Inicio ASP La segunda dosis de Pfizer es eficaz y segura en vacunados con...

La segunda dosis de Pfizer es eficaz y segura en vacunados con AstraZeneca, según el ensayo Combivacs

resultados-combivacs-segunda-dosis-pfizer

..Gema Maldonado.
El ensayo Combivacs que ha probado a inyectar la segunda dosis de Pfizer a personas vacunadas con la primera de AstraZeneca concluye que el refuerzo con la vacuna de ARN mensajero “es altamente” eficaz, ya que incrementa los anticuerpos IgG 150 veces y los anticuerpos neutralizantes aumentan entre 7 y 7,5 veces a los 14 días de haberla recibido, en comparación con los que solo recibieron una dosis de AstraZeneca.

Además, indica que es segura, ya que los efectos adversos locales y sistémicos son “muy similares” a los registrados en el ensayo de fase tres con las dos dosis de Pfizer. Estos resultados se tendrán en cuenta en la Comisión de Salud Pública que decidirá qué hacer con los dos millones de personas menores de 60 años que en España recibieron la primera dosis de AstraZeneca antes de que Sanidad decidiera suspenderla.

Combivacs indica que la segunda dosis con Pfizer incrementa los anticuerpos IgG 150 veces y los neutralizantes entre 7 y 7,5 veces a los 14 días

Son los resultados que este martes ha presentado el Instituto de Salud Carlos III, promotor de este estudio, de fase II randomizado, que se ha llevado a cabo en cinco hospitales españoles. Los datos corresponden al análisis de resultados de 442 personas a las que se les ha administrado la segunda dosis de Pfizer y 221 personas que formaron el grupo control. A su vez, los participantes se han dividido en dos subgrupos de edad, uno de 18 a 49 años y otro de 50 a 59 años. A todos se les ha hecho un seguimiento en el punto cero del ensayo y a los siete y 14 días de recibir la segunda dosis. Además, realizarán controles a los 28 días y a los tres, seis y 12 meses.

Eficacia mostrada
La medición de anticuerpos se ha realizado con dos tipos de tests comerciales, en un caso, se medían los anticuerpos IgG frente al antígeno RBD del virus, el otro medía los anticuerpos IgG específicos dirigidos a diferentes regiones de la espícula del virus. Ambos grupos, el de intervención y el de control, partían de anticuerpos basales similares.

Según el estudio Combivacs la pauta mixta es segura con efectos “muy similares” a los registrados en el ensayo de fase tres con la primera y segunda dosis de Pfizer

Pero en el grupo de los vacunados con Pfizer, el primer test muestra que “el incremento que se produce a los siete días es más de 123 veces con respecto a la medición basal y sigue ese incremento de forma constante, aunque más lento, a los 14 días”, ha explicado la Dra. María Teresa Prez, coordinadora del Laboratorio de Serología del Centro nacional de Microbiología del ISCIII. Ese incremento de títulos IgG llega a 150 veces más que quienes solo recibieron una dosis de AstraZeneca. En la medición con el segundo test, comprobaron que este aumente a siete y 14 días “era muy similar”, hasta alcanzar 30 veces más que la situación basal.

resultados-combivacs-segunda-dosis-pfizer-equipo

Por otra parte, comprobaron la capacidad neutralizante de los títulos IgG que se habían medido. “Podemos decir que la vacunación de segunda dosis de Pfizer aumenta los anticuerpos neutralizantes entre 7 y 7,5 veces” con respecto al grupo control, señaló el Dr. José Alcamí, investigador del ISCIII.

El aumento de anticuerpos neutralizantes con la segunda dosis de Pfizer en el ensayo Combivacs es mayor que el mostrado en los ensayos con dos dosis de AstraZeneca

Es una cifra que dobla a los resultados del ensayo en fase II que publicó AstraZeneca con la pauta de dos dosis y que indicaba un incremento de anticuerpos neutralizantes de entre 2,8 y tres veces con la segunda dosis, y es superior a los resultados de otro estudio con AstraZeneca que hablaba de un aumento de hasta cinco veces, ha explicado el Dr. Alcamí.

El científico que también ha comparado los resultados de Combivacs con los del ensayo en fase II de Pfizer, que mostraron un aumento de anticuerpos neutralizantes tras la segunda dosis de entre cinco y seis veces. En ambos casos ha advertido que la comparación tiene sus limitaciones, puesto que se trata de estudios distintos con laboratorios y controles “que no son siempre los mismos“.

