Inicio ASP Dejar para el final los derechos del médico

Dejar para el final los derechos del médico

Derechos médico

..Luis de Haro. Director General de iSanidad.
Carolina Darias ha asegurado que los derechos del médico están por detrás de los de los pacientes. En una rueda de prensa reciente ha asegurado que la objeción de conciencia no debe ser “un impedimento para la prestación asistencial”. Para ella, según ha afirmado, el Gobierno tiene un “compromiso ineludible” para reformar la ley del aborto (La ministra acusa a todo un servicio por no practicar un aborto: “No parece que tenga pinta de buena praxis”). Nadie del Gobierno ha defendido al colectivo profesional y su objeción de conciencia.

Hace poco más de 18 meses salíamos a las 20h00 a las terrazas a aplaudir a médicos y enfermeras. Sin embargo, no todo eran parabienes. Después de estar en primera línea de combate contra el virus, personas anónimas hacían duras acusaciones. Una ginecóloga de Barcelona tuvo que soportar una pintada en su propio coche en la que la llamaban “rata contagiosa”. No recuerdo que saliera ningún ministro a defenderla. (Diario del coronavirus. Los aplaudidos a las 20:00 horas que algunos vecinos quieren lejos)

Salvador Illa, ex ministro de Sanidad, está en el banquillo por un posible delito contra la salud pública. El escándalo de las mascarillas defectuosas ocurrido en los primeros meses de la pandemia sigue vigente. Ningún ministro ha salido ha increpar a Illa por esta actuación (Salvador Illa se enfrenta a la justicia por las mascarillas defectuosas de los sanitarios)

Libertad de expresión, derechos de los pacientes, cuestión coyuntural… pero los derechos del médico al final

¿Qué subyace detrás de esto? Parece que los derechos del médico están al final. Unas veces es la libertad de expresión, otra por los derechos de los pacientes, otras veces es una cuestión coyuntural… Parece que siempre podemos encontrar algo que sitúe al médico al final de la fila. Así no avanza el sistema sanitario en igualdad, todavía hay mucho que legislar y mucha cultura que aprender.

Noticias complementarias