Inicio ASP El COEM alerta de que los tratamientos de ortodoncia a distancia generan...

El COEM alerta de que los tratamientos de ortodoncia a distancia generan riesgos de daños irreversibles para los pacientes

La Asociación Española de Ortodoncistas (Aesor) ha identificado hasta 50 riesgos que asumen los pacientes que se someten a ortodoncia a distancia

tratamientos-ortodoncia-distancia-daños

..Redacción.
El Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM) ha vuelto a lanzar una alerta sanitaria del riesgo que supone someterse a tratamientos de ortodoncia, sin un correcto diagnóstico (que, en todo caso, no puede hacerse con un mero escaneado digital) y sin la supervisión y control de un odontólogo a lo largo de las distintas fases de este de forma presencial.

En los últimos años se ha producido una expansión de la comercialización de tratamientos de ortodoncia que, sin la intervención de un odontólogo o con una intervención inicial mínima (limitada a un escaneado digital y, por tanto, completamente insuficiente), ponen en manos del consumidor un conjunto de alineadores plásticos para que este actúe se los aplique sobre sus dientes. Esta expansión ha estado apoyada fundamentalmente en la publicidad y difusión por internet.

Alerta sanitaria: los tratamientos de ortodoncia a distancia generan riesgos de daños irreversibles para los pacientes

«El COEM viene denunciando que dicha comercialización no cumple con las garantías mínimas necesarias para su puesta a disposición de los consumidores y urge la intervención de las autoridades a efectos de controlar, y en su caso, cesar estas actividades», han expuesto en un comunicado. En este sentido, la Asociación Española de Ortodoncistas (Aesor) ha publicado un informe técnico sobre los ‘Riesgos asociados al tratamiento ortodóncico a distancia de maloclusiones dentarias‘. Este, según destaca el COEM, constituye el documento definitivo para que se ponga fin a dichas actividades.

Aesor identifica hasta 50 riesgos para la salud de los pacientes, con potenciales implicaciones en dientes, ATM y zonas adyacentes a la boca. Por un lado, están los riesgos ortodónticos: desarrollo de mordida abierta, aumento de la sobremordida, inestabilidad oclusal, recidiva del problema original, falta de coordinación de arcadas dentarias, con exceso o falta de protusión dentaria. También hay riesgos para la articulación temporomandibular (ATM): dolor en la articulación, disfunción o apretamiento dentario. Además, identifican riesgos para los dientes (desgastes, sensibilidad, pulpitis y pérdida de sensibilidad, acortamiento de raíces, reabsorción radicular); encías (gingivitis, recensión de encías, agravamiento de la enfermedad periodontal, llegan a la posible pérdida dentaria) o mucosas (ulceraciones).

Finalmente, hay otros riesgos generales relacionados con el manejo del material de ortodoncia por el paciente, sin ningún tipo de indicación o instrucción (aspiración accidental, alergias, etc.), con la omisión de diagnóstico que propicia la dinámica de estos
tratamientos que lleva a no tomar en consideración determinadas situaciones
(existencia de dientes supernumerarios, anquilosis dentarias o quistes dentarios) o
con la aparición de otro tipo de lesiones que son generadas en zonas adyacentes (problemas cervicales, cefaleas, mareos o vértigos…).

El COEM iniciará acciones ante las autoridades competentes para que se proceda al cese de este tipo de actividades y a la exigencia de responsabilidades

Identificados y acreditados los riesgos para la salud, el COEM ha investigado la totalidad de empresas que vienen operando en España. En concreto, tanto aquellas directamente con puntos de venta y posterior envío por mensajería, como las que operan totalmente a distancia por internet y mensajería. El COEM iniciará acciones ante las autoridades competentes para que se proceda al cese de este tipo de actividades y a la exigencia de responsabilidades. Esto incluye, una vez que consta la existencia de riesgo manifiesto para la salud pública, «las acciones penales correspondientes ante la posible concurrencia de un delito contra la salud pública».

Noticias complementarias