El efecto adverso local más reportado fue el dolor en la zona de la inyección. Entre los sistémicos, la cefalea y el malestar general, mientras que la fiebre fue poco frecuente

Efectos adversos
Marga Campins, jefa de Servicio de Medicina Preventiva y Epidemiologia e investigadora principal del Vall d’Hebron, ha explicado que los efectos adversos registrados “son prácticamente superponibles” a los de ensayo de fase III de Pfizer. El 88,2% tuvo dolor en la zona de la inyección y el 35,5% reportó induración en el punto de la inyección. Tres de cada 10 tuvieron eritema y el 10.9% señaló prurito. El 0,2% tuvo una lesión pustulosa. En el caso de eventos adversos de carácter sistémico, los más frecuentes fueron la cefalea y el malestar general, con un 44,4% y un 41%, respectivamente. Uno de cada cuatro refirió escalofríos y el 10,9% nauseas. Solo el 2,5% tuvo fiebre y el 2% prurito. Las erupciones cutáneas se registraron en el 1,3% de los vacunados y los vómitos en el 0,9%.

Los efectos aparecieron en su mayoría entre las 24 y 48 horas tras la vacunación con Pfizer. A partir del tercer día de vacunación prácticamente habían desaparecido”, ha señalado la Dra. Campins. Además, la mayoría de los vacunados percibieron los síntomas adversos como “leves”. Así lo refirió el 68,3%, de intensidad moderada el 30% y solo 16 personas (1,7%) manifestaron una intensidad importante de síntomas como el malestar general y la cefalea. “Pero no son realmente acontecimientos adversos que pudiéramos considerar graves y ninguna de estas personas requirió hospitalización por estos síntomas”, concluyó la Dra. Campins.

Los resultados de Combivacs muestran alguna diferencia con los del estudio inglés Com-COV, aunque el intervalo de administración y la edad de los participantes son diferentes

Estos resultados muestran algunas diferencias con los anunciados hace unos días en el estudio Com-COV que desarrolla la Universidad de Oxford y que combina diferentes vacunas frente al Covid-19. The Lancet publicó los datos preliminares de uno de los brazos del estudio, que prueba la dosificación mixta de AstraZeneca y Pfizer y que indicaban un aumento en la frecuencia de reacciones adversas leves y moderadas.

Según la Dra. Campins, la gran diferencia se produce en la fiebre registrada. En el caso de estudio inglés, se da en el 34% de los vacunados mientras que en el estudio español solo afecta al 2%. El Dr. Jesús Antonio Frías, coordinador de la red de investigación del ISCIII, ha apuntado que esta diferencia puede deberse a la sensación de febrícula, que alcanza el 34% en el estudio inglés, “pero en términos de fiebre termometrada son muy parecidos”, señaló.

El informe con los resultados del ensayo están a disposición de la ponencia de vacunas y de la Comisión de Salud Pública para tomar una decisión

Por otra parte, la Dra. Campins ha advertido que en el estudio inglés los participantes eran mayores de 50 años y que la administración de la segunda dosis con Pfizer se hizo a los 28 días de la primera con AstraZeneca. “En nuestro estudio ha tenido lugar entre las ocho y las 12 semanas después de la dosis de AstraZeneca. Por tanto, no son totalmente comparables porque hay cuestiones de diseño que los hacen diferentes”, afirmó.

¿Qué hacer con los vacunados con AstraZeneca?
La directora del ISCIII, Raquel Yotti, ha señalado que pondrán el informe con los resultados del ensayo a disposición de la ponencia de vacunas y de la Comisión de Salud Pública, que se reúne este mismo martes. Ellos serán los encargados de tomar una decisión sobre la inmunización de los dos millones de personas menores de 60 años que tienen una sola dosis de AstraZeneca y que han quedado en el limbo en el proceso de inmunización.

El Dr. Frías asegura que la muestra de Combivacs se ha calculado “de manera específica” y sus resultados “son plenamente válidos estadísticamente”

Sin embargo, algunos investigadores y comunidades autónomas, como la de Madrid, han señalado que este estudio tiene una muestra muy pequeña como para sacar conclusiones a aplicar en dos millones de personas. En este sentido, el Dr. Frías ha asegurado que el tamaño seleccionado, con algo más de 600 participantes, “no es un número azaroso, sino que se ha calculado ad hoc, de manera específica”. Además, ha asegurado que los resultados “son plenamente válidos desde el punto de vista estadístico”.

En cuanto a las conclusiones de reactogenicidad que pueden extraerse de aplicar una pauta de vacunas mixta, la Dra. Campins recuerda que para medir la seguridad de una vacuna “hay que evaluarla en un número muy grande, ya que pueden darse eventos muy poco frecuentes que se ven solo cuando se empieza a administrar a millones de personas. Es lo que ocurrió con las trombosis de senos venoso cerebrales acompañados de trombocitopenia en el caso de AstraZeneca. No se detectaron en los ensayos, sino al administrarse a varios millones de personas en Europa.

Noticias complementarias:

Compartir