Inicio ASP No hay evidencia científica sobre la necesidad de una dosis de refuerzo...

No hay evidencia científica sobre la necesidad de una dosis de refuerzo en la población general

Según concluye una revisión de expertos publicada en The Lancet

dosis-refuerzo-población-general

..P.M.S.
Una revisión de expertos publicada en The Lancet asegura que no hay evidencia científica que apoye la necesidad de una dosis de refuerzo en la población general. “Incluso para la variante Delta, la eficacia de la vacuna contra el Covid-19 grave es tan alta que las dosis de refuerzo para la población general no son apropiadas en esta etapa de la pandemia“, concluyen los científicos. Algunos de ellos pertenecen a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA).

“Incluso para la variante Delta, la eficacia de la vacuna contra el Covid-19 grave es tan alta que las dosis de refuerzo para la población general no son apropiadas en esta etapa de la pandemia”

Esta revisión resume la evidencia disponible en estos momentos de ensayos controlados aleatorios y estudios observacionales que se han publicado en revistas revisadas por partes y servicios de preimpresión. En los diferentes estudios observacionales se ha comprobado que las vacunas siguen siendo muy eficaces contra la enfermedad grave por Covid-19, a pesar de las variantes.

La vacunación tuvo una eficacia del 95% contra la enfermedad grave de las variantes Delfa y Alfa. Además, esta eficacia era de más del 80% en la protección contra cualquier infección por estas variantes. Así lo indica el promedio de los resultados que se recogen de estos estudios observacionales.

Las vacunas son menos efectivas contra la enfermedad asintomática o contra la transmisión que contra la enfermedad grave. No obstante, la minoría no vacunada sigue siendo la principal causa de la transmisión y presenta mayor riesgo de contraer Covid-19 grave. “Tomados en su conjunto, los estudios actualmente disponibles no proporcionan evidencia creíble de una disminución sustancial de la protección contra enfermedades graves, que es el objetivo principal de la vacunación“, señala la Dra. Ana María Henao-Restrepo, autora principal y experta de la OMS.

Dra. Henao-Restrepo: “Los estudios actualmente disponibles no proporcionan evidencia creíble de una disminución sustancial de la protección contra enfermedades graves”

En este sentido, reclama poner las vacunas a disposición de las personas que corren riesgo de enfermedad grave y aún no han recibido ninguna dosis. “Si las vacunas se implementan donde serían más beneficiosas, podrían acelerar el final de la pandemia al inhibir la evolución de variantes“, destaca. Además, los autores apuntan que la disminución de los niveles de anticuerpos en personas vacunadas no significa necesariamente que se reduzca la protección contra la enfermedad grave. También tienen importancia las respuestas de memoria e inmunidad mediada por células. En caso de que se administren dosis de refuerzo, la revisión aboga por identificar los casos donde los beneficios superen a los riesgos.

Cualquier decisión sobre dosis de refuerzo debe basarse en pruebas y considerar los beneficios y riesgos para las personas y la sociedad

Las vacunas que están disponibles actualmente son seguras, efectivas y salvan vidas. Aunque la idea de reducir aún más el número de casos de Covid-19 mejorando la inmunidad en las personas vacunadas es atractiva, cualquier decisión al respecto debe basarse en pruebas y considerar los beneficios y riesgos para las personas y la sociedad. Estas decisiones de gran importancia deben basarse en pruebas sólidas y debates científicos internacionales“, concluye Dr. Soumya Swaminathan, coautor y científico jefe de la OMS.

Noticias complementarias

Compartir