Inicio ASP 2021: Un año para empezar a ver luz y plantear la sanidad...

2021: Un año para empezar a ver luz y plantear la sanidad postcovid. Miguel Javier Rodríguez Gómez

Miguel-Javier-Rodríguez

..Miguel Javier Rodríguez Gómez, consejero de Sanidad del Gobierno de Cantabria.
Anuario iSanidad 2021.
Este 2021 ha sido otro año clave en el que la sanidad, por razón de la pandemia, ha sido la gran protagonista y ha estado nuevamente bajo el foco. También ha sido así en Cantabria, una comunidad en la que, dentro de la situación que vivimos, el coronavirus no ha comprometido nunca la capacidad asistencial, y donde el coste en vidas, aun siendo terrible, ha sido inferior al de otros territorios, conforme al estudio MoMo del Instituto Carlos III.

La vacunación es el arma que ha de protegernos ante el virus. Cantabria está entre los territorios con más cobertura vacunal, pero no hay que bajar la guardia. Después de casi dos años de pandemia se puede pensar qué sanidad nos dejará el Covid-19. Son muchos los retos, pero ya existían problemas antes del coronavirus, que ha evidenciado la urgencia de unas reformas que deberían haberse abordado hace tiempo.

El cambio que necesita nuestro SNS es sustancial y exige el mayor consenso posible

El cambio que necesita nuestro SNS es sustancial y exige el mayor consenso posible. Todos los agentes implicados -administración sanitaria, profesionales, colegios profesionales, sociedades científicas, proveedores y pacientes- deben afanarse para lograr un acuerdo por encima de sus intereses específicos, haciendo un esfuerzo por anteponer al paciente y al conjunto del sistema. La sanidad tiene ahora importantes desafíos: la digitalización del sistema, una reforma profunda y seria de la forma en la que gestionamos los recursos humanos y la sensibilización de la población para conservar su salud. En digitalización se ha avanzado mucho, en parte obligados por la inmediatez impuesta por la pandemia, que nos ha descubierto que la teleconsulta puede ser una aliada efectiva, porque hay trámites que, aunque necesiten de la valoración de un profesional sanitario, pueden resolverse sin presencialidad, como puede ser renovar una receta o prolongar una IT.

En la gestión de los recursos humanos, todas las comunidades autónomas debemos analizar el sistema actual, que tiene insuficiencias y carece de herramientas claras de gestión. Esto implica revisar formación, acceso, distribución de los recursos existentes o régimen retributivo de los profesionales. Y tenemos que avanzar en evaluación de resultados, en cómo nuestra actividad influye en el estado de salud de la población.

La pandemia nos ha descubierto que la teleconsulta puede ser una aliada efectiva, porque hay trámites que pueden resolverse sin presencialidad

Y respecto a la sensibilización en salud, una reflexión: cuanto más educada sanitariamente esté la población y más contribuya a sus propios cuidados, menos necesidad tendremos de estructuras sanitarias para atender procesos agudos y realmente pondremos el peso del sistema sanitario donde tiene que estar, en la prevención y la educación sanitaria desde la atención primaria, la cual merecería mención aparte, porque es donde reside gran parte del desafío actual. Para encararlo ya estamos trabajando las comunidades, junto al Ministerio, en planes que, confío, sirvan para mejorar el sistema en un plazo razonable, y que deberán contar con adecuada dotación económica.

Noticias complementarias: