Inicio ASP Dominique Jordan: «El Congreso de Sevilla ayudará a que la profesión farmacéutica...

Dominique Jordan: «El Congreso de Sevilla ayudará a que la profesión farmacéutica salga más grande y mejor de esta pandemia»

dominique-jordan-presidente-fip-congreso-mundial-profesion-farmaceutica

..Redacción.
El presidente de la Federación Internacional Farmacéutica (FIP), Dominique Jordan, ha concedido una entrevista a iSanidad a un mes y medio del 80 Congreso Mundial de la federación que tiene previsto reunir a más 5.000 miembros de la profesión farmacéutica en Sevilla del 18 al 22 de septiembre. Un encuentro internacional cuya celebración estaba prevista para hace dos años y que la pandemia ha obligado a retrasar. Precisamente el Covid-19 estará muy presente en el Congreso.

La crisis sanitaria que ha provocado se ha tornado «en una oportunidad para que nuestra profesión demuestre su valor», afirma Jordan. La Federación trabaja para mostrar las evidencias del impacto del rol de la profesión farmacéutica y sus servicios en la pandemia y aboga «por una mejor integración en los servicios de salud». Sobre los efectos de la pandemia en los sistemas de salud, la aportación de la farmacia a su recuperación y los retos que enfrenta la sociedad y la profesión farmacéutica, habla el presidente de la FIP con iSanidad.

«Es mucho todo lo que la profesión farmacéutica ya contribuye a los sistemas de salud, pero también hay margen para desarrollar más esa contribución»

En el 80º Congreso Mundial de Farmacia y el XXII Congreso Nacional Farmacéutico de Sevilla se debatirá sobre la recuperación del sistema sanitario. ¿Cómo podría contribuir la farmacia a esta recuperación?
Es mucho todo lo que nuestra profesión ya contribuye a los sistemas de salud, pero también hay margen para desarrollar más esa contribución. Es más necesario que nunca, ya que la pandemia de Covid ha trastocado los servicios de salud y ha generado una carga adicional, incluido un aumento en las necesidades de atención de salud mental. Si sumamos guerras y situaciones de inseguridad alimentaria a este panorama, no puede sorprender que décadas de mejoras en los resultados de salud ahora estén bajo la amenaza de reversión.

En julio la Organización Mundial de la Salud y UNICEF publicaron nuevos datos sobre la disminución de la cobertura mundial de vacunas en 2021 que indican que 25 millones de bebés no han recibido las vacunas que salvan vidas. Imagine el impacto que esto tendrá en esos niños, en sus comunidades y en sus sistemas de salud.

«Sabemos que los farmacéuticos pueden ayudar a aumentar el acceso a la vacunación»

Sin embargo, sabemos que los farmacéuticos pueden ayudar a aumentar el acceso a la vacunación. No solo lo hemos visto durante la pandemia, sino que tenemos otros grandes ejemplos, como el de Sudáfrica, donde los farmacéuticos administran vacunas infantiles contra la poliomielitis y el sarampión en el marco de un programa ampliado de inmunización.

Podría dar muchos otros ejemplos del impacto de la profesión farmacéutica en todas las regiones del mundo cubriendo todas las áreas del objetivo tres (Salud y bienestar para todos) de los Objetivo de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. Incluye salud materna, enfermedades transmisibles y no transmisibles, desarrollo de vacunas y medicamentos y refuerzo de los equipos de trabajo de sanitarios.

«La profesión farmacéutica tiene un gran potencial para mejorar la prevención de enfermedades, la seguridad del paciente y el manejo de patologías no transmisibles»

Tenemos mucho de qué enorgullecernos. Pero para que la cobertura universal de salud se convierta en una realidad debemos aumentar la provisión de servicios de salud esenciales y acelerar la recuperación de nuestros sistemas de salud. La farmacia, a través de sus múltiples sectores y áreas de especialización, es vital para conseguirlo. La FIP cree que la profesión tiene un gran potencial, en particular, para mejorar la prevención de enfermedades, la seguridad del paciente y el manejo de enfermedades no transmisibles (incluida la detección temprana). Estas son tres de nuestras prioridades globales, que motivan nuestro trabajo para fortalecer el papel de la farmacia en la atención primaria.

¿Cómo se puede aplicar todo lo que las farmacias pueden aportar en la recuperación de los sistemas de salud?
La pandemia ha sido una oportunidad para que nuestra profesión demuestre su valor. Y creo que lo hemos hecho; nunca tantos mandatarios y ministros de sanidad han reconocido la contribución de la farmacia a la salud como ahora, con agradecimientos públicos. Hemos visto a la farmacia avanzar a un ritmo sin precedentes ampliando el alcance de nuestras actividades. Lo importante para nosotros ahora es aprovechar al máximo esta buena disposición y reconocimiento hacia la farmacia y mostrar la evidencia de nuestro impacto durante la pandemia para ampliar nuestro rol y nuestros servicios, así como abogar por una mejor integración en los servicios de salud.

«Queremos mostrar la evidencia de nuestro impacto durante la pandemia para ampliar nuestro rol y nuestros servicios y abogar por una mejor integración en los servicios de salud»

La FIP ha estado recopilando toda esta evidencia junto con los cambios logrados en nuestros tres objetivos globales, con los que nos comprometimos en la Declaración de Astaná, en seis regiones. Proyectamos organizar una cumbre de ministros de salud en 2023 en la que presentaremos todas estas evidencias. Creo que esta es la estrategia correcta hacia un futuro brillante para nuestra profesión. Pero debemos invertir más en nuestra fuerza laboral y en sistemas de salud. Para conseguirlo, la FIP ha estado haciendo campaña en asociación con otras profesiones de la salud. Las colaboraciones son una parte importante de la estrategia.

¿Qué aprendizajes han extraído de la pandemia de Covid-19?
Quizás la mayor lección que hemos aprendido es que la cooperación internacional es crucial para encontrar soluciones efectivas y sostenibles no solo para el Covid-19, sino también para los muchos otros problemas de salud que enfrentamos. El Covid-19 nos ha abierto los ojos a las vulnerabilidades de nuestros recursos humanos sanitarios, a las debilidades de nuestros sistemas de salud, a la importancia de abordar la inequidad en el acceso a medicamentos y vacunas y a la desinformación.

«Un año antes de la pandemia, a los investigadores que proponían trabajar en una vacuna para los coronavirus les resultaba difícil conseguir financiación. Si hubiéramos tenido una vacuna ya disponible, las cosas hubieran sido muy diferentes»

La pandemia ha mostrado no solo la importancia de contar con suficientes profesionales de la salud para responder a la emergencia, sino también la importancia de la investigación farmacéutica y la esperanza que trae consigo. Un año antes de la pandemia, a los investigadores que proponían trabajar en una vacuna para los coronavirus, después del SARS y el MERS, les resultaba difícil conseguir financiación. Si en aquel entonces hubiéramos tenido una vacuna ya disponible, las cosas hubieran sido muy diferentes. La pandemia demostró que invertir en ciencia es una decisión prudente y que seguimos necesitando nuevos medicamentos que sean eficaces, asequibles y accesibles, así como nuevas vacunas.

Por otra parte, la pandemia ha puesto de relieve una serie de cuestiones éticas que tenemos que explorar. Debemos asegurarnos que estamos preparados para futuras pandemias. Es muy importante que se compartan las lecciones aprendidas, las experiencias y la evidencia relacionada con los avances logrados durante la pandemia, especialmente mientras los desafíos que ha traído el Covid aún están frescos en nuestra mente. Y la FIP es única en este sentido, ya que reúne a científicos, educadores y profesionales.

«Es muy importante que se compartan las lecciones aprendidas. Y la FIP es única en este sentido, ya que reúne a científicos, educadores y profesionales»

La práctica de la farmacia no puede existir sin la ciencia y la educación. Solo a través de la colaboración entre las tres áreas podemos garantizar la cobertura universal de la salud. Por eso invito a colegas de todos los sectores a unirse a nosotros en el Congreso de Sevilla para ayudar a garantizar que toda la profesión farmacéutica salga más grande y mejor de esta pandemia y para ayudar a dar forma a nuestras acciones futuras con el fin de que la atención farmacéutica que brindamos tenga los mejores resultados para la salud de nuestras poblaciones en todas partes.

¿A qué retos se enfrentará en el futuro la farmacia en todo el mundo?
Asegurarnos de que se alcance el reto tres de los Objetivos de Desarrollo Sostenible es un gran desafío, como ya he mencionado. Los desafíos y los cambios son constantes, ya sean inesperados como la pandemia de Covid-19 o más predecibles, como lograr un máximo aprovechamiento de las tecnologías digitales para la salud. La farmacia también tiene un papel que desempeñar para abordar los desafíos del cambio climático y la sostenibilidad. Una función central de la FIP es ayudar a todos nuestros miembros a conquistar esos desafíos para que puedan avanzar en la profesión farmacéutica en sus países en beneficio de sus poblaciones.

«En los últimos años hemos creado una serie de nuevas comisiones y foros para abordar los desafíos que enfrentamos y asegurar un futuro mejor»

La belleza de la FIP es nuestra amplia red global de expertos y profesionales, las excelentes relaciones que tenemos con todos los agentes implicados y nuestra agilidad. Por ejemplo, en la semana en la que Organización Mundial de la Salud declaró el brote de Covid-19 como una emergencia de salud pública de interés internacional, la FIP estableció un grupo de trabajo sobre Covid-19 y publicamos una guía muy necesaria para los farmacéuticos sobre el nuevo coronavirus.

En los últimos años hemos creado una serie de nuevas comisiones y foros para abordar los desafíos que enfrentamos y asegurar un futuro mejor. Por ejemplo, la Comisión FIP sobre Resistencias Antimicrobianas (AMR, por sus siglas en inglés) está impulsando acciones para enfrentar este problema. Otro ejemplo es nuestro Foro para Reguladores, que trabaja para apoyar la adopción más rápida de nuevas políticas de salud y farmacia donde sea necesario.

«Estamos trabajando para reducir la escasez de sanitarios prevista para 2030. Se cifra en una falta de 18 millones de trabajadores de la salud»

Nuestro centro de desarrollo de recursos humanos está trabajando para reducir la escasez de sanitarios prevista para 2030 y que se cifra en una falta de 18 millones de trabajadores de la salud. Compartimos nuestro trabajo, investigación y recursos con nuestros miembros para que estén empoderados frente a estos desafíos y nuevas tendencias.

Las farmacias pidieron poder administrar las vacunas frente al Covid-19. ¿Qué resultados se han obtenido en aquellos países donde las farmacias han vacunado?
Los países donde las farmacias y los farmacéuticos han podido vacunar han brindado a su población un mayor acceso a las vacunas del Covid-19 y, por lo tanto, una protección más rápida. Por ejemplo, la Unión Farmacéutica Irlandesa (IPU, por sus siglas en inglés) acaba de anunciar que desde que los farmacéuticos comenzaron a proporcionar vacunas contra el Covid-19 en junio de 2021 han administrado más de un millón de vacunas.

«Los países donde las farmacias y los farmacéuticos han podido vacunar han brindado a su población un mayor acceso a las vacunas del Covid-19»

Pero no se trata solo del Covid. Los farmacéuticos han sido activos en la administración de vacunas para muchas otras enfermedades, desde la gripe hasta el virus del papiloma humano. Sabemos que permitir que los farmacéuticos administren vacunas de la gripe sin receta aumentó la cobertura de vacunación en un 32% en Portugal. Más vale prevenir que curar. Y la vacunación es la segunda intervención de salud pública más eficaz después del agua potable. Como líder mundial en farmacia, la FIP continuará abogando por la expansión de la vacunación por parte de los farmacéuticos.

¿Cuáles son las principales fortalezas de la farmacia española?
Es muy apropiado que el 80 Congreso Mundial de la profesión farmacéutica se celebre en España. Es un ejemplo destacado del avance de la farmacia antes y durante la pandemia. El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (Cgcof) de España es miembro de la FIP desde hace casi 30 años. Su decidida actuación por el avance de la profesión es una enorme fortaleza de la farmacia española.

«Es muy apropiado que nuestro 80 Congreso Mundial se celebre en España, un ejemplo destacado del avance de la farmacia antes y durante la pandemia»

La amplia red de farmacias comunitarias del país también es una fortaleza, que permite un cómodo acceso a la atención de la población. Los modelos en España, logrados gracias a los esfuerzos del Cgcof, incluyen una dimensión social ampliada para los farmacéuticos que atienden a los más vulnerables, y esta es una perspectiva muy interesante.

Es muy merecido el reciente reconocimiento a muchas actuaciones de la farmacia durante la pandemia a través de la concesión de la Gran Cruz de la Orden Civil de Sanidad por parte del Ministerio de Sanidad de España. A Winston Churchill se le atribuye haber dicho «nunca dejes que una buena crisis se desperdicie» y felicitamos al Cgcof por aprovechar todas las oportunidades para hacer avanzar la farmacia en España, incluida su reciente comparecencia en el Congreso de los Diputados, donde presentó 10 propuestas de la profesión farmacéutica para los retos presentes y futuros del sistema nacional de salud. Este es un gran trabajo de promoción.

«El Congreso será un evento memorable. La farmacia española tiene muchas novedades que a los colegas de todo el mundo les interesará conocer»

Cada año, la FIP celebra su congreso mundial en un país diferente para brindar a los colegas de diferentes regiones iguales oportunidades de poder asistir. Estamos muy contentos de trabajar con el Cgcof de España en lo que será un evento memorable, no solo para los colegas de España y Europa, sino para la comunidad internacional. La farmacia española tiene muchas novedades que a los colegas de todo el mundo les interesará conocer.

Noticias complementarias