La II Escuela de la Profesión Médica debate sobre innovación, resultados sanitarios y necesidades asistenciales

..Redacción.
El ejercicio de la medicina en la sanidad debe cambiar si queremos adaptarnos a las necesidades de los pacientes. Por este motivo, es fundamental que «en los próximos siete años haya un vuelco en la forma en la que la medicina, independientemente de la titularidad de la gestión, se está llevando a cabo hoy en día. Es necesario tener en cuenta la tecnología y la innovación, conocer las necesidades asistenciales, poner el foco en los resultados sanitarios y de salud o abordar la parte más profesional, como los aspectos vinculados a la formación». Así lo ha asegurado el Dr. Juan Abarca, presidente de la Fundación IDIS, durante su participación en la mesa redonda El ejercicio privado de la medicina en el 2030, enmarcada en la II Escuela de la Profesión Médica organizada por el Consejo General de Colegios de Médicos (Cgcom), que se ha celebrado en Santander.

El Dr. Juan Abarca ha explicado que en los próximos años se va a agudizar la cronicidad derivada de un envejecimiento progresivo de la población. Como consecuencia de esto, ha indicado que es imprescindible adecuar las estructuras, infraestructuras, procedimientos y procesos a la realidad sociodemográfica actual y futura. En esta línea, se espera una mayor necesidad de atención en el domicilio del paciente tanto de forma presencial como telemática. Así, se hará realidad el concepto de la asistencia líquida.

El Dr. Juan Abarca considera fundamental que en los próximos siete años haya un «vuelco» en la forma en la que se practica la medicina

Para el presidente de la Fundación IDIS, «además de la implantación ágil de la innovación, todos esperamos que haya continuidad asistencial mediante herramientas de interoperabilidad que involucren a todos los agentes implicados. Para ello, es imprescindible la compatibilidad e interconexión de los sistemas y herramientas informáticas. Esto redundará en una mejor asistencia, mejores resultados, mayor calidad y seguridad en las actuaciones y una mayor eficiencia de las mismas».

Por otro lado, se ha recalcado que el reto tecnológico no debe suponer un gasto, debe ser considerado como una inversión, que contribuye a hacer al sistema más sostenible y eficiente a la vez que aporta y facilita al profesional más tiempo para desarrollar su tarea principal, que es la asistencial, dentro del marco de la relación médico-paciente. Durante la sesión también ha quedado patente que los retos del sistema sanitario son múltiples y variados en términos de formación, adecuación estratégica de profesionales en número y cualificación, reconocimiento del esfuerzo y cumplimiento de objetivos, nuevos roles de las diferentes profesiones sanitarias o incorporación de otros profesionales a la actividad sanitaria (ingenieros, estadísticos, científicos de datos…), entre otros aspectos.

Para el presidente dela Fundación IDIS es necesario adecuar los procesos y procedimientos para unos mejores resultados sanitarios y de salud

En concreto, el Dr. Juan Abarca ha hecho referencia a las consecuencias de una inadecuación de las plazas de formación especializada MIR a las necesidades asistenciales reales. En los próximos años se va a producir un importante proceso de jubilaciones. Esto conllevará una fuerte competencia por los profesionales sanitarios entre el estamento público y el privado. Asimismo, y refiriéndose al sector privado, se ha mencionado la necesidad de actualización de las primas de salud, evitando las pólizas low cost, para reconocer el trabajo de los facultativos. «Para ello, sería necesario incrementar los honorarios de una forma progresiva a la vez que se repercute en las primas porque en España el sector privado da muchísimas prestaciones por un coste muy bajo», ha afirmado.

«La atención a los resultados sanitarios cuantitativos y cualitativos (experiencia de paciente) va a ser la norma y se va a impulsar y potenciar el profesionalismo en el modus operandi, fomentando la puesta en práctica de valores inherentes a las profesiones sanitarias. La realidad requiere un cambio cultural también por parte de los profesionales y una adecuación de los procesos y procedimientos con la mirada puesta en la obtención de los mejores resultados sanitarios y de salud bajo parámetros de calidad, seguridad y eficiencia», ha concluido el Dr. Juan Abarca.

Noticias complementarias

Opinión

Multimedia

Economía

Accede a iSanidad

Síguenos en