Inicio ASP Dr. Enrique de Porres (Asisa): “Desgraciadamente la colaboración público-privada no ha salido...

Dr. Enrique de Porres (Asisa): “Desgraciadamente la colaboración público-privada no ha salido reforzada de la pandemia”

..Juan Pablo Ramírez.
La actividad del Grupo Asisa ha estado marcada en los dos últimos años por la pandemia de Covid-19. El consejero delegado del Grupo Asisa, el Dr. Enrique de Porres, destaca en esta entrevista a iSanidad que su grupo ha atendido “a más de 300.000 personas por Covid-19 y hemos cubierto la hospitalización de más de 12.000 asegurados”. Toda la sanidad privada ha asistido a un 20% de los pacientes con coronavirus. A pesar de esta realidad, el Dr. De Porres lamenta que la colaboración público-privada no se haya visto reforzada.

El año 2021 aún ha seguido marcado por la pandemia, ¿cómo ha impactado en el negocio de la compañía?
El año 2021 ha seguido marcado por el Covid-19, incluso la última ola en la que se consumieron menos recursos pero hubo una actividad importante. Aún estamos con dobles circuitos. La pandemia ha tenido un fuerte impacto en la actividad y en los resultados del Grupo Asisa. Desde el inicio de la pandemia, nuestro grupo ha estado en primera línea de la lucha frente a la Covid-19. Para ello, hemos tenido que adaptar las estructuras y formas de trabajo de nuestras empresas con un triple objetivo: colaborar en la contención de la enfermedad, garantizar la seguridad de los empleados y seguir dando cobertura sanitaria a todos nuestros asegurados y pacientes.

«A pesar de que las pandemias están expresamente excluidas de las coberturas de nuestros seguros, hemos atendido a más de 300.000 personas por Covid-19», señala el Dr. Enrique de Porres

A pesar de que las pandemias están expresamente excluidas de las coberturas de nuestros seguros, hemos atendido a más de 300.000 personas por Covid-19 y hemos cubierto la hospitalización de más de 12.000 asegurados. Para poder hacerlo, tuvimos que transformar nuestro dispositivo asistencial, con dobles circuitos y contratamos personal. Llegamos a duplicar las plazas de UCI de nuestros hospitales, y adaptamos nuestros protocolos, especialmente los relacionados con la seguridad. Evidentemente, todas estas acciones han tenido un coste que supera los 120 millones de euros en el bienio 2020-2021 y que hemos podido asumir por la solvencia de nuestro grupo y por la fortaleza financiera de nuestras empresas.

¿Ha servido el Covid-19 para reforzar la colaboración público-privada en España?
No ha salido reforzada por la pandemia desgraciadamente y a pesar de la evidencia de que sin la cooperación la situación habría sido dramática. No se han mejorado las líneas de colaboración público-privada. Los gestores de lo público son muy buenos pero carecen de herramientas adecuadas. La Ley de Contratos es demasiado rígida y burocrática para determinadas situaciones. Los estatutos de personal del sistema sanitario público son muy poco flexibles para el contexto actual en la que vivimos cambios violentos, no solo por la pandemia sino también por la innovación tecnológica y por los cambios sociales y culturales. La digitalización está cambiando la forma de trabajo.

«No ha salido reforzada por la pandemia desgraciadamente y a pesar de la evidencia de que sin la colaboración público-privada la situación habría sido dramática»

El Covid-19 ha mostrado las limitaciones de los sistemas sanitarios, especialmente la limitación de recursos. Al mismo tiempo, la pandemia ha puesto de manifiesto, por un lado, el compromiso de la sanidad privada y su voluntad de colaborar con la sanidad pública. De hecho, la sanidad privada ha atendido al 20% de los pacientes por Covid-19. Por otro, su capacidad para innovar y mantener la calidad asistencial en momentos muy complicados acelerando, por ejemplo, la implantación de la telemedicina. Por lo tanto, la pandemia ha mostrado la necesidad de reforzar la colaboración público-privada para aprovechar al máximo los recursos disponibles, reconstruir el sistema sanitario a corto y medio plazo y desarrollar un nuevo modelo de Estado del Bienestar mucho más sólido y eficiente. Tenemos mucho margen para intensificar esa colaboración y el momento para hacerlo es ahora.

Hablaba hace un momento del problema al que se enfrenta el sistema sanitario público por las jubilaciones de su personal, ¿cuál es la edad media del profesional sanitario en Asisa?
Tenemos dos tipos de personal sanitario. Por un lado, el personal laboral que trabaja en nuestros 16 hospitales, en los más de 40 centros adscritos a la red hospitalaria y en las clínicas dentales. Por otro, el médico libre, que figura en nuestro cuadro médico y que trabaja con una relación mercantil. La edad media de este último grupo se encuentra por encima de los 45 años. En cuanto a la plantilla de nuestros centros la edad media ha bajado.

«La sanidad privada ha atendido al 20% de los pacientes por Covid-19», destaca el Dr. Enrique de Porres

Está cambiando la manera de gestionar la asistencia sanitaria con la aparición de las nuevas tecnologías. La telemedicina va a permitir que un cirujano coordine una intervención desde una ciudad o un país diferente. A través de la inteligencia artificial y del análisis de datos se puedan hacer sistemas de diagnóstico con mayor precisión que cualquier radiólogo.

La duda es si estamos formando a nuestros profesionales para este cambio porque van a trabajar de otra manera, Nos colonizarán otras profesiones como ingenieros e informáticos. La profesión médica se forma aún como si fuera el siglo pasado y son 11 años de formación. No llegaremos a tiempo.

¿Hasta qué punto es sostenible el mutualismo administrativo con esta financiación?
Históricamente tenemos que hacer no lo mismo sino más con un presupuesto por persona entre un 35% y un 40% inferior a la media del Sistema Nacional de Salud. Si superamos esa financiación va a nuestra cuenta de resultados. Hemos atendido al 20% de pacientes Covid y no hemos recibido nada. En el convenio de 2022, 2023 y 2024 ya han incluido la obligación de atender a estos pacientes. Antes no estaba recogido. Estamos dando este servicio porque entendemos que para el país es bueno mantener este modelo aunque hay grupos interesados en acabar con este sistema.

«Históricamente en las mutualidades tenemos que hacer no lo mismo sino más con un presupuesto por persona entre un 35% y un 40% inferior a la media del SNS»

Solo de 1990 a 1992 la financiación no fue deficitaria porque el ministro Julián García Vargas puso en marcha un sistema de financiación e tres años donde se inyectó al modelo un 20% cada año.

¿Cómo hacen el equilibrio para incorporar las innovaciones al mutualismo administrativo?
Hay que hacerlo desgraciadamente a costa de a los proveedores sanitarios con retribuciones muy ajustadas. Tenemos unos precios muy por debajo de los que vemos en los países de nuestro interno. Si los retribuyésemos como en Francia o Alemania tendríamos que subir las primas al doble. Pero también tendrían que subir al doble los salarios de los profesionales del sector público. Nos felicitamos porque somos un país barato pero estamos rozando lo razonable. Cuando se dedica menos del 7% del PIB a sanidad, el sistema no puede funcionar bien. Tendríamos que estar más cerca del 9% y hemos estado por debajo del 6%.

La facturación de la rama asistencial creció casi un 16%, ¿qué porcentaje de este incremento está relacionado con el Covid directa o indirectamente?
La pandemia ha afectado y condicionado toda la actividad de nuestros centros desde marzo de 2020; por lo tanto, es imposible determinar qué parte del crecimiento de la facturación hospitalaria está directamente vinculada con la propia pandemia. El crecimiento de la facturación del Grupo HLA en 2021 se explica porque, aunque todavía sufrimos muchas restricciones vinculadas con la epidemia, durante buena parte del año los centros pudieron recuperar su actividad habitual. A ello se sumó la recuperación de alguna actividad asistencial no urgente pospuesta durante los meses más duros de la pandemia, especialmente durante el confinamiento.

«La pandemia ha afectado y condicionado toda la actividad de nuestros centros desde marzo de 2020; por lo tanto, es imposible determinar qué parte del crecimiento de la facturación hospitalaria está directamente vinculada con la propia pandemia»

¿Qué otros factores han favorecido el crecimiento de los ingresos de HLA?
En 2021 se va recuperando la actividad normal porque toda la red no atendió nada más que Covid en 2020. Uno de los factores clave para su crecimiento es el propio desarrollo del Grupo HLA, que a lo largo de los últimos años ha incorporado nuevos centros, como el hospital HLA La Salud o la clínica HLA Serman, en la provincia de Cádiz. Además, hemos puesto en funcionamiento nuevos centros médicos y nuevas unidades especializadas y dotadas de tecnología de última generación, lo que nos ha permitido ampliar nuestra cartera de servicios y llegar a nuevos pacientes. Además, la incorporación de nuevos asegurados al seguro de salud es otro factor que influye en el incremento de ingresos del grupo hospitalario.

En la rama de la aseguradora hemos visto un aumento de la siniestralidad porque no se han podido atender otras enfermedades. Además se suma las consecuencias de todos los casos de Covid.

En cuanto a las primas del seguro de salud también se observa un crecimiento importante, del 4,6%. ¿Qué causas han motivado este ascenso?
Asisa ha hecho un gran esfuerzo para atender a sus clientes durante la pandemia. Como el resto de aseguradoras, renunciamos a aplicar las cláusulas de nuestras pólizas que excluyen la cobertura en caso de pandemia y nos comprometimos con la atención de los asegurados afectados por el Covid-19. Los clientes valoran ese compromiso y la tranquilidad que les da saber que, pase lo que pase, su seguro de salud les atenderá. Además, hemos adaptado nuestros productos y buscado fórmulas para que los clientes afectados por la crisis económica que provocó la pandemia en muchos sectores pudieran mantener sus pólizas en los momentos más complicados.

«En la rama de la aseguradora hemos visto un aumento de la siniestralidad porque no se han podido atender otras enfermedades», afirma el Dr. Enrique de Porres

Por otro lado, hemos acelerado el desarrollo de la telemedicina, una herramienta cada vez más valorada por los clientes y que es un complemento muy útil a la atención presencial, que entendemos que es y debe seguir siendo el acto central de la relación médico-paciente. En este mismo sentido, hemos reforzado todos nuestros canales de atención a los asegurados y hemos simplificado muchos procedimientos administrativos para ser más ágiles y dar una respuesta más eficaz a los clientes.

Un tercer elemento que explica nuestro crecimiento es el impulso que hemos dado a nuestra actividad comercial, con el fortalecimiento de nuestra red propia y de los acuerdos con agentes y corredores. Este esfuerzo nos permitió obtener en 2021 el mejor resultado comercial de la historia de Asisa, gracias a un incremento del 9,3% en las pólizas privadas.

Esos 475,8 millones de euros, que son las inversiones que ha realizado el Grupo Asisa entre 2010 y 2021, los hemos dirigido fundamentalmente a modernizar nuestra red asistencial

¿Hacia qué áreas se han dirigido los 475,8 millones en inversiones?
Esos 475,8 millones de euros, que son las inversiones que ha realizado el Grupo Asisa entre 2010 y 2021, los hemos dirigido fundamentalmente a modernizar nuestra red asistencial propia, liderada por el Grupo Hospitalario HLA, y a incorporar la tecnología más moderna que nos permita desarrollar las técnicas de diagnóstico y tratamiento más avanzadas. El desarrollo de una red asistencial propia es una apuesta del Grupo ASISA que nos diferencia de nuestra competencia y nos permite garantizar la calidad de la atención, ser más eficientes en el uso de los recursos y mantener una apuesta permanente por la innovación, la investigación y la formación de nuestros profesionales.

¿Cómo espera que evolucionen estas variables en 2022?
Es muy difícil hacer un pronóstico sobre la evolución del negocio tanto asegurador como sanitario en un entorno de tanta incertidumbre y volatilidad como el que tenemos, muy influenciado por las consecuencias de la invasión de Ucrania. Teniendo en cuenta estas circunstancias, pensamos que podemos seguir creciendo y mantener nuestros resultados en términos similares a los de los últimos ejercicios. En cuanto a las inversiones, seguiremos fortaleciendo nuestra red propia y este año, entre otros proyectos, tenemos prevista la apertura de un centro médico en Barcelona y otro en Sevilla y el inicio de las obras de otro centro médico en Alicante.

Además, seguiremos desarrollando la transformación de HLA Universitario Moncloa, el hospital de referencia del Grupo HLA en Madrid, y abriremos nuevas clínicas especializadas (dentales, oftalmológicas, audiológicas, etc.). Nuestro objetivo es seguir consolidando la red propia del Grupo ASISA como una referencia de calidad y excelencia asistencial.

Noticias complementarias