Inicio ASP Contratos Covid, no podemos dejar marchar a los compañeros. Orgullo y gratitud...

Contratos Covid, no podemos dejar marchar a los compañeros. Orgullo y gratitud III. Dr. Juan Antonio Vargas

Juan-Antonio-Vargas

..Dr. Juan Antonio Vargas, jefe de Sección de Medicina Interna. Jefe de estudios del Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda. Catedrático de Medicina de la UAM.
El 26 de marzo de 2020 escribí unas líneas sobre lo que sentía acerca de mi servicio de Medicina Interna y sobre mi Hospital Puerta de Hierro, sencillamente, orgullo y gratitud (así lo titulé); y seguro que esta sensación la tenían muchos compañeros de otros servicios y hospitales. El 19 de enero de 2021 volví a manifestar un enorme orgullo por mi hospital, por todos sus componentes sin excepción y de todos los niveles, clínicos, no clínicos e investigadores.

Solicitaba para nuestros compañeros más jóvenes unos contratos dignos

Ese orgullo estaba basado en mi percepción de lo vivido que, en síntesis, es colaboración, compañerismo, unidad, disposición, responsabilidad, solidaridad y compromiso. En esas líneas también solicitaba para nuestros compañeros más jóvenes unos contratos dignos, que les permitiera realizar su desarrollo personal y profesional sin sobresaltos.

Ha pasado otro año y seguimos viviendo momentos difíciles en nuestra profesión. Llevamos dos años de entrega, de contribución personal más allá de lo razonable, sin pedir nada a cambio ya que lo consideramos intrínseco a nuestro profesionalismo. Pero tenemos que recordar que al lado de profesionales con mayor experiencia han estado profesionales jóvenes, muy bien formados, que nos dieron soporte para poder mantener la actividad diaria con el nivel adecuado.

Los profesionales jóvenes con contrato Covid que nos dieron soporte para mantener la actividad diaria se encuentran abatidos y desorientados, no podemos dejarles marchar

Pero en el momento actual, muchos de ellos se encuentran abatidos y desorientados. Fueron contratados de forma eventual, acudieron a todos los puestos que fueron requeridos, en su hospital o fuera de él, pero siguieron con contratos eventuales. Hubo momentos en que estos profesionales tuvieron que hacer más guardias, más horas, por la ausencia de suficientes profesionales para cubrir la asistencia diaria, con el consiguiente esfuerzo y desgaste personal.

No hablo de ninguna especialidad en concreto, hablo de todas en su conjunto, porque todas tuvieron que ponerse en primera fila para sacar el trabajo adelante. Sin embargo, sabemos que muchos de ellos no van a ser renovados en la Comunidad de Madrid y esto contradice muchas manifestaciones previas. ¿No se necesitaban profesionales?

No podemos dejarles marchar y al mismo tiempo decir que necesitamos más facultades de Medicina o más plazas en las facultades existentes

Los tenemos, conservemos este caudal humano, que ha dado lo mejor de sí mismo en un momento muy difícil. No podemos dejarles marchar y al mismo tiempo decir que necesitamos más facultades de Medicina o más plazas en las facultades existentes. Un estudiante de 1º de Medicina terminará su residencia dentro de 10-11 años y, sin embargo, estos profesionales están con nosotros, se han formado con nosotros, se han dejado la piel por la sanidad pública madrileña y no podemos dejarles marchar sin más.

Estamos en un momento en que tenemos que poner en valor su aportación. Son presente y futuro y debemos recordar que también se cierne sobre nosotros un gran número de jubilaciones en los próximos años. Por favor, no cometamos el error de dejarles marchar. Cuando queramos recuperarlos, no podremos conseguirlo, estarán lejos.

Noticias complementarias