Inicio ASP Dra. Elena Garralda: «Si no hay investigación, no hay futuro, no hay...

Dra. Elena Garralda: «Si no hay investigación, no hay futuro, no hay innovación, no hay progreso, no hay avances»

Dra.-Elena-Garralda

.Redacción.
40 Jóvenes Profesionales.
La Dra. Elena Garralda está especializada en oncología médica y ha desarrollado su carrera profesional principalmente en la investigación clínica con terapias dirigidas, biomarcadores, medicina de precisión e inmunoterapia contra el cáncer. Actualmente es la investigadora principal del Grupo de Desarrollo Clínico Precoz de Fármacos del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) y dirige la Unidad de Terapia Molecular del Cáncer – CaixaResearch (UITM– CaixaResearch). Para ella, la investigación es la base para la evolución de los tratamientos y del sistema, por lo que considera esencial aumentar los recursos destinados a la ciencia y mejorar el reconocimiento de la investigación y de sus profesionales.

¿Ha cambiado el día a día de los profesionales de la investigación desde que empezó la pandemia?
Yo creo que la pandemia sí que ha hecho que la sociedad se dé cuenta de la importancia de la investigación y, quizás, entienda más el trabajo que hacemos en el día de hoy. En ese sentido, sí que ha tenido cierta repercusión, quizás no tanto en el día, sino en cómo la sociedad nos ve.  En el día a día, efectivamente hubo una locura inicial con la llegada de la pandemia. Los que también somos médicos tuvimos que compaginar ambas actividades. Lo que que se ha demostrado es que la investigación ha seguido a pesar de la pandemia y eso ha sido por el esfuerzo de todas las personas que estamos implicadas en la investigación, que entendemos que hay ciertas cosas que no se pueden parar, independientemente de situaciones tan críticas como son las pandemias.

Dra. Elena Garralda: «La verdadera calidad asistencial, el verdadero mejor tratamiento que vamos a poder dar a un paciente es la investigación»

La investigación del cáncer en concreto, que es en la que yo trabajo, el poder dar a pacientes opciones para que participen en ensayos clínicos, era una necesidad de máximo nivel, independientemente de que hubiesen ocurrido otras cosas. Ese esfuerzo por mantener la investigación y mantener esas vías abiertas es lo que ha sido un reto y un esfuerzo en el día a día de todos nosotros.

A nivel general ¿cree que en España se da una importancia suficiente a la ciencia y a los profesionales de la investigación?
No. Yo creo que todavía tenemos un trabajo grande por hacer como país para darnos cuenta de la importancia que tiene la ciencia y la importancia que tienen los científicos y los profesionales de salud, todo el ámbito. Es verdad que con la pandemia hemos estado más en boca de todos, pero todavía creo que a la gente le cuesta entender bien qué es lo que hacemos, la importancia de lo que hacemos y que los esfuerzos que se hacen no se van a ver en un mes o dos meses, que serán a largo plazo. Pero si no hay investigación, no hay futuro, no hay innovación, no hay progreso, no hay avances. En España todavía nos cuesta un poquito entender esto.

¿Cuáles son nuestras principales fortalezas y debilidades como país en el ámbito científico y de salud?
En el ámbito de la salud, contamos con un sistema de salud, tanto pública como privada, de un altísimo nivel, con unos hospitales y unos profesionales excepcionales. Esto es un hecho y nos coloca en los primeros puestos en Europa y a nivel mundial. En investigación, creo que todavía nos falta un poquito más, que aún no entendemos del todo su importancia y tenemos una financiación insuficiente.

Todavía tenemos un trabajo grande por hacer como país para darnos cuenta de la importancia que tiene la ciencia y los científicos

La fortaleza principal en ambos ámbitos son las personas que trabajamos en ellos, que lo hacemos con mucha ilusión y con mucho esfuerzo. Nuestra mayor debilidad son los recursos, el déficit de recursos que dificulta nuestra labor y hace que ciertas cosas se tengan que hacer a costa de la buena voluntad de los profesionales y de su esfuerzo. Esto se puede mantener hasta cierto punto, pero a largo plazo es impensable.

¿Cómo cree que serán los tratamientos oncológicos dentro de 10 o 20 años? ¿Cuáles van a ser los principales cambios con respecto a hoy?
La oncología está viviendo un momento apasionante. Hay pocas especialidades que realmente puedan decir que en 10 o 20 años la enfermedad que estamos tratando e investigando va a cambiar radicalmente. En oncología estamos viendo cómo la medicina está cambiando a pasos agigantados.

Entonces, ¿qué es lo que va a cambiar? Yo creo que de verdad vamos a entender bien el tumor de cada paciente y vamos a saber dar tratamientos mucho más dirigidos para ese paciente en concreto. Vamos a contar con nuevos tratamientos que hasta ahora no disponíamos, terapias inteligentes, por decirlo de alguna manera, inmunoconjugados, terapias inmunes que despierten el sistema inmune del individuo, combinaciones de ambos. También tendremos una mayor facilidad para saber cuándo hacer combinaciones, para ver cuándo están apareciendo resistencias con la biopsia líquida y cambiar
el tratamiento… Ahora mismo estamos en un entorno en constante revolución, con fármacos cada vez mejores y cada vez con más entendimiento de cómo funciona el cáncer, lo que nos permite personalizar los tratamientos. Eso es lo principal, entender cómo funciona el cáncer para poder atacarlo de manera más eficaz.

Según la Dra. Elena Garralda, lo principal es entender cómo funciona el cáncer para poder atacarlo de manera más eficaz

¿Cómo cree que será su situación profesional dentro de 10 años?
Vuelvo a lo que te decía antes sobre que las personas son la mayor fortaleza en nuestro sector, los equipos. Yo, dentro de 10 años, espero seguir trabajando con un equipo estupendo porque los éxitos no surgen a nivel individual. La investigación es colaboración. Yo estoy haciendo esta entrevista, pero solo soy la cara visible de un equipo muy grande. No estaría aquí sin el trabajo de otras muchas personas, que hacen posible que se puedan hacer ensayos clínicos, que se incluyan pacientes en ellos, que se puedan poner los tratamientos, que se recojan los datos, etc. Entonces, en los próximos 10 años, espero que mi equipo sea cada vez más fuerte y mejor, que consigamos estar en la punta de los avances del tratamiento del cáncer. Así es como me gustaría estar en 10 años.

¿Cuáles cree que son los problemas más urgentes que afectan a nuestro sistema sanitario?
Yo creo que el primero son los recursos, el dotar a las infraestructuras de los recursos que se necesitan y entender que la investigación es también una parte fundamental de la asistencia. La verdadera calidad asistencial, el verdadero mejor tratamiento que vamos a poder dar a un paciente es la investigación. De nada te sirve tener unas estructuras si luego no puedes dar esa medicina de calidad. Y para eso necesitas recursos, necesitas personal que esté reconocido y cuidado, necesitas que la sociedad entienda la importancia de lo que estás haciendo. Esto es lo primero que hay que solucionar.

Noticias complementarias