¿Qué podemos esperar de las vacunas Covid-19 intranasales?: «Teóricamente tienen que funcionar mejor»

vacunas-intranasales-que-podemos-esperar

..Gema Maldonado.
El Ministerio de Sanidad acaba de poner fecha al inicio de la adminsitración de la cuarta dosis de vacuna del Covid-19, en este caso adaptada a la variante Ómicron, mientras China e India anuncian la aprobación de las primeras vacunas intranasales. Rusia, por su parte, ha dado el visto bueno para su uso de emergencia a una versión en spray de la Sputnik V, según publica Nature. Otros países como Cuba e Irán ya han probado en las últimas fases de estudio en miles del personas. Pero aún ninguna de las grandes compañías occidentales desarrolladoras de las actuales vacunas frente al Covid-19 han centrado sus esfuerzos en el desarrollo de este tipo de vía de administración. ¿Qué podemos esperar y qué no de las vacunas intranasales?

Aún hay pocas certezas en torno a las vacunas intranasales frente al Covid-19

Según explica el Dr. Vicente Larraga, científico del Laboratorio de Parasitología Molecular del Centro de Investigaciones Biológicas-Margarita Salas y desarrollador de uno de los proyectos de vacuna del Covid-19 del CSIC, las vacunas intranasales «teóricamente tienen que funcionar mejor» que las intramusculares frente al SARS-CoV-2. Pero se muestra cauto con estas primeras candidatas porque «una cosa es la teoría y otra cosa es hacerla y que funcione».

vacuna-española-Larraga

La primera de las aprobadas en China como dosis de recuerdo, desarrollada por la compañía Cansino, es una versión inhalada de su vacuna inyectada. Los resultados de su ensayo en fase III no se han publicado aún, aunque los primeros ensayos ofrecieron buenos resultados. Sin embargo, el profesor Larraga hace referencia a datos de la OMS que indicaban que los resultados de la administración de esta vacuna intramuscular en países africanos «han sido francamente poco brillantes, con una eficacia en torno a un 30%». «Puede que funcione mejor por vía intranasal, pero habrá que verlo», apunta.

«Una cosa es que sepamos que las vacunas intranasales funcionan en animales y los datos que tengamos sean muy prometedores, y otra es que realmente tengamos una vacuna que funcione»

Lo cierto es que hay poca experiencia con este tipo de vacunas en humanos. No así en animales. Uno de los casos es el uso de vacunas inhaladas frente a la leishmaniasis en perros, tal y como indica el profesor Larraga, desarrollador de una de estas vacunas. «Pero una cosa es que sepamos esto y los datos que tengamos sean muy prometedores y otra es que realmente tengamos una vacuna que funcione». Señala los desarrollos de vacunas inhaladas frente a la gripe. «Hasta ahora no están funcionando bien y no se sabe la razón. En este caso, el virus de la gripe tiene unos mecanismos de evasión que todavía se nos escapan», explica.

Sin embargo, confía en que las vacunas intranasales pueden ser las que consigan una inmunidad esterilizante y pronostica que «muy probablemente, al final tendremos una vacuna que sea inhalada». La clave de este tipo de administración está en su rapidez de actuación. Pero, ¿por qué pueden bloquear al virus antes? El profesor recuerda  que las vacunas actuales han demostrado que bloquean la replicación del virus a partir de las 48 horas desde la administración. En cambio con una vacuna intranasal o de administración oral, la cosa cambia.

Los expertos confían en que la eficacia de las vacunas intranasales o inhaladas será significativamente elevada con respecto a las intramusculares, por su capacidad para inducir respuestas inmunitarias adaptativas «extensas», tanto de los anticuerpos IgA secretores de la mucosa como de las células T de memoria residentes en este revestimiento de las vías respiratorias.

«Las inmunoglobulinas de las mucosas son IgA en lugar de IgG. Si la vacuna consigue activarlas y activa también las células T, van a bloquear el virus de inmediato y tampoco se va a transmitir a otras personas»

«Actuará más rápido, ya que el virus llega precisamente a las mucosas de las vías respiratorias. Si las células inmunitarias que van a detectar el virus están activadas, lo van a bloquear inmediatamente«. De esta forma, el SARS-CoV-2 no superaría la primera barrera que supone el revestimiento de la boca y de la nariz. «Las mucosas tienen una respuesta inmune distinta», continúa el Dr. Larraga. «De hecho, las inmunoglobulinas que se encuentran en ellas son diferentes, son IgA en lugar de IgG. Si la vacuna consigue activarlas y activa también las células T, van a bloquear el virus de inmediato y tampoco se va a transmitir a otras personas».

Uno de los puntos clave es ver si estas vacunas intranasales son capaces de estimular o no esas células T memoria. Un tipo de linfocitos que están demostrando su valor frente al Covid-19. «Ya se sabe que las personas que tienen muy buena activación de las células CD4 y CD8 tienen menos reinfecciones», apunta el Larraga, que señala la «relevancia» que la inmunidad celular tiene frente a este virus. Pero aún hay incógnitas por resolver. «¿Cuánto se activa por vía intranasal o por vía intramuscular o mediante administración transcutánea? Todavía no sabemos por qué se activa más o menos en cada caso», añade.

Si las vacunas intranasales funcionan como se espera de ellas «pueden ser el futuro frente a virus respiratorios»

Actualmente una veintena de candidatas vacunales inhaladas o intranasales se encuentran en ensayos clínicos de fase 1, 2 o 3. Se basan en vectores de virus, subunidades recombinantes y virus atenuados. La mayoría se desarrolla para utilizar mediante spray. Otras, como la de Cansino, se inhalan con un nebulizador por la boca o la nariz y la de India, desarrollada por Bharat Biotech, se administra mediante gotas en la nariz.

Entre las que se encuentran más avanzadas no se contabiliza ninguna desarrollada por los grandes laboratorios, como Pfizer. Solo la multinacional AstraZeneca cuenta con ensayos en fase I de su candidata en spray. Si este tipo de vacunas funciona como se espera de ellas «pueden ser el futuro frente a virus respiratorios», afirma el Dr. Larraga.

Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Especiales

Atención primaria

Sanidad privada

iSanidadental

Anuario

Accede a iSanidad

Síguenos en