Inicio ASP Dr. Óscar Castro (Consejo de Dentistas): «En 2025 el 30% de las...

Dr. Óscar Castro (Consejo de Dentistas): «En 2025 el 30% de las clínicas odontológicas de autónomos habrán desaparecido»

Presidente del Consejo General de Dentistas

Óscar-Castro-rescate-Vivanta

..Pablo Malo Segura.
..Cristina Cebrián (fotografía y vídeo).
La situación del sector odontológico va a evolucionar a peor a corto plazo. Así lo asegura en una entrevista con iSanidad el Dr. Óscar Castro Reino, presidente del Consejo General de Dentistas. «Para 2025 aproximadamente el 30% de las clínicas odontológicas en manos de profesionales autónomos habrán desaparecido», explica. Además, habla sobre la celebración de la feria Expodental, la necesidad de regular la publicidad sanitaria o la reciente ampliación de la cartera de servicios en materia de salud bucodental, que considera «absolutamente insuficiente». Por otro lado, lamenta que la odontología española es la única en Europa que no tiene especialidades.

Dr. Óscar Castro: «La odontología española es la única en Europa que no tiene especialidades»

¿Cómo cree que evolucionará el sector en un futuro próximo? ¿Se producirá una concentración en grandes grupos empresariales?
El sector va a evolucionar pero a peor. Las cifras que estamos manejando ahora mismo es que para 2025 aproximadamente el 30% de las clínicas odontológicas en manos de profesionales autónomos habrán desaparecido. Esto conllevará una mayor oferta de la demanda de empleo por parte del sector odontológico, con un incremento de varios factores.

Por un lado, el aumento de nuevos egresados de las 23 facultades de odontología que existen ahora mismo entre públicas y privadas, hasta 1.850 salen al mercado laboral todos los años. También hay más de 3.000 dentistas venezolanos esperando su homologación y el conflicto bélico en Ucrania provocará un gradiente de profesionales que saldrán del país y que buscarán empleo en terceros países. Uno de los mayores destinos posiblemente sea España, que como siempre ha demostrado su solidaridad y es uno de los países europeos donde se está acogiendo a un mayor número de refugiados ucranianos.

Todo eso va a determinar que la profesión se va a ver deteriorada. Lógicamente, cuando hay mucha oferta de profesionales aparecen sectores empresariales. Desde el Consejo no podemos manifestarnos frente a cualquier tipo de negocio, pero sí es verdad que ahora mismo los sectores empresariales y, sobre todo, los fondos buitre, han visto un nicho de mercado en el sector odontológico. Si les salen baratos los materiales pueden hacer compras grandes y marcarse una serie de objetivos económicos. Normalmente, un profesional autónomo hace una economía doméstica, que gira en torno a la estabilidad de mantener a sus pacientes.

«Ahora mismo los sectores empresariales y, sobre todo, los fondos buitre, han visto un nicho de mercado en el sector odontológico»

¿Qué significa para los profesionales de la odontología la celebración de un evento como Expodental?
Expodental se hace cada dos años, aunque con el tema del coronavirus se ha suspendido. Es un evento que estamos deseando todos los dentistas no solo por la exposición de nuevas novedades en el área tecnológica, sino que también es un punto de encuentro entre compañeros que para nosotros es fundamental. Normalmente, el dentista trabaja en la soledad de su consulta y tiene poco tiempo de socializar. Expodental es una forma de encontrarnos, compartir nuevas experiencias, hablar de la profesión y otras cosas ajenas a ella y un escaparate de las nuevas tecnologías.

¿Por qué consideran desde el Consejo de Dentistas que se debería endurecer el control sobre la publicidad sanitaria?
No solo desde el Consejo de Dentistas, todos los sanitarios estamos de acuerdo en endurecer el control sobre la publicidad sanitaria. De hecho, hace unos días le mandamos un manifiesto tanto a la ministra de Sanidad como a todos los consejeros de Sanidad de las comunidades autónomas donde participábamos los Consejos de Médicos, Farmacéuticos, Veterinarios, Podólogos y, por supuesto, de Dentistas.

La publicidad sanitaria es especialmente sensible porque estamos hablando de una cosa que es fundamental para las personas que es su salud. Si hay algo que tiene que estar perfectamente protegido es la salud. Por lo tanto, cualquier manifestación publicitaria en donde se marcan parámetros diferentes a lo que es la información de una prestación sanitaria debe estar especialmente controlada por una ley. Por eso, pedimos una ley nacional que obligue a todas las comunidades autónomas de forma unánime y homogénea a que se cumplan los parámetros para proteger al paciente, que es lo más importante.

«Cualquier manifestación publicitaria en donde se marcan parámetros diferentes a lo que es la información de una prestación sanitaria debe estar especialmente controlada por una ley»

El Consejo de Transparencia y Buen Gobierno (CTBG) ha destacado la labor del Consejo en su plan de evaluación anual para 2022. ¿Cómo trabaja el Consejo en cuestiones de transparencia?
El Consejo de Transparencia marca unos parámetros que se deben cumplir. Sobre todo, tiene que haber una exposición de todas las actividades del Consejo tanto económicas como las actividades de cada uno de los miembros que constituyen el Comité Ejecutivo. Nosotros hemos sido felicitados por el Consejo de Transparencia porque no solo facilitamos la información pautada, sino que nos excedemos. Nos han puesto como ejemplo a otras corporaciones porque hemos cumplido con creces y hemos puntuado un 100% sobre lo que nos solicitaban.

¿Qué opinión le merece la Orden Ministerial que actualiza la cartera común de servicios sobre salud bucodental publicada recientemente por el Ministerio de Sanidad?
Está todavía en proyecto y, después, pasará por una consulta y una adecuación a cada una de las comunidades autónomas. La ampliación de la cartera de servicios me parece absolutamente insuficiente. En principio, está dotada con 47 millones de euros y somos 47 millones de españoles, es decir, que tocamos a un euro por español. Es una cosa totalmente insuficiente cuando se están destinando en los Presupuestos Generales del Estado partidas para conciliar y para la igualdad que me parecen muy bien y muy adecuadas, pero me parece mucho más adecuado invertir en salud y sobre todo en prevención, cosa que no se está haciendo. Por lo tanto, no puedo estar de acuerdo.

Dr. Óscar Castro: «La ampliación de la cartera de servicios me parece absolutamente insuficiente. En principio, está dotada con 47 millones de euros. Tocamos a un euro por español»

Además, esos 47 millones de euros salen de unos fondos extraordinarios destinados por Europa para ayuda a todos los países, con lo cual no se va a prolongar en los presupuestos del Estado anualmente sino que es una cosa puntual. Si a los colectivos más vulnerables de nuestra sociedad como niños, personas discapacitadas y ancianos no se les protege mal vamos y no somos la sociedad que debemos de ser.

¿Cuál es la relación entre los profesionales de la odontología y las compañías de seguros?
Lógicamente eso son medios contractuales. Cada dentista es autónomo y está obligado deontológicamente a cumplir una serie de parámetros por parte del Consejo y por parte de los colegios profesionales. A partir de ahí, cada dentista es libre de conveniar con las compañías de seguro. A título personal, pienso que las compañías de seguros deberían de adecuar sus tarifas no solo para dentistas sino para todo el personal sanitario, médicos y dentistas principalmente, y actualizarlas a la realidad que estamos viviendo en el país donde ahora mismo sus tarifas son francamente insuficientes.

«Las compañías de seguros deberían de adecuar sus tarifas no solo para dentistas sino para todo el personal sanitario, médicos y dentistas principalmente»

¿Hay algún avance con respecto al reconocimiento oficial de las especialidades profesionales en el área de la odontología?
Voy a hacer una comparación, yo lo llamo el juego de la oca odontológica. Cada vez que se consigue algún avance a nivel de la administración cambia el ministro. En el tiempo que llevo como presidente del Consejo de Dentistas de España he conocido ya siete, con el cambio de todo su equipo de directores generales cada vez que entra una persona nueva. Ahora acabamos de tener un cambio dentro de la Dirección General de ordenación de las profesiones sanitarias y la nueva directora general va a determinar que se tenga que poner al día de todo lo que hay.

Una de las cosas es el Real Decreto de especialidades donde esperemos que los dentistas estemos contemplados ahí porque se da una situación absolutamente paradójica. La odontología española es la única en Europa que no tiene especialidades. Con la libre circulación de los profesionales nos encontramos que un dentista español si se va a trabajar a un país de la comunidad europea su título es de dentista generalista y aunque esté formado en ortodoncia o cirugía no lo contemplan. En cambio, si viene un dentista francés, alemán, italiano o portugués, en España puede decir perfectamente que es especialista en ortodoncia. Hay un agravio comparativo para nuestros dentistas. Las especialidades son absolutamente necesarias porque es una mejora en la calidad asistencial a los pacientes.

Dr. Óscar Castro: «Las especialidades son absolutamente necesarias porque es una mejora en la calidad asistencial a los pacientes»

¿A corto plazo, cree que puede haber avances significativos en este sentido?
A corto plazo tiene que ser voluntad del Ministerio crear las especialidades en odontología. No será porque no estamos insistiendo, pero una cosa es argumentarlo y otra que haya voluntad de hacerlo.

Recientemente, se ha dado a conocer la creación de la primera Academia de Ciencias Odontológicas en Murcia. ¿Qué supone esto para la profesión?
Existen las academias de medicina dentro del campo de la salud, de farmacia, de veterinaria y faltaban los odontólogos, que por sus condiciones dentro de la profesión ha habido vaivenes. En el año 1901 se crea la profesión de odontólogo donde tienen un tronco común la medicina y la odontología. En 1945 se crea la especialidad de estomatología donde ya dimana de la medicina, es decir son médicos estomatólogos.

Luego, en el año 1986 vuelve a crearse otra vez la licenciatura en odontología. Después de esos vaivenes donde odontólogos y estomatólogos tienen las mismas competencias y atribuciones, la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS) define perfectamente el término dentista, que es un término genérico que abarca tanto a odontólogos como estomatólogos.

«Las academias son una forma de comunicar a la sociedad lo que se hace tanto en el campo preventivo como en el campo terapéutico»

La estomatología al ser una especialidad médica dependía de las academias de medicina, pero ahora mismo la odontología tiene sus propias facultades (23 en España entre públicas y privadas). Por otro lado, tiene sus propios números de doctores que ya no son médicos sino que son doctores en odontología y, al mismo tiempo, tiene sus propios colegios profesionales. Ahora mismo, la gran mayoría de los colegiados de los colegios de dentistas son odontólogos. Se cumple la circunstancia histórica donde la odontología ya tiene su peso y tiene que labrarse su lugar. Las academias son centros de formación y de expansión de la cultura y una forma de comunicar a la sociedad lo que se hace tanto en el campo preventivo como en el campo terapéutico.

Por lo tanto, si existían las otras academias no había ninguna duda que tenía que acabar formándose la de odontología. Hemos tenido la suerte que como es potestad de las comunidades autónomas, el Ejecutivo de la comunidad autónoma de Murcia, con su presidente Fernando López Miras a la cabeza, así lo entendieron y lo aprobaron. En breve, esperamos su publicación en el boletín oficial de la Región de Murcia y que sea un hecho ya constatado que sea la punta de lanza para que se creen otras academias y crear una Academia Nacional que es cultura, formación y expansión del saber científico. Por lo tanto, es para alegrarse de tener la academia en España.

Noticias complementarias