¡Qué envidia no tener a varios “Marta Temido” en España!

amazon-prime..Luis de Haro. Director general de iSanidad.
Marta Temido, hasta hace pocos días ministra de Salud de Portugal ha dimitido. La propia protagonista ha considerado que ya no cumple «las condiciones para el cargo«. El primer ministro, Antonio Costa, ha aceptado esta dimisión. “El primer ministro agradece todo el trabajo desarrollado por Marta Temido, muy en especial en el período excepcional del combate a la pandemia de Covid-19”.

¡Qué buen ejemplo el de la Dra. Marta Temido! Su experiencia en el sector la llevaron hasta el Ministerio. Es doctora en Salud Internacional por el Instituto de Medicina Tropical de la Universidad de Lisboa y maestra en Gestión y Economía de la Salud por la Facultad de Economía de la Universidad de Coímbra. Además, es licenciada en Derecho. Sin embrago, ella misma es la que considera que no debe permanecer en el Ministerio.

Marta Temido es la ministra de Salud de Portugal que ha dimitido porque no cumple las condiciones para el cargo

En España tenemos ministros, consejeros, gerentes y jefes de servicio que no cumplen las condiciones para su cargo y permanecen. De hecho, hay algunos que incluso mejoran sus cargos y sus sueldos a pesar de su terrible inoperancia. Hay algunos que no se van ni con agua caliente.

Los recientes casos de Patricia Lacruz o Salvador Illa son una muestra de que caminamos en sentido contrario. Patricia Lacruz parece haber dimitido por “motivos personales”, nada tiene que ver la compra de test defectuosos en plena pandemia. Tampoco hay mención de su mala relación con los laboratorios. Salvador Illa se marchó del Ministerio al PSC sin mencionar nada del sobrecoste de 10 millones en la compra de batas por el Ministerio de Sanidad en plena pandemia con él al frente. Fueron 500.000 batas que otras empresas las ofrecían por “sólo” un millón de euros. Tampoco dimitió por el fraude del comité de expertos. Ni rastro de “cumplir con las condiciones para el cargo”

Parece que los portugueses todavía nos llevan la delantera, como si fuera el siglo XIV o XV.

Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Especiales

Atención primaria

Sanidad privada

iSanidadental

Anuario

Accede a iSanidad

Síguenos en