Inicio ASP Contratos Covid, una necesidad estructural. Dr. Juan Antonio Vargas

Contratos Covid, una necesidad estructural. Dr. Juan Antonio Vargas

Dr.-Juan-Antonio-Vargas

..Dr. Juan Antonio Vargas, jefe de Sección de Medicina Interna. Jefe de estudios del Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda. Catedrático de Medicina de la UAM.
Vivimos demasiado deprisa y en numerosas ocasiones los acontecimientos nos superan y nos dejan bloqueados. Ahora que vemos la claridad a la salida del túnel de la pandemia Covid se plantean dudas sobre la continuidad de los contratos Covid, habiendo disparidad de opiniones entre las diferentes comunidades autónomas. No hace mucho se aplaudía a los sanitarios, se les ensalzaba, se les encumbraba. Se hablaba que tras la pandemia había que mejorar sus condiciones laborales y reforzar las plantillas, dando un uso pleno a los hospitales y centros de salud públicos. Y es que los contratos Covid son una necesidad estructural incuestionable.

Ahora que vemos la claridad a la salida del túnel de la pandemia, se plantean dudas sobre la continuidad de los contratos Covid que son una necesidad estructural incuestionable

La pandemia ha mostrado la fuerza de nuestra sanidad, pero también ha puesto encima de la mesa nuestras deficiencias. Tenemos una gran sanidad pública, basada en el esfuerzo diario de miles de profesionales que se levantan cada día con el firme propósito de dar lo mejor de sí mismos en beneficio de un sistema en el que creen. Y todo ello a pesar de no haber sido tratados adecuadamente; con una gran precariedad laboral que empujó a algunos compañeros a buscar otros países para el desarrollo personal y profesional. Esta situación deficitaria se observó en los inicios de la pandemia, cuando se intentó reforzar las plantillas con estudiantes o con personal jubilado.

Las comunidades autónomas pugnaron entre sí por conseguir profesionales y llegaron los contratos Covid que ayudaron a mitigar la situación, sin solucionarla, dada la cantidad de pacientes que había que atender; no solo afectos de la infección Covid, sino de otras patologías que sufrieron retrasos en el diagnóstico o en el tratamiento. A todo ello se ha sumado el Covid persistente, siendo esperable que entre 0,5-1,5 millones de españoles puedan presentar esta situación clínica, lo que puede poner nuevamente en jaque a nuestro sistema nacional de salud.

Se habla de falta de médicos, se abren facultades de medicina con motivaciones políticas. Pero a los que están ya con nosotros, personal joven, preparado e ilusionado, se les pone en duda su continuidad

Conjuntamente a esta situación se habla de falta de médicos, se abren facultades de medicina con motivaciones principalmente políticas. Sin embargo, a los que están ya con nosotros, personal joven, preparado e ilusionado, se les pone en duda su continuidad, a pesar de haberse dejado la piel y que han contribuido a la estabilidad relativa que ahora vivimos.

Existen numerosas razones para su continuidad: el mantenimiento e implementación de consultas específicas de Covid persistente, que cuenten con equipos multidisciplinares; la necesidad de utilizar las instalaciones sanitarias públicas en horario de mañana y tarde evitando las largas esperas para ser atendido del resto de patologías; o la necesidad de fortalecer la atención primaria, actualmente bajo mínimos.

El Sermas debería convertir los 11.000 contratos Covid en puestos estructurales de las plantillas de los centros sanitarios

En mi comunidad, el Sermas debería convertir los 11.000 contratos Covid en puestos estructurales de las plantillas de los centros sanitarios porque, de lo contrario, tendremos graves problemas para cubrir las necesidades asistenciales reales de la región, actuales y futuras. Perderemos la oportunidad de contar con profesionales a los que hemos formado, a lo que se sumaría la próxima jubilación de los numerosos profesionales nacidos en los años 60.

Es el momento de llevar a cabo aquello que hace unos meses parecía evidente. Es el momento de planificar con perspectiva, es el momento de responder con hechos. Tenemos una necesidad estructural que merece ser solucionada con la continuidad de los contratos Covid.

Noticias complementarias