Inicio ASP Estrategias basadas en la evidencia e implementadas a nivel global conseguirían reducir...

Estrategias basadas en la evidencia e implementadas a nivel global conseguirían reducir el tabaquismo. Dr. José Antonio Alarcón

tabaquismo

..Dr. José Antonio Alarcón Duque, miembro de la Asociación de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardiaca de la Sociedad Española de Cardiología.
El consumo de tabaco sigue siendo uno de los principales causantes a nivel mundial de enfermedades evitables, originando aproximadamente el 12% de las muertes en todo el mundo entre las personas de 30 años o más. En plena pandemia Covid-19, y teniendo en cuenta que las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la primera causa de mortalidad en los países desarrollados, se publicó el 26 de mayo 2021 un documento conjunto de la ACC (Asociación Americana del Corazón), la ESC (Sociedad Europea de Cardiología) y la WHF (Federación Mundial del Corazón) que es conveniente recordar hoy en día. Este documento pedía una mayor acción a escala mundial para poner fin a la epidemia de tabaquismo.

En dicho documento, estas organizaciones instan a los gobiernos a tomar medidas inmediatas para implementar el marco MPower de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que describe seis enfoques de política esenciales probados para reducir el consumo de tabaco: monitorizar el consumo de tabaco y las políticas de prevención, proteger a las personas del humo del tabaco, ofrecer ayuda para dejar el consumo de tabaco, advertir sobre los peligros del tabaco, hacer cumplir las prohibiciones de publicidad, promoción y patrocinio del tabaco, y aumentar los impuestos sobre el mismo.

El dictamen conjunto esboza estrategias integrales de prevención del tabaco que son necesarias para implementar plenamente el marco MPower

El dictamen conjunto esboza estrategias integrales de prevención del tabaco que son necesarias para implementar plenamente el marco MPower, que incluyen:

  1. Reducir la concentración de nicotina en todos los productos de tabaco combustibles.
  2. Investigación adicional para comprender los impactos de la nicotina en la salud en el sistema cardiovascular y los efectos a largo plazo de los cigarrillos electrónicos.
  3. Aplicación de sistemas sólidos y evaluaciones previas a la comercialización de todos los productos de tabaco.
  4. Fuerte regulación de la comercialización de la industria tabacalera para garantizar que no se hagan declaraciones falsas de propiedades saludables sobre productos que no han sido investigados y autorizados a fondo a través de la revisión regulatoria.
  5. Mayor acción global para eliminar del mercado todos los productos “que enmascaren” el sabor a tabaco.
  6. Aumentar el precio de todos los productos de tabaco, a través de impuestos especiales y otros medios.
  7. Campañas de contra-marketing dirigidas a los jóvenes para reducir eficazmente el consumo de tabaco entre ellos.
  8. Acceso a servicios integrales, basados en la evidencia, para dejar de fumar, como una alternativa más segura para, por ejemplo, los adultos que desean dejar de fumar cigarrillos electrónicos.

La nicotina también afecta el desarrollo del cerebro y plantea peligros para los jóvenes, las mujeres embarazadas y el feto en desarrollo

A pesar de las reducciones globales en el consumo de tabaco, la creciente popularidad de los cigarrillos electrónicos y otros productos de tabaco más nuevos (algunos incluyen “enmascaradores de sabor”) que atraen a los jóvenes amenazan el progreso hacia el fin del consumo de tabaco y la adicción a la nicotina. Los países deben regular eficazmente los cigarrillos electrónicos y otros productos de tabaco emergentes para proteger a los jóvenes y mejorar la salud pública en todo el mundo. La nicotina puede causar graves riesgos para la salud del sistema cardiovascular en todas las etapas de la vida.

Recordemos que la nicotina puede aumentar la presión arterial, la frecuencia cardiaca y el flujo de sangre al corazón de una persona, estrechar las arterias y endurecer las paredes arteriales, lo que a su vez puede provocar un ataque cardiaco. La nicotina también afecta el desarrollo del cerebro y plantea peligros para los jóvenes, las mujeres embarazadas y el feto en desarrollo. Es necesario que haya una mayor comprensión de los impactos de la nicotina en la salud cardiovascular y los productos de administración de nicotina en los niños y a los jóvenes. Las estrategias basadas en la evidencia que se han implementado con éxito en países de todo el mundo, desde la regulación gubernamental hasta los impuestos al tabaco y la financiación de programas de prevención y cesación, marcarían una enorme diferencia si se implementaran a escala global.

Enlaces de interés: