Inicio ASP Dr. Antonio Montero: «Hay una ley específica que prohíbe la publicidad de productos...

Dr. Antonio Montero: «Hay una ley específica que prohíbe la publicidad de productos sanitarios, pero no se cumple»

Presidente del Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM)

publicidad-productos-sanitarios

..Pablo Malo Segura.
La comercialización de medicamentos y tratamientos por internet en distintas plataformas supone un problema para la odontología, que es difícil de controlar, entre otros motivos, debido a la ausencia de regulación publicitaria. «Tenemos que estar alerta e intentar frenarlo de alguna manera. No solamente es un menoscabo para nuestra profesión, sino que es un problema importante para los pacientes y su salud. Hay una ley del medicamento que prohíbe específicamente la publicidad de productos sanitarios que estén destinados a ser utilizados o aplicados exclusivamente por profesionales, pero no se cumple». Así lo aseguró el Dr. Antonio Montero, presidente del Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM), durante el 50º Congreso Sepes 2021 que se celebró entre el 9 y el 11 de octubre en Madrid bajo el lema ‘Por un paciente feliz‘.

En esta edición, el congreso de la Sociedad Española de Prótesis Estomatológica y Estética (Sepes) trató diferentes áreas de la salud con relación con la odontología como la nutrición, oncología, estrés o el sueño. Así, se completó una jornada sobre el binomio indisoluble odontología y bienestar en el último día del congreso, donde el presidente del COEM ofreció una ponencia sobre el peligro de los autotratamientos adquiridos por internet.

Dr. Antonio Montero: «Hay una ley del medicamento que prohíbe específicamente la publicidad de productos sanitarios que estén destinados a ser utilizados o aplicados exclusivamente por profesionales, pero no se cumple»

Un producto sanitario es cualquier dispositivo que tiene como finalidad ser utilizado en un paciente. «Pueden ser diagnósticos, terapéuticos o dispositivos, pero tienen que cumplir una normativa muy estricta». Según explicó el Dr. Montero, «la comercialización de productos sanitarios requiere una prescripción por parte de un profesional, una declaración de conformidad del que hace el producto sanitario y una autorización de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps)».

En este sentido, se refirió a los peligros de la venta por internet de medicamentos, productos sanitarios a medida como tratamientos de ortodoncia invisible y férulas de bruxismo o blanqueamientos dentales. Ninguno de ellos cumple estos requisitos, lo que «supone un delito contra la salud pública y de intrusismo». Además, en el caso concreto de la ortodoncia invisible, el Dr. Antonio Montero indicó que no hay una supervisión del profesional de la evolución del paciente. «Si el tratamiento va mal la única persona que va a responder es la que ha firmado el tratamiento. La empresa no va a tener la responsabilidad», advirtió.

La comercialización de productos sanitarios requiere una prescripción por parte de un profesional, una declaración de conformidad del que hace el producto sanitario y una autorización de la Aemps

Otros tratamientos de los que alertó el presidente del COEM fueron el polvo negro para cepillarse los dientes o las carillas de resina para pegarse uno mismo en estos. «Es un disparate, pero se comercializa. Supone un riesgo para el paciente y puede producir trastornos de la oclusión, alternaciones de la ATM, problemas periodontales, desgastes, abrasiones, efectos tóxicos, y, lo que es más importante, puedes tener problemas que ya no tengan solución», resaltó. Además, aseguró que el paciente no dispone de canales de reclamación una vez sigue estos tratamientos.

Durante la ponencia manifestó que el origen de la venta de medicamentos por internet suele ser el exceso de información. Algunos de los motivos pueden ser la inmediatez o el precio económico. Hay empresas que lo fomentan y a las que es muy difícil perseguir debido al vacío legal. «Están deslocalizadas, no cumplen con autorizaciones sanitarias ni ningún control de calidad. Todos estos productos que se están comercializando en internet en ningún momento se pueden considerar que sean seguros», lamentó el Dr. Montero.

«Todos estos productos que se están comercializando en internet en ningún momento se pueden considerar que sean seguros»

Asimismo, recalcó que algunos youtubers e influencers que colaboran con estas empresas tienen un peso importante para difundir estos tratamientos al ser nuevos canales de publicidad del siglo XXI. «Ahora estamos en contacto con agencias de youtubers diciendo que venden productos sanitarios o tratamientos de ortodoncia puede repercutir contra ellas. Tienen la responsabilidad de estar vendiendo un producto que no saben que ellas no lo pueden vender».

¿De que forma afecta a la profesión la venta de medicamentos por internet?
La odontología sufre plétora en España, ya que hay 40.000 dentistas y el 59% tiene menos de 45 años. Además, hay 10.600 estudiantes en facultades. «No hay si quiera un dentista por cada 3.500 habitantes como dice la OMS, sino un dentista por cada 1.200. Necesitamos que los 1.200 vengan a nuestra clínica, no que se auto traten. El problema va a ir a más y en contra de nuestra profesión». Al respecto, indicó la importancia de fijarse en el 15% de población que no acude al dentista por motivos económicos y el 17% que no va por tenerle terror.

«Estamos luchando por la seguridad de los pacientes, para que no les estafen ni produzcan un daño importante para su salud», señaló el presidente del COEM

El Dr. Montero detalló que hay varias vías para luchar contra este problema: administrativa (a través de la Aemps), penal y colegial (muy limitada). «La forma en la que estamos actuando es la vía penal», precisó el presidente del COEM, una «vía lenta» pero que les permite tener acceso al Ministerio Fiscal, a la policía para que empiece a investigar el caso y a los medios de comunicación. «Necesitamos que la gente sepa que no estamos defendiendo nuestra profesión para no perder nuestro núcleo de pacientes, sino que estamos luchando por la seguridad de los pacientes, para que no les estafen ni produzcan un daño importante para su salud», concluyó.

Noticias complementarias