Inicio ASP El Vall d’Hebron administra por primera vez su propia terapia experimental con...

El Vall d’Hebron administra por primera vez su propia terapia experimental con células TIL frente al cáncer

Equipo de investigadores y médicos desarrolladores del ensayo con la terapia experimental académica con células TIL

..Redacción.
El tratamiento del cáncer con linfocitos limitantes de tumor (TIL) es un tipo de terapia avanzada aún experimental. Ahora el Hospital Universitari Vall d’Hebron de Barcelona se ha sumado a los pocos centros en el mundo que desarrollan ensayos clínicos con esta terapia, que se usa para tratar el melanoma mestatásico, pero con la particularidad de que el medicamento lo ha desarrollado el Grupo de Inmunoterapia e Inmunología de VHIO, no se trata de una terapia comercial, y de que la terapia se administra a pacientes con tumores sólidos.

El tratamiento del cáncer con linfocitos limitantes de tumor (TIL) es un tipo de terapia avanzada aún experimental. «Se trata de crear un ejército de células del propio paciente para que nos ayude a atacar de forma más eficaz el tumor»

El grupo de investigadores dirigido por la Dra. Alena Gros, con el apoyo del Programa Integral de Inmunoterapia e Inmunología (CAIMI) impulsado por la Fundación BBVA, lleva años investigando las respuestas antitumorales producidas de forma natural por las células T contra mutaciones que ocurren en diferentes tipos de tumores, entre ellos los cánceres endometriales y otros tumores epiteliales no resecables.

«Se trata de crear un ejército de células del propio paciente que nos ayude a atacar de forma más eficaz al tumor», explica la Dra. Elena Garralda, directora de la Unidad de Investigación de Terapia Molecular contra el Cáncer (UITM) – CaixaResearch. Son linfocitos que penetran en el tumor y que, una vez reactivadas en el laboratorio, son capaces de reconocer células tumorales y destruirlas.

Son linfocitos que penetran en el tumor y que, una vez reactivadas en el laboratorio, son capaces de reconocer células tumorales y destruirlas

El VHIO explica que la preparación de este tratamiento se realiza de manera personalizada, para cada paciente. Pasa como mínimo un mes y medio desde que se obtiene la biopsia tumoral a partir de la cual se obtienen los TIL del paciente candidato hasta que este recibe su tratamiento. «Es el tiempo que hace falta para poder expandir una cantidad suficiente en el laboratorio para poder administrárselas de nuevo al paciente», explica la Dra. Garralda.

«Durante este periodo el paciente sigue con su tratamiento habitual y en el momento en que este deja de responder, es cuando procedemos a la infusión de las células TIL, ya previamente preparadas», añade. Antes de la inoculación, es necesarion un tratamiento con quimioterapia a dosis altas que destruya los linfocitos que ya tiene, para dejar espacio para las nuevas células TIL.

Una vez infundidas las células TIL, los pacientes reciben varias dosis de interleukina-2, que contribuye a expandir y activar estas células, en una unidad con cuidados semiintensivos

Una vez infundidas las células TIL, los pacientes reciben varias dosis de interleukina-2 (IL-2), que contribuye a expandir y activar estas células. Este tratamiento genera efectos adversos que pueden tener una elevada toxicidad a corto plazo. Por eso se administran en la Unidad de Terapias Avanzadas en Hematología (UTAH) del Hospital Universitari Vall d’Hebron. es una unidad especializada y «pionera en nuestro país», señala el VHIO, que permite la administración de tratamientos de terapia celular con una atención de semiintensivos y desde una perspectiva multidisciplinar.

«Se trata de una terapia de última generación en inmunooncología, que requiere la participación de profesionales altamente cualificados de ámbitos diferentes. El trabajo en equipo, la coordinación y el apoyo de las distintas unidades son fundamentales para que un proyecto de estas características, pionero en España en su clase, salga adelante», ha afirmado Silvia Martín, Clinical Senior Manager en Terapias Avanzadas de VHIO.

«Es una terapia de última generación en inmunooncología, que requiere la participación de profesionales altamente cualificados de ámbitos diferentes»

La Dra Gros, que ha liderado el desarrollo preclínico de la terapia, señala que es «el primer paso de un camino». Los miembros del equipo son «conscientes de que no todos los pacientes responderán a esta terapia», pero confían en que «pueda ofrecer una nueva forma de avanzar en la medicina personalizada contra el cáncer».

Noticias complementarias