Inicio ASP El robot Da Vinci permite aplicar técnicas mínimamente invasivas con mayor precisión...

El robot Da Vinci permite aplicar técnicas mínimamente invasivas con mayor precisión y versatilidad en cirugía oncológica

robot-da-vinci

..Pablo Malo Segura.
En los últimos años, la cirugía oncológica ha evolucionado tratando de realizar las mismas intervenciones que se llevaban a cabo mediante cirugía abierta, manteniendo los estándares de calidad y los principios oncológicos, pero con técnicas cada vez menos invasivas que aportan un importante beneficio en la recuperación de los pacientes. «El primer paso de este avance tecnológico ha sido la cirugía laparoscópica, con la que hemos conseguido incisiones más pequeñas, menos dolor postoperatorio y recuperación más temprana. La llegada del robot Da Vinci ha constituido el máximo exponente del tratamiento de los tumores mediante una técnica mínimamente invasiva, con una precisión y versatilidad muy superior a la cirugía laparoscópica», explica el Dr. David Alías, cirujano general y del aparato digestivo del Hospital HLA Universitario Moncloa.

La cirugía robótica con Da Vinci es una asistencia en el abordaje laparoscópico, que se utiliza cuando ésta presenta una limitación ergonómica, de instrumentación y visión. El Dr. Gustavo Díaz, cirujano general y del aparato digestivo del mismo hospital, destaca que «ha demostrado una serie de ventajas respecto a la cirugía abierta como son menos dolor, pérdida inferior de sangre intraoperatoria y disminución en las complicaciones postoperatorias». En este sentido, añade que supone «una menor estancia hospitalaria con reincorporación más temprana a las actividades cotidianas; esto permite aplicar, además, tratamientos oncológicos complementarios de forma más temprana en los casos necesarios sin perjuicio, incluso, beneficios en cuanto a los resultados oncológicos finales al poder facilitar resecciones más radicales con menor ‘agresión’ quirúrgica».

Dr. Alías: «La cirugía robótica ha permitido el tratamiento de tumores de difícil abordaje consiguiendo unas mayores tasas de radicalidad oncológica, así como mejores resultados de curación y supervivencia a largo plazo»

El Dr. Alías subraya que «la cirugía robótica nos ha permitido el tratamiento de tumores de difícil abordaje, consiguiendo unas mayores tasas de radicalidad oncológica, así como mejores resultados de curación y supervivencia a largo plazo, que es el objetivo fundamental con los pacientes que tratamos». Actualmente, cualquier proceso indicado para una cirugía laparoscópica podría abordarse con asistencia robótica. Esta cirugía está especialmente indicada  en tumores de mayor complejidad por el sitio anatómico en el que se asientan o por su dificultad en la extirpación y reconstrucción de las estructuras implicadas. Ambos doctores utilizan el sistema Da Vinci en tumores de esófago, gástricos, pancreáticos, hepáticos y de la glándula suprarrenal.

«La contraindicación, que si bien no es absoluta, para llevar a cabo una cirugía robótica en un paciente oncológico vendría dada por sus antecedentes de cirugías abdominales previas y que dificultarían mucho la realización de la cirugía mediante el abordaje robótico, o bien por la imposibilidad de poder insuflar CO2 en la cavidad abdominal por la patología de base del paciente, siendo esto imprescindible para poder realizar esta técnica», señala el Dr. Alías.

El tratamiento quirúrgico del cáncer de recto es la patología donde la cirugía robótica ofrece mayores ventajas para el cirujano y el paciente

En cirugía digestiva, el Dr. Alías señala que el tratamiento quirúrgico del cáncer de recto es la patología donde la cirugía robótica ofrece mayores ventajas para el cirujano y el propio paciente. En concreto, para el profesional, al ser el recto un espacio anatómico estrecho con importantes estructuras nerviosas y vasculares, éstas se pueden respetar gracias a las ventajas de la visión 3D y de los instrumentos articulados. Respecto al paciente, se pueden presentar los esfínteres sin necesidad de estoma, disminuyendo la tasa de complicaciones y secuelas a nivel sexual y urinario. «Los pacientes portadores de un estoma ven alterada su vida de manera importante, limitando en muchas ocasiones su actividad social. Gracias a la cirugía por Da Vinci, en las neoplasias de recto, podemos conseguir evitar realizar un número importante de ellos».

Robot Da Vinci: funcionamiento, formación requerida para manejarlo y rentabilidad
Los Dres. David Alías y Gustavo Díaz, especializados en cirugía robótica, cuentan con una larga experiencia en extirpación de distintos tumores, habiendo realizado más de 250 intervenciones. Además, son tutores y formadores de cirujanos en esta técnica. El robot Da Vinci, inspirado en los brazos robotizados de la NASA para manipular objetos en el espacio, ha supuesto una auténtica revolución en las operaciones de máxima precisión. Este sistema elimina los movimientos involuntarios del cirujano y posibilita llegar a zonas del cuerpo inaccesibles por los métodos tradicionales.

El sistema Da Vinci requiere una formación específica y una acreditación para su manejo

El Dr. Díaz recalca que el sistema Da Vinci requiere una formación específica y una acreditación para su manejo. Esta la proporciona la empresa Abex, que promueve y distribuye el sistema Da Vinci en España. Se realiza en centros específicos para dicha formación y mediante estancias en hospitales con amplio volumen de procedimientos robóticos. «Consta de distintas fases: la primera es el aprendizaje teórico del sistema Da Vinci. A continuación, el entrenamiento y capacitación práctica en el uso del sistema mediante videos, simuladores, etc. Por último, la realización de los primeros casos asistidos siempre por un cirujano experimentado, “proctor”, en cirugía robótica. No hay que olvidar que es un desarrollo continuo, como la cirugía y la medicina que nos obliga a una formación y actualización continuada».

Dr. Díaz: «Se está demostrando en diversos estudios que el abordaje robótico es rentable y “coste-efectivo” en ciertas intervenciones colorrectales y pancreáticas en centros de alto volumen»

Uno de los principales obstáculos para la implementación y diversificación de la cirugía robótica es el alto coste que conlleva por ser una tecnología avanzada. Actualmente, se están desarrollando nuevos sistemas robóticos que podrían abaratar los procesos. «Tanto la compra del robot, como los instrumentos consumibles y el mantenimiento, suponen un gran gasto en sí. No obstante, se está demostrando en diversos estudios que el abordaje robótico es rentable y “coste-efectivo” en ciertas intervenciones colorrectales y pancreáticas en centros de alto volumen. Hay que valorar el concepto de “coste global”, teniendo en cuenta no solo el coste del sistema robótico, sino también el ahorro que supone al reducir estancia hospitalaria, estancia en UVI, complicaciones, reintervenciones, reincorporación laboral más temprana…», concluye el Dr. Díaz.

Noticias complementarias