El camino para convertir la sanidad pública en marca blanca

Marca-blanca

Marca-blanca..Luis de Haro. Director general de iSanidad.
Una de las frases que más daño ha hecho a la sanidad pública es decir que es gratuita. Nada más lejos de la realidad porque la sanidad pública no es gratuita, de hecho, tiene una de las mayores partidas económicas en todos los gobiernos autonómicos. Además, la sanidad pública no es ni low cost ni marca blanca. En España la sanidad pública es de altísimo nivel, es universal y se financia con impuestos.

Si entendemos como marca blanca una serie productos o servicios que ofrece el distribuidor, las comunidades autónomas en este caso, nos estaremos confundiendo. La sanidad pública, lejos de la marca blanca, es un servicio esencial del estado del bienestar, del que tanto pecho sacan todos los gobiernos. La sanidad pública es un bien que hay que cuidar.

La sanidad pública, lejos de la marca blanca, es un servicio esencial del estado del bienestar, del que tanto pecho sacan todos los gobiernos

Para mantener esta sanidad pública de alto nivel se deben exigir resultados, inversiones y satisfacción, a corto, medio y largo plazo. Profesionales, pacientes, y todo el universo sanitario debe valorar si es de altísimo nivel o es solo «servicio a la ciudadanía». Otros servicios públicos han sido capaces de avanzar y entender que tienen que adaptarse a lo que le pide la sociedad. Renfe o Correos son buenos ejemplos, son servicios que no se pagan con impuestos, se pagan por uso. La necesidad de financiación les ha hecho ser competitivos.

Son distintas las estimaciones sobre el gasto sanitario por persona en España. Los últimos datos aseguran que se destina a sanidad el 10% aproximadamente de su producto interior bruto, incluyendo la sanidad privada. En sanidad pública es el gasto está en torno a los 70.000 millones, algo más de 1.400€ por persona.

Con este dineral hay que apoyar a los profesionales, apoyar a los proveedores, apoyar a los inversores, apoyar a los pacientes… El sistema necesita apoyarse en todos y apostar por una sanidad fuerte, de futuro. No hacerlo será convertir la sanidad pública en una marca blanca, solo útil porque ya está pagada.

Enlaces de interés

Opinión

Multimedia

Especiales

Atención primaria

Sanidad privada

iSanidadental

Anuario

Accede a iSanidad

Síguenos en