Inicio Actualidad El 54% de los sanitarios ha acudido a servicios de salud mental...

El 54% de los sanitarios ha acudido a servicios de salud mental o se plantea hacerlo tras dos años de pandemia

Sanitarios-salud-mental-pandemia

..Redacción.
Desde el inicio de la pandemia, hace dos años, más de la mitad de los profesionales sanitarios de Cataluña han acudido a un servicio de salud mental o se han planteado hacerlo. El 39% ha recurrido a estos especialistas y 15% piensa en acudir a ellos. Esta demanda duplica la que existía en verano de 2020, con el 25%, poco después de la primera ola.

La demanda de servicios de salud mental entre los sanitarios se ha duplicado desde el verano de 2020, tras la primera ola de la pandemia

Son datos de la Fundación Galatea, que monitoriza el estado de salud física y mental de los sanitarios desde que estalló la pandemia. Sus conclusiones dicen que los profesionales acumulan niveles de malestar físico y mental muy elevados. Un malestar que se prolonga en el tiempo y no muestra indicios significativos de recuperación. Según la última encuesta de la Fundación, realizada en otoño de 20212, la mayoría de los indicadores de salud se mantienen o han empeorado. Y se trata de una encuesta no incluye la sexta ola de contagios.

La Fundación Galatea ha realizado una nueva entrega de su estudio sobre las repercusiones del Covid-19 con encuestas a siete colectivos profesionales de la salud en Cataluña. Incluye a médicos, enfermeras, odontólogos, farmacéuticos, psicólogos, veterinarios y trabajadoras sociales. Por lo general, enfermeras y trabajadoras sociales (los dos colectivos más feminizados, junto con psicología) son los grupos que presentan peor estado de salud percibido. De hecho, en todos los colectivos, las mujeres tienen peores indicadores que los hombres.

Antoni Calvo: «Es imprescindible que el sistema comience a dar señales de cambio y que no tarde en hacerlo»

Aparte de los indicadores de salud, los profesionales expresan de forma generalizada que no se sienten reconocidos por la sociedad ni suficientemente valorados por parte de los directivos ni de las organizaciones donde trabajan. «Es imprescindible que el sistema comience a dar señales de cambio y que no tarde en hacerlo», afirma el director de la Fundación Galatea, Antoni Calvo. Hasta febrero de 2022 el servicio de soporte psicológico telemático de la fundación había atendido a más de 1.900 sanitarios de Cataluña con más de 7.000 sesiones de apoyo.

Estado de salud mental autopercibido como regular o malo antes de la pandemia y ahora

Empeora la salud autopercibida, el cansancio, el dolor y el estrés
Si antes de la pandemia el 8,3% de los profesionales percibían su salud como regular o mala, ahora son el 25%. Son más incluso que después de la primera ola, cuando eran 23%. Enfermeras (33%), trabajadoras sociales (34%) y médicos (25,8%) encabezar los valores más negativos.

Si antes de la pandemia el 8,3% de los profesionales percibían su salud como regular o mala, ahora son el 25%

Todos los colectivos presentan porcentajes superiores al 60% de profesionales afectados por cansancio, dolor o estrés. Incluso más que en la primera ola de la pandemia. El 80,7% de las enfermeras, el 70,4% de los odontólogos, el 69,2% de los médicos o el 68,4% de los farmacéuticos refieren alguno de estos o más problemas. El dolor músculo-esquelético y el estrés se incrementan en todas las profesiones. Las enfermeras tienen los niveles más altos en los tres indicadores: cansancio (58,8%), dolor (60,1%) y estrés (57,7%).

La dificultad para dormir es un problema muy frecuente entre los profesionales, especialmente entre enfermeras (45%) y médicos (35%). El 27% de enfermeras y el 21% de los médicos duermen menos de siete horas diarias. Antes de la pandemia era el 14% en ambos colectivos.

Más del 60% de los sanitarios están afectados por cansancio, dolor o estrés. Entre las enfermeras llega al 80,7% y entre los médicos, al 69,2%

Consecuencias «imprevisibles» en salud mental
La Fundación Galatea afirma que las consecuencias de los problemas de salud mental que arrastran a los sanitarios «son imprevisibles», en la medida en que perduran durante «demasiado tiempo y se cronifican». Antes de la pandemia, el estado de salud mental era percibido como regular o malo por el 10% de los profesionales. En otoño de 2021, este porcentaje se había triplicado (30,5%).

Los pensamientos de “no poder más” o la sensación de “estar sobrepasado” afectan al 30% de los profesionales, especialmente a enfermería (39,8%). La sensación de “sentirse quemado” en el trabajo afecta al 36% de los profesionales (39% en 2020), encabezados por enfermeras (43,2%) y por médicos (38,1%).

Antes de la pandemia el 10% de los sanitarios percibía el estado de su salud mental como regular o malo, ahora este porcentaje es del 30,5%

La última encuesta de Fundación Galatea plantea por primera vez las situaciones de estrés postraumático y el resultado es que el 16,3% de los profesionales manifiestan que a menudo actúan como si estuvieran reviviendo experiencias estresantes relacionadas con la pandemia. Las más afectadas son las enfermeras (26,3%) y las trabajadoras sociales (24,6%)

Hasta un 42% de los profesionales de la salud tienen algún riesgo de sufrir un trastorno mental de tipo ansioso o depresivo. Al frente, las enfermeras (58,3%), las trabajadoras sociales (47,1%) y los médicos (47,1%). Como consecuencia, el consumo de tranquilizantes o hipnóticos, no ha dejado de aumentar desde el inicio de la pandemia. En otoño de 2021 consumían el 30% de los sanitarios. Al inicio de la pandemia se situaba en el 18%.

Hasta un 42% de los sanitarios tienen algún riesgo de sufrir un trastorno de salud mental de tipo ansioso o depresivo tras casi dos años de pandemia

Sólo el 38% de los profesionales de la salud consideran que han tenido suficiente apoyo psicológico y emocional durante la pandemia. En cuanto a la accesibilidad a servicios de apoyo psicológico y emocional, el 41% de los profesionales conocen las opciones existentes y creen que han podido acceder con facilidad.

Situación laboral y salud física
Entre los principales resultados del estudio, destacan las largas jornadas de trabajo, que perduran incluso en periodos en los que no hay pico de casos. Casi la mitad de los médicos (49%) trabaja más de 40 horas a la semana. En el caso de enfermeras y farmacéuticos, el porcentaje es del 47% y el 42%, respectivamente. Por otro lado, el 60% de los sanitarios han tenido un aumento de la carga laboral y casi la mitad, el 48%, han tenido que adaptarse a cambios en el puesto o funciones de trabajo.

Casi la mitad de los médicos (49%) trabaja más de 40 horas a la semana incluso fuera de los picos de contagios

Hasta otoño de 2021, el 37% de los profesionales habían estado de baja en algún momento de la pandemia. El 17% de ellos estuvieron de baja con Covid-19. Los más afectados fueron médicos (40% de baja y 20% diagnosticados) y enfermeras (24,4% de baja y 51% diagnosticadas).

Además, el 31,7% de los sanitarios diagnosticados manifiestan tener algún tipo de secuela. Los problemas derivados del Covid-19 son diversos, pero los más frecuentes son cansancio, pérdida de memoria, dolor muscular, caída de cabello, cefaleas y disnea.

La falta de reconocimiento está afectando a los sanitarios. Dos tercios de los médicos y enfermeras no se sienten reconocidos ni por la sociedad ni por gestores y directivos

La falta de reconocimiento está afectando a los sanitarios. Sólo se sienten reconocidos por la sociedad el 38,6% de los médicos, el 33% de las enfermeras, el 27,4% de las trabajadoras sociales y el 23% de los veterinarios, por ejemplo. Además, en los últimos meses, se sienten poco valorados por gestores y directivos. Especialmente enfermeras y médicos, solo el 28,3% y el 36,9%  de ellos, respectivamente, sí sienten ese reconocimiento. Por el contrario, los profesionales sí se sienten valorados y reconocidos por sus compañeros y por los pacientes.

La suma de todos estos factores ha hecho que uno de cada cinco sanitarios se haya planteado dejar la profesión. Especialmente las enfermeras y los médicos con un 42% y un 32%. Además, el 20% piensa en adelantar la jubilación.

El estudio también revela que la pandemia ha aumentado los consumidores habituales de alcohol entre los médicos y enfermeras

El estudio también revela que la pandemia ha aumentado los consumidores habituales de alcohol entre los médicos, que pasan del 4,6% al 7,1% y las enfermeras, del 3,8% al 6,3%). No así el consumo de tabaco que se mantienen en niveles similares. En cambio, la práctica de actividad física decae en todos los colectivos, excepto los psicólogos. Casi dos tercios de los sanitarios tienen o han tenido muchas dificultades para desconectar del trabajo.

Noticias complementarias