Inicio ASP Quinta ola Covid-19, errores básicos otra vez

Quinta ola Covid-19, errores básicos otra vez

errores básicos

..Luis de Haro. Director General de iSanidad.
Con esta nueva ola Covid-19 los errores básicos han vuelto. De nuevo actuamos como si no hubiéramos aprendido de la experiencia, parecemos el animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Tenemos la incidencia acumulada disparada, positivos, repuntes, presión hospitalaria, UCIs llenándose… pero hay una enorme resistencia a volver a tomar medidas, a volver a lo que ha funcionado. Nos dimos mucha prisa en la desescalada, sin pasos intermedios y de nuevo sin aval científico. El resultado es el que todos conocemos. Restricciones a la movilidad, distancia social y mascarilla deben volver a ser protagonistas. No deberíamos fiarlo todo a la vacunación porque no podemos volver a sumirnos en un nuevo caos como los de la primera o tercera ola.

Errores básicos otra vez, parecemos el animal que tropieza dos veces en la misma piedra

Con unas incidencias entre los jóvenes de 20-29 de 1.700 en alguna zona o de más de 2.000 entre los de 12-19 en otra, ¿habría que hacer algo extra? La sociedad espera más que el simple cierre de las discotecas. La sociedad lo exige, y las comunidades autónomas también.

En medicina, si un paciente recae en su patología vuelve al tratamiento, ¿por qué si el Covid-19 vuelve a avanzar no cambiamos ese tratamiento que no funciona? La conclusión es sencilla, el “médico” que está tratando al paciente le está desatendiendo. Sigue con errores básicos porque no se fija o está más pendiente de otros pacientes y de otros síntomas. En realidad, si fuera un médico el que estuviera al frente del problema esto no pasaría.

Es evidente que no hay un médico al frente de esta crisis ni un comité científico detrás que avale las indicaciones

El médico, como cualquier otro profesional sanitario, siempre está pendiente del paciente. Está atento a los signos que identifican si algo va bien o va mal. Es evidente que en la crisis del Covid-19 no hay un médico al frente, ni siquiera hay un comité científico detrás que avale las indicaciones. Ningún profesional dejaría que el paciente volviera a recaer sin hacer algo rápido, incluso, si tuviera dudas, le preguntaría a otro compañero. En medicina no es problema preguntar a otro profesional y es bueno conocer lo que ha sucedido con otros pacientes. Aprender de la experiencia, propia y de otros, es un signo de inteligencia.

Malo, pero muy malo es cometer los mismos errores básicos otra vez. Es malo para los pacientes, malo para los profesionales, malo para la sociedad, malo para el sistema… malo para todos. No, el médico que está pendiente de la foto con el paciente, de anunciar a los familiares que ya está todo bien o de hacerle planes de futuro al paciente no es un buen médico. En realidad, ni siquiera debe tener un buen equipo. El buen equipo ayuda al médico, no le adula.

La pandemia comenzó hace más de 16 meses y la sociedad ha cambiado. Es el momento para que el médico presente resultados y no acuse al virus de matar pacientes. Ni él ni su equipo están dando la talla. La culpa no es de los jóvenes, es de quien permite una libertad para la que no es está preparado.

Noticias complementarias