis poco frecuentes en relación a la vacuna reportadas se sitúa en uno por cada 100.000 habitantes.

Noticias complementarias